Se encuentra en: El Parlamento / Las Cortes / Crónicas parlamentarias / Biografía del autor
19.03.2019
Crónicas escritas:

Begoña Oro

Begoña Oro nació en Zaragoza. Estudió piano y violín, Derecho y Humanidades, y un curso de postgrado en edición. Durante años trabajó en el mundo editorial, en Barcelona y en Madrid, como editora de libros prácticos, clásicos y, sobre todo, obras juveniles. Más tarde trabajó como responsable de Investigación y Comunicación en ediciones SM. Desde el año 2002, trabaja como escritora, traductora y ponente especializada en literatura infantil y juvenil (LIJ) y lectura. Ha impartido talleres de lectura en Centroamérica, España y recientemente en Miami. Es autora de obras de literatura infantil y juvenil como Las sonrisas perdidas o Aragón de la A a la Z, artículos, libros de texto (Lecturas, Lengua, Conocimiento del Medio, Matemáticas), materiales escolares, obras de divulgación, adaptaciones y materiales de comunicación y marketing editorial. Cientos de miles de niños han aprendido a leer con libros escritos o antologados por ella como Lecturas para dormir a un rey o Ensalada de letras y otros tantos han sido torturados con sus cuadernos de vacaciones Supervacaciones con los Croqueto, agentes secretos o Supervacaciones con el Capitán Cucurucho. Con su libro Pomelo y limón ganó el Premio Gran Angular 2011 y también el premio Hache, concedido por un jurado compuesto por más de mil jóvenes. Además ese año el libro ocupó los primeros puestos de todos los rankings de mejores libros de literatura juvenil. Su novela juvenil Croquetas y wasaps fue incluida en la lista de los diez mejores libros juveniles (2013) publicada por El País. Ha sido columnista en Heraldo de Aragón (Heraldo Domingo) y colabora en Heraldo Escolar. Actualmente reside en Zaragoza. Ha publicado cientos de libros pero solo tiene un hijo y se le mueren todas las plantas así que ni piensa probar con los árboles. Cree en la compensación. Algunos hitos de su vida una vez dijo en un discurso: “Animo a todo el mundo a ser lo que es”, y luego añadió: “Bueno, usted no, Alteza”. Otra vez subió al Himalaya. Otra vez se asomó por el balcón del ayuntamiento de Zaragoza durante el Pregón de las Fiestas del Pilar (a su padre, el científico Luis Oro, acababan de colgarle la Medalla de Oro de la ciudad). Muchas veces vendió libros en la plaza de Los Sitios en el mercadillo de la AECC. Otra vez fue invitada a la entrega del Premio Cervantes y se inclinó a besar a Ana María Matute. Otra, Antonio Banderas presentó un libro suyo en un hotel en Cancún. Otra, unos niños le pidieron que les firmara un autógrafo en la mano y prometieron no lavársela jamás. Otra vez, no hace tanto, ganó una carrera de sacos en el Valle de Lierp. Otra vez grabó un book-trailer bajo la dirección de Fernando Sancho. Durante el rodaje casi fallece por el ataque de una vaca y, más tarde, por congelación. El book-trailer puede verse en Youtube escribiendo en el buscador “croquetas y wasaps”.