Actualidad

Nota de prensa

Los alcaldes del Maestrazgo piden en las Cortes apoyo institucional a las energías renovables

Los alcaldes del Maestrazgo piden en las Cortes apoyo institucional a las energías renovables
La asociación “Viento Alto”, que agrupa a doce municipios de esta comarca turolense, defiende que la implantación de parques eólicos y fotovoltaicos puede convivir con otras actividades, como el turismo y la ganadería

Doce ayuntamientos de la comarca del Maestrazgo han pedido apoyo institucional a los proyectos de energías renovables que están previstos en su territorio. Los alcaldes de Cantavieja, La Iglesuela del Cid, Bordón, Villarluengo, Tronchón, Fortanete, Puertomingalvo y La Cuba han participado en la comisión de comparecencias ciudadanas de las Cortes de Aragón para solicitar a los diputados el impulso necesario para que estos proyectos salgan adelante. 

Agrupados en la asociación de municipios “Viento Alto”, los alcaldes han pedido ser protagonistas en la ordenación de sus territorios, y han recordado que las renovables son un “tren que no pueden perder”. El alcalde de Cantavieja, Ricardo Altabás, ha asegurado que “para hacer una tortilla hay que romper huevos” y que son conscientes de que los aerogeneradores van a tener afección paisajística, pero “en la balanza de pros y contras, consideramos que es un mal necesario”  

Fernando Safón, alcalde de La Iglesuela del Cid -localidad de 410 habitantes donde está prevista la construcción de dos parques eólicos- ha afirmado que la creación de 6 puestos de trabajo “es como la Opel para Zaragoza”. “Déjennos romper el huevo”, ha pedido a los diputados. 

Los dos responsables municipales han destacado que los proyectos cuentan con la aprobación “casi unánime” entre los vecinos. “Cuando pedimos esto es porque es lo que quieren los habitantes de nuestros territorios”, han asegurado. Safón y Altabás han reiterado que los municipios son los principales interesados en la preservación del paisaje y han señalado que gran parte de los beneficios generados por los parques eólicos y fotovoltaicos se reinvertirán en los propios municipios. Pero, han recordado, el tiempo se acaba y “no hay un plan B”. 

La portavoz del grupo socialista, Carmen Soler, ha apostado por aprovechar los recursos naturales de estos territorios -el viento y el sol- como una forma sostenible de garantizar su futuro. La diputada ha lamentado que “cuando soplan vientos de cambio, algunos construyen muros" en alusión a los partidos que cuestionan las energías renovables como motor de desarrollo. Soler también ha pedido a los grupos “sumar y aportar” porque, ha recordado, “no existe una receta mágica y merece la pena intentarlo”.  

Desde el Partido Popular han defendido el derecho de los pueblos a tener un futuro mejor y a aprovechar sus recursos. Su portavoz José Antonio Lagüéns ha calificado como “rocambolesco” que en Aragón se siga dudando si se construyen los parques eólicos, y ha puesto como ejemplo los casos de Francia o Dinamarca, donde está regulado por ley que los ingresos de las renovables reviertan en el territorio “hasta un 40%”.   

En Aragón hay sobre la mesa 472 proyectos de renovables, como ha afirmado el grupo parlamentario de Ciudadanos, que ha abogado por aprovechar la “ventaja competitiva” de la Comunidad autónoma, cuya portavoz Elisa Sacacia cree “indudable”. El partido naranja ha pedido “pensar bien” dónde colocar cada parque eólico y fotovoltaico, que ha considerado esenciales para conseguir un equilibrio justo entre los beneficios de las energías limpias y la preservación de los paisajes. 

Desde Podemos Equo se ha pedido que sea la gente la que decida cómo ordenar su territorio. Nacho Escartín ha criticado que el modelo actual permita que las decisiones las tomen “unos pocos” y ha denunciado el “oligopolio energético” que, ha dicho, controla el sistema energético de España. El portavoz de la formación morada ha asegurado que las energías renovables son una “oportunidad inmensa” que es necesario armonizar, porque en Aragón hay “agua, sol, viento y talento”, y ha planteado la posibilidad de que la gestión de estos proyectos se realice desde la administración pública. 

Chunta Aragonesista ha destacado que es “imprescindible” ordenar el territorio en lugares donde el paisaje y la biodiversidad “pueden sufrir daños irreversibles”. La diputada María Isabel Lasobras ha afirmado que las “macroinstalaciones” de parques eólicos y fotovoltaicos deberían incorporar un plan para generar empleo en la población local. Lasobras también ha resaltado la apuesta de su formación para la generación distribuida de energía y el autoconsumo. 

Santiago Morón, de Vox, ha asegurado que el modelo energético de España no está desarrollado, y ha lamentado que el único criterio que existe sea el seguimiento “a pies juntillas” de la agenda 2030.  Morón ha considerado que el crecimiento de las energías renovables no está bien regulado y que la falta de una estrategia definida “genera incertidumbre”. 

El Partido Aragonés, de la mano de su portavoz Jesús Guerrero, ha animado a los alcaldes del Maestrazgo a seguir en esta línea. “Es una oportunidad histórica no solo para fijar población, sino para atraer gente que quiera venir a nuestros pueblos”, ha dicho Guerrero, que ha asegurado que los parques eólicos generan empleo no solo durante su construcción y mantenimiento, sino que también mueven la economía de los municipios en otros sectores, como la hostelería y el comercio. 

Desde Izquierda Unida se ha criticado que los nuevos proyectos de renovables se estén desplegando “sin ningún tipo de planificación”. Álvaro Sanz ha apostado por la creación en Aragón de una estrategia completa para la implantación de estos proyectos en la comunidad autónoma. Sanz ha pedido que las energías limpias se conviertan en uan herramienta básica de democratización del sistema energético. 

Notas de prensa relacionadas: