Actualidad

Nota de prensa

La Comisión de Agricultura debate sobre las Saladas de Chiprana y la producción agroalimentaria

La Comisión de Agricultura debate sobre las Saladas de Chiprana y la producción agroalimentaria
PP y Vox han buscado el impulso al Gobierno de Aragón para reabrir el centro de interpretación del espacio natural bajoaragonés y en materia de importaciones y producción de cercanía, con dos propuestas que finalmente no han salido adelante

Las Cortes de Aragón han debatido esta tarde dos iniciativas, una presentada por el Partido Popular -sobre la reapertura del centro de interpretación de las Saladas de Chiprana- y otra del grupo parlamentario Vox -sobre política agroalimentaria y el mercado de importaciones, entre otros-. Ambas proposiciones han sido rechazadas en la Comisión de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, al recibir el voto en contra de los cuatro grupos que sustentan al Gobierno de Aragón, PSOE, Podemos, CHA y PAR.

 

El primero de los textos ha sido el presentado por el G.P. Popular, a través de su portavoz Antonio Romero, que ha indicado que la Dirección General de Cambio Climático y Educación Ambiental del Ejecutivo aragonés ha decidido no abrir el centro esta temporada alegando falta de visitantes. El diputado popular ha culpado a la directora general de que el centro permanezca cerrado y se ha preguntado si la gerencia tomaría la misma decisión si el alcalde de Chiprana no fuera del Partido Popular. 

 

La proposición no de ley ha sido rechazada con los votos en contra de PSOE, Podemos, PAR y Chunta Aragonesista. PP, Ciudadanos y Vox han votado a favor e Izquierda Unida se ha abstenido.  La diputada socialista Silvia Gimeno ha valorado que los centros de interpretación son “vitales” para proteger y dar a conocer las reservas naturales de Aragón, y ha recordado que desde el Gobierno de Aragón se apuesta de forma “clara” por el mantenimiento y puesta en marcha de estas instalaciones.

 

Desde el G.P. de Ciudadanos, Ramiro Domínguez se ha mostrado a favor de la iniciativa presentada por el Partido Popular porque, ha argumentado, los centros de interpretación llevan funcionando veinte años y “hay que darle un nuevo enfoque y diversificar su actividad” para que “vaya más gente a visitarlos”. 

 

Nacho Escartín, de Podemos Equo, ha lamentado que la iniciativa presentada por el PP haya servido, ha dicho, para el “ataque político” a la directora general de Cambio Climático y Educación Ambiental, y ha instado a los populares a solicitar una comparecencia en el Pleno para debatir este asunto “cara a cara”. Chunta Aragonesista ha manifestado el interés “real” por parte del Gobierno de Aragón y de la Dirección General de Cambio Climático y Educación Ambiental. Su representante, Joaquín Palacín, ha pedido “que todo el mundo ponga de su parte” para la reapertura del centro y ha recordado que todavía no se ha convocado al Patronato de este espacio natural. 

 

Desde Vox, su diputado Santiago Morón ha considerado que el gasto de 15.000 euros anuales “no es relevante” para justificar el cierre del centro, por lo que ha votado a favor de su reapertura. La diputada del Partido Aragonés Esther Peirat también ha pedido una reunión de la gestora del centro y ha defendido que se cambie el enfoque turístico y divulgativo para que se cumplan sus objetivos. El representante de Izquierda Unida Álvaro Sanz ha lamentado que este asunto haya sido utilizado como arma política entre el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Chiprana, lo que ha justificado para que su formación no tome parte en esta disputa. 

 

MEDIDAS DE PROTECCIÓN DEL SECTOR PRIMARIO Y DE LA PRODUCCIÓN AGROALIMENTARIA 

 

A lo largo de la tarde la Comisión también ha debatido una proposición no de ley del G. P. Vox sobre medidas de protección del sector primario y de la producción agroalimentaria, que ha sido rechazada con los votos en contra de PSOE, Podemos, CHA, PAR e IU. En defensa de la iniciativa, el diputado Santiago Morón ha incidido en que “la soberanía alimentaria, española y europea, no puede estar en manos de otros países” y ha pedido “las medidas necesarias para proteger el producto alimentario y a nuestros agricultores”. 

 

Ana Arellano (PSOE) ha defendido que desde el Gobierno de Aragón “se está haciendo un gran esfuerzo de promoción con campañas como `Aragón, alimentos nobles´, que logró un aumento de 23 puntos de notoriedad de los productos aragoneses”. Para el parlamentario popular Joaquín Juste, esta iniciativa “es un debate nacional que excede de nuestras competencias” y ha pedido que “las distorsiones de los mercados sean compensadas a través de fondos europeos, pero no con la Política Agrícola Común”. 

 

Desde Ciudadanos, Ramiro Domínguez ha añadido que “si tenemos este modelo, es porque se ha demostrado, incluso con sus deficiencias, que es el más eficaz”. Nacho Escartín (Podemos) ha asegurado que “los gobiernos están supervisando las importaciones” y ha defendido que “los agricultores y ganaderos están pidiendo precios justos para alcanzar rentas justas”. Carmen Martínez (CHA) ha manifestado que “hay que apoyar al pequeño agricultor y buscar el consumo de proximidad” a la vez que ha añadido que se debe “actuar en los precios para evitar los abusos que se producen”. 

 

Esther Peirat (PAR) ha asegurado que gran parte de los puntos de la proposición no de ley “ya se están realizando” por parte de los gobiernos y que la política comercial “es competencia exclusiva de la Unión Europea”. Para Álvaro Sanz (IU), “el problema es un modelo en el que hemos puesto en manos de un mercado internacional algo tan básico como es la alimentación” y ha aportado como solución “un cambio de modelo que ponga en el centro al agricultor”. 

Notas de prensa relacionadas: