Actualidad

Nota de prensa

El responsable de Ordenación del Territorio defiende que el Fondo de Cohesión Territorial es un “instrumento eficaz” en la lucha contra la despoblación

El responsable de Ordenación del Territorio defiende que el Fondo de Cohesión Territorial es un “instrumento eficaz” en la lucha contra la despoblación
José Manuel Salvador, durante su comparecencia ante la Comisión sectorial del Parlamento aragonés, ha destacado, además, entre las líneas de actuación de esta línea de ayudas, la “mejora de viviendas de titularidad municipal” para “activar y enfocar hacia el alquiler”

El director general de Ordenación del Territorio, José Manuel Salvador, en su comparecencia de esta tarde ante la Comisión de Vertebración del Territorio de las Cortes de Aragón, a instancia del G. P. Popular, ha asegurado que “lo importante es consolidar el Fondo de Cohesión Territorial y, a partir de ahí, avanzar y mejorar para contar con mayor financiación”, aunque “no importa solo la cantidad, sino también la calidad, y es algo que podemos apreciar todos los años con el FITE”.

 

En este sentido, Salvador ha explicado que el fin último de estos fondos es “financiar pequeños proyectos que contribuyan al desarrollo de municipios y comarcas de Aragón a través de iniciativas locales o microproyectos”. “De una manera u otra, más de doscientos municipios han tenido relación o contacto con estos fondos”, ha señalado, al tiempo que ha defendido que “ambas convocatorias se han revelado como un instrumento eficaz para luchar contra la despoblación” y, en esta ocasión, también como “lucha contra la COVID-19 en el medio rural”.

 

En cuanto a las líneas de este fondo, el responsable de Ordenación del Territorio ha destacado las de viviendas y nuevos pobladores, y ha puesto como ejemplo al municipio de Molinos (Teruel), en el que “hubo casi treinta actuaciones de mejora de viviendas en 2018”. “Se trata de una apuesta importante para sentar población y facilitar el alquiler de viviendas de titularidad municipal y apoyar a localidades que tienen vivienda en mal estado”, ha detallado.

 

Asimismo, Salvador ha hecho hincapié en que “las subvenciones se convocan en concurrencia competitiva” con objetivos como el “fomento del empleo y los servicios a la población residente, el autoempleo femenino, la actitud positiva hacia el medio rural mediante campañas de sensibilización y la apuesta por la oferta cultural desestacionalizada en nuestros pueblos”.

 

En última instancia, el director general ha reiterado que “los fondos podrían aumentar, pero como Administración no podemos minusvalorar este tipo de ayudas, que siempre serán complementarias a otras de carácter sectorial”. “Los Fondos de Cohesión Territorial no van a resolver la problemática del ámbito rural, pero casi el cuarenta por ciento de los municipios aragoneses se van a poder beneficiar de ellos”, ha concluido.

 

El portavoz sectorial del grupo proponente, Joaquín Juste, en relación con el Fondo de Cohesión Territorial, ha denunciado que las cantidades “no son las que a todos nos hubieran gustado”. “Faltan fondos, con esto es poco lo que podemos hacer, y yo esperaba más de CHA”, ha apuntado durante su participación en el debate de la Comisión como portavoz solicitante.

 

El socialista Fernando Sabés ha explicado que “es importante contar con un fondo que tiene unos índices y establece claramente qué municipios pueden optar a él”, ya que, “a veces, cuando se conceden subvenciones se suelen primar aquellas localidades donde hay más capacidad de negocio” e, “indirectamente, le hacemos un flaco favor a la despoblación”. La voz de Ciudadanos en la Comisión la ha puesto Carlos Ortas, quien ha puesto en valor “la partida dedicada a rehabilitación de vivienda municipal” porque “existen municipios en lo que hay vivienda de titularidad municipal y por falta de fondos no se pueden activar y enfocar al alquiler”.

 

Marta Prades, por parte de Podemos, ha defendido que el Fondo “se trata de una herramienta potente” para “asentar población y traer nuevos pobladores al territorio”, al tiempo que ha asegurado que, desde su grupo parlamentario, comparten “al cien por cien los objetivos marcados en él”. El diputado de CHA, Joaquín Palacín, ha puesto en valor el Fondo porque “es un instrumento para luchar contra la despoblación y contra las consecuencias sociales que la COVID-19 ha generado durante este último año”. “Es pasar a la acción y llevar a cabo medidas después de un período de planificación”, ha sentenciado.

 

El portavoz de Vox, Santiago Morón, ha manifestado que “quizás el título de Fondo de Cohesión Territorial sea demasiado pomposo para la dotación económica que sustenta”, al tiempo que ha preguntado al director general “por qué las actuaciones en materia de rehabilitación de vivienda no son abordadas por la Dirección General de Vivienda”. Esther Peirat (PAR) ha afirmado que “debatimos nuevamente sobre el principal problema que afecta a Aragón de manera crónica desde hace muchas décadas, y es la despoblación”, pero “ahora lo que exigen los aragoneses es pasar de las palabras a los hechos”. El diputado de IU, Álvaro Sanz, ha incidido en que “habrá garantía de superación, sobre todo, en lo que responde al volumen económico de estas ayudas” y “se deberán suplementar con nuevos créditos”. “Me gustaría que este Gobierno se tomase en serio la transversalidad de las políticas públicas”, ha apuntado.

Notas de prensa relacionadas: