Actualidad

Nota de prensa

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales afirma que la Estrategia Aragonesa para la Recuperación Social y Económica es "un ejemplo de consenso"

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales afirma que la Estrategia Aragonesa para la Recuperación Social y Económica es
Mariví Broto ha informado del desarrollo del acuerdo, firmado hace un año, ante la Comisión de Servicios Sociales, destacando que de las 273 medidas contempladas, su Departamento, con 25, es el que más tiene asignadas de forma directo, dato que demuestra “lo mucho que le importan los ciudadanos al Ejecutivo aragonés”

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, Mariví Broto, ha destacado esta mañana que la Estrategia Aragonesa para la Recuperación Social y Económica “ha sido una lección de cómo se tienen que gestionar las cosas, con acuerdo y consenso”, y que los datos “demuestran claramente que este Gobierno ha tenido respuesta a las personas con dificultades”. Broto ha afirmado que la Estrategia no solo se hace “para mejorar la economía”, sino también para que el crecimiento sea “justo y solidario para todos los ciudadanos”.

 

En su comparecencia en la Comisión de Ciudadanía y Derechos Sociales, la responsable del Departamento ha destacado que se ha trabajado “con mucha velocidad y mucha urgencia” ante la situación de pandemia, y que las prestaciones “están llegando a más de 37.000 aragoneses”, lo que supone una inversión de 83,7 millones en lo que es “una apuesta clara de este Gobierno por la atención a las personas más desfavorecidas”. La consejera también ha remarcado que se debe cambiar el modelo de residencias, con un sistema “que se centre en la atención a las personas”, para lo que se destinarán 23 millones de euros provenientes de los fondos de resiliencia. Y ha destacado que se invertirán otros 19 millones en mejorar la atención a las personas dependientes, cuya lista de espera para la valoración “se ha reducido de nueve mil personas a cinco mil” en los últimos siete meses.

 

La diputada del G.P. Popular Marián Orós, que había solicitado la comparecencia de la consejera, le ha preguntado por el “momento procesal” en que se encuentra la Estrategia, y ha afirmado que “es necesario que se pongan plazos y presupuesto”, porque “cientos de familias están esperando a que se desarrolle completamente la Estrategia”.

 

Orós ha asegurado que “el discurso es muy bueno, pero los hechos objetivos no lo demuestran” y ha puesto como ejemplo que solo una de cada tres solicitudes de Ingreso Mínimo Vital se han aprobado en Aragón (de las 25.000 solicitudes, según sus datos, 18.000 han sido rechazadas). También ha recordado que, comparando los datos con el año pasado, en el actual hay 2.130 aragoneses menos que perciben alguna ayuda.

 

Pilimar Zamora, del PSOE, ha destacado que el porcentaje de cumplimiento de la Estrategia “responde a un Gobierno de Aragón comprometido con la hoja de ruta”, y ha criticado al Partido Popular por “no realizar ni un solo gesto de reconocimiento al trabajo” del Departamento. “La Estrategia fue todo un hito, un ejemplo, de lo que supone el consenso” ha recordado Zamora, porque la política “tiene sentido para los ciudadanos cuando llegamos a acuerdos, esperan de nosotros una política útil”.

 

La diputada de Ciudadanos, Loreto Camañes, se ha preguntado cuáles son las medidas prioritarias para la consejera y cuál es el grado de cumplimiento de la Estrategia. Camañes ha recordado que, un año año después de la firma del documento, en la calle “se siguen viendo situaciones de vulnerabilidad”. También se ha mostrado muy crítica con la intervención del diputado de Vox, al que ha tildado de “populista”.

 

Vanesa Carbonell, de Podemos Equo, ha valorado positivamente el trabajo de la Consejería de Ciudadanía durante la aplicación de la Estrategia, y ha calificado como “imprescindibles” las veinticinco medidas previstas para el Departamento, especialmente las relativas a la potenciación de los cuidados de las personas mayores y el sistema público de residencias, porque “solo lo público nos salva”, ha afirmado.

 

La portavoz de Chunta Aragonesista, Carmen Martínez, ha recordado que en el documento todos los partidos políticos “rebajaron sus expectativas en un momento en que era difícil valorar el impacto de la pandemia”, y ha afirmado que la eficacia de las medidas “requiere tiempo para que den su fruto”.

 

El G.P. de Vox, a través de su portavoz David Arranz, ha recordado que su partido no participó en esa Estrategia, por la “desconfianza que les transmitió la falta de transparencia”. Arranz ha afirmado que “se han cumplido nuestros peores augurios, porque el Gobierno se sirve de esta Estrategia para su propaganda política” y ha arremetido contra el resto de partidos de la oposición a los que ha calificado de “palmeros”.

 

El representante de Izquierda Unida, Álvaro Sanz, ha incidido en que la Estrategia fue “un mensaje cargado de simbolismo, que se sustentaba en el consenso”, y ha lamentado que el crecimiento de ese plan no se ha caracterizado por el acuerdo. “Resta credibilidad a este documento y a la acción del Gobierno” por la falta de consenso a la hora de gestionarlo, ha asegurado.

Notas de prensa relacionadas: