Actualidad

Nota de prensa

La Comisión de Educación debate sobre política lingüística y sobre la presencia de personal de enfermería en los centros docentes

La Comisión de Educación debate sobre política lingüística y sobre la presencia de personal de enfermería en los centros docentes
Tanto la iniciativa presentada por el PP sobre política lingüística como la propuesta para incluir personal de enfermería en los centros docentes de Ciudadanos han decaído con los votos en contra de PSOE, Podemos, CHA y PAR

La Comisión de Educación, Cultura y Deportes ha rechazado este martes, con los votos en contra de los partidos que sustentan al Gobierno, una moción del PP para eliminar la Dirección General de Política Lingüística y traspasar sus competencias la Dirección General de Patrimonio. 

 

La diputada del G.P. Popular Pilar Cortés ha sido la encargada de presentar la moción, y para su defensa ha argumentado que “la riqueza lingüística de Aragón merece estar en otra dirección general, que es la de Patrimonio”. “Debe ser conservada, respetada y defendida”, ha dicho, y esta dirección general “es donde mejor se haría esta tarea”. Cortés ha dicho que durante la elaboración de los presupuestos “es el momento adecuado para cambiar el destino de los 78.000 euros que cuesta esta Dirección General de Política Lingüística". 

 

Ignacio Urquizu, del G.P. Socialista, ha asegurado que el Gobierno de Aragón cree en el trabajo que se está haciendo en la Dirección General de Política Lingüística, y ha recordado que el Gobierno popular destinó a la difusión y promoción de las lenguas propias 10.000 euros en 2014 y 15.000 en 2015, “de los que no se ejecutó ni un euro”.   

 

Carlos Trullén, del G.P. Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía, ha afirmado que esta Dirección General “es una cesión al nacionalismo, concretamente al de Chunta Aragonesista”. “Es un caramelo que los socialistas le han dado a Chunta”, ha asegurado Trullén, “un chiringuito político que dedica 160.000 euros de presupuesto y 80.000 a pagar a su director general”. 

 

Desde el G.P. de Podemos, Itxaso Cabrera ha señalado que “un repaso a la hemeroteca nos permite ver cómo el PP negaba la existencia del aragonés” y ha afirmado que su partido “defiende un Aragón diverso y plurilingüe” porque “hoy tenemos que defender más que nunca al aragonés”, ya que las políticas de la derecha “quieren destruirlo”. 

 

Isabel Lasobras, de Chunta Aragonesista, ha subrayado que “la situación del aragonés es crítica, pero estamos a tiempo de salvarlo”, y ha dicho que con esta moción “lo que quieren es llevar al aragonés a un museo o a un archivo, que es lo que hace la Dirección General de Patrimonio”.  

 

El diputado de Vox David Arranz ha recordado que su partido “siempre ha estado en contra de la existencia de esta Dirección General” y ha afirmado que “el aragonés es una lengua artificial, y proponemos el respeto y conservación de las distintas fablas pirenaicas y modalidades del Aragón oriental”. 

 

El G.P. Aragonés, con la intervención de su diputada Esther Peirat, ha defendido la “coherencia” de mantener la Dirección General de Política Lingüística, y que la “promoción y protección de las lenguas propias de Aragón están recogidas en la Constitución Española y en nuestro Estatuto de autonomía”.

 

PERSONAL DE ENFERMERÍA EN LOS CENTROS DOCENTES

 

La Comisión sectorial también ha debatido esta mañana una proposición no de ley de Ciudadanos para garantizar la presencia de personal de enfermería en los centros docentes, que ha decaído con los votos en contra de PSOE, Podemos, CHA y PAR. El texto de impulso ha contado con una enmienda de los grupos que integran el Gobierno, que no ha sido aceptada por parte del portavoz de Ciudadanos.

 

En defensa de la iniciativa, Carlos Trullén ha explicado que se trata de “una reforma estructural” con la que “impulsar la presencia de personal de enfermería en los centros docentes”. Trullén ha asegurado que “los beneficios de esta medida son muy grandes”, ya que los profesionales están capacitados para “ofrecer un control adecuado sobre determinadas patologías crónicas”, ayudan a “potenciar la promoción y la educación para la salud en toda la comunidad educativa” y, además, fomentan “la adquisición de conocimientos sanitarios ante emergencias”.

 

A continuación, han participado en el debate los grupos enmendantes. Para el diputado socialista Ignacio Urquizu se trata de “una cuestión relevante” dado el contexto sanitario, y ha asegurado que “no partimos de cero” porque ya hay personal contratado en los centros escolares, como fisioterapeutas, enfermeros o profesionales de educación especial. Itxaso Cabrera ha considerado fundamental “la colaboración interdepartamental” y ha pedido que “se refuercen las plantillas” de profesionales sanitarios. Isabel Lasobras (CHA) ha compartido “el diagnóstico y espíritu” de la iniciativa porque “ayuda a disminur el absentismo escolar del alumnado con enfermedades crónicas y a facilitar la conciliación familiar”. Desde el Partido Aragonés, Esther Peirat ha asegurado que ya existe “un protocolo” entre los departamentos de Sanidad y Educación, “con programas escolares de salud, de prevención y resolución de conflictos de convivencia”. A su vez, Peirat también ha incidido en seguir trabajando en el refuerzo de personal de enfermería.

 

Desde los grupos no enmendantes, la parlamentaria popular Pilar Cortés ha compartido los argumentos de la propuesta dado que la inclusión de personal sanitario en los centros tiene “una doble ventaja”, por un lado, “el seguimiento de enfermedades” e incidencias puntuales y, por otro, “la vía de la formación”. Para David Arranz (Vox), la presencia de equipos de enfermería es “un valor añadido a la comunidad educativa” y ha destacado que es necesaria para “hacer un seguimiento de las enfermedades crónicas de los alumnos” o “desarrollar la competencia transversal de salud entre los alumnos”.

Notas de prensa relacionadas: