Actualidad

Nota de prensa

Las Cortes aprueban impulsar medidas para mejorar la atención a los enfermos con Trastornos de Conducta Alimentaria

Las Cortes aprueban impulsar medidas para mejorar la atención a los enfermos con Trastornos de Conducta Alimentaria
La mayoría de los puntos de la iniciativa, presentada por Ciudadanos, ha sido aprobada por unanimidad, aunque se ha rechazado la creación de una mesa de trabajo para firmar un pacto social contra la anorexia y la bulimia

Una proposición no de ley impulsada por el G.P. Ciudadanos ha obtenido el apoyo de las Cortes, con el objetivo de mejorar la atención a los pacientes que sufren Trastornos de Conducta Alimentaria (TCA). Según los datos aportados por la diputada Susana Gaspar, que ha presentado la iniciativa, en Aragón se ha incrementado el número de casos y la gravedad de los mismos, especialmente por la incidencia de la pandemia. El aislamiento ha agravado los casos de salud mental relacionados con los trastornos alimentarios –sobre todo anorexia y bulimia- que afectan a entre 7.000 y 8.000 jóvenes en nuestra Comunidad, un 6% de la población. “Son cada vez más jóvenes”, ha dicho Gaspar, que ha afirmado que los médicos ya se han encontrado casos de pérdida severa de peso en niñas “de once o doce años de edad”. 

 

Gaspar ha recordado que su grupo ya enmendó los Presupuestos de 2021 para aumentar las partidas destinadas al tratamiento de estas enfermedades, pero ha criticado que estas partidas “no se han ejecutado”. La diputada ha asegurado que “la pandemia está pasando como un rodillo por estos jóvenes” y ha indicado que la dotación material y profesional a los TCA es “muy escasa”, con solo dos camas de ingreso destinadas mayores de 18 años en el Hospital Nuestra Señora de Gracia de Zaragoza, y con un número “cada vez mayor” de pacientes que deben ser derivados a hospitales de Lérida y Barcelona. 

 

Los grupos que sustentan al Gobierno han presentado una enmienda que pedía “valorar” la creación de la mesa de trabajo con el fin de firmar un pacto social contra los trastornos de conducta alimentaria. La modificación de este punto ha sido rechazada por el grupo proponente, por lo que ha sido el único punto de la proposición que no ha salido adelante. El resto de propuestas sí han obtenido el apoyo unánime de todos los grupos. 

 
Enrique Pueyo, del G.P. Socialista, ha criticado la “falta de cintura” de Ciudadanos para aceptar el “matiz” de la enmienda, y ha lamentado que no se haya podido alcanzar un acuerdo para apoyar de forma “unánime” un asunto “que nos preocupa a todos”. Ana Marín, del PP, ha destacado que el sistema sanitario aragonés “no está preparado ni tiene los medios suficientes para atender estos trastornos” y ha pedido al Gobierno de Aragón que haga “un importante esfuerzo presupuestario en este asunto”. 

 

Itxaso Cabrera, diputada de Podemos, ha pedido “impulsar un modelo de atención sanitaria específico para cada paciente” y, ante la escasez de psicólogos, psiquiatras y enfermeras, ha recordado la necesidad de legislar para poner en marcha más medios para los enfermos y para los profesionales.  Por parte de Chunta Aragonesista, Isabel Lasobras ha destacado la importancia de un “tratamiento temprano en estas enfermedades”, y ha valorado positivamente instar al Gobierno central a cambiar el Código Penal para tipificar como delito la profusión de mensajes que inciten a la anorexia o la bulimia. 

 

El representante de Vox Santiago Morón, ha recordado que su grupo presentó una proposición no de ley en marzo de 2020 para dotar de medios a este servicio asistencial, pero fue rechazada por razones presupuestarias. Morón ha dicho esperar “más sensibilidad” del Ejecutivo en esta ocasión, “aunque ya hemos perdido un año y la situación ha empeorado”. Por último, la diputada del PAR Esther Peirat ha recalcado que es importante valorar la creación de la mesa de trabajo para que ésta se convierta en una herramienta útil en el tratamiento de la enfermedad, cuya situación “ha ido a peor en nuestra Comunidad en los últimos meses”.

Notas de prensa relacionadas: