Actualidad

Nota de prensa

El consejero de Agricultura defiende que la Unión Europea “debe ser capaz de garantizar la seguridad alimentaria en todo momento”

El consejero de Agricultura defiende que la Unión Europea “debe ser capaz de garantizar la seguridad alimentaria en todo momento”
Joaquín Olona ha comparecido esta tarde ante la Comisión sectorial de las Cortes de Aragón, a propuesta de PP y Ciudadanos, cuyos portavoces sectoriales, Ramón Celma y Ramiro Domínguez, han puesto énfasis en “la importancia de la PAC en momentos como estos” y en la necesidad de “no dejar a nuestro mercado desabastecido”, respectivamente

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, en su comparecencia de esta tarde ante la Comisión sectorial de las Cortes, a propuesta de PP y Ciudadanos, ha manifestado que “se está poniendo el riesgo el acceso a una alimentación asequible a los sectores sociales más vulnerables” y ha defendido que “la Unión Europea no solo tiene que ser más independiente, sino que también debe ser capaz de garantizar la seguridad alimentaria en todo momento y, especialmente, en situaciones como la actual”.

 

De esta manera, Olona ha hecho hincapié en la necesidad de “apostar por la productividad” y por “considerar la repercusión de los precios dentro de la situación de la pandemia”, ya que, tal y como ha recordado, “entre enero de 2021 y enero de 2022 los precios de la alimentación en la UE han aumentado un 4,7%”. “A la PAC se le asignan dos misiones: equiparar la renta de los agricultores y garantizar la seguridad alimentaria, y ahora nos estamos dando cuenta de que este segundo objetivo no está tan seguro como nos parecía hace pocas semanas”, ha añadido.

Asimismo, el titular de Agricultura ha explicado que “la invasión de Rusia a Ucrania, unida a las legítimas sanciones impuestas a Rusia, están provocando una perturbación en los mercados mundiales” porque los dos países “concentran el treinta por ciento del comercio mundial del trigo, entre otros cereales”, y “Rusia anunció en marzo la suspensión de las exportaciones de fertilizantes”.

Por último, el consejero ha advertido de que “nos encontramos ante una cuestión que no es solo coyuntural, sino que es también un problema estructural que nos tiene que hacer cambiar algunos planteamientos en relación con la PAC”. Y ha adelantado que “el próximo jueves nos ha convocado el ministro Planas para establecer las bases e identificar los sectores y ámbitos que deben ser objeto de las primeras ayudas”.

El parlamentario popular Ramón Celma ha preguntado al responsable de Agricultura “qué medidas están poniendo encima de la mesa para reducir el impacto de la crisis que estamos viviendo”, al tiempo que ha destacado la necesidad de “poner en valor de cara a la sociedad la gran herramienta que es la PAC en momentos como estos”.

El portavoz sectorial de Ciudadanos, Ramiro Domínguez, ha argumentado que “el problema al que nos enfrentamos ya está encima de los bolsillos del sector primario”, pues “la subida del precio de las materias primas es ingente”. En este sentido, ha recalcado que “la PAC se tendría que haber cambiado” y ha incidido en que “no podemos dejar a nuestro mercado desabastecido”.

La socialista Silvia Gimeno ha defendido que “es en la PAC donde debemos encontrar el marco jurídico y administrativo que ampare nuestras actuaciones”, así como “entender los problemas a los que nos enfrentamos para poner en marcha acciones o políticas adecuadas para paliar o corregir los desequilibrios actuales”. Nacho Escartín (Podemos) ha recalcado que “estamos en un punto de inflexión determinante en el sector primario a nivel global”, a la vez que ha criticado que “la soberanía alimentaria no es ni la autarquía franquista ni una dictadura alimentaria que deje el mercado en la mano de unos pocos poderosos”.

Joaquín Palacín, por parte de CHA, ha reivindicado que “tenemos que hacer una Europa más independiente y ser capaces de garantizar la soberanía alimentaria”. “Es esencial investigar, mejorar la producción y actuar en la PAC”, ha sentenciado. Santiago Morón, en representación de Vox, ha mostrado preocupación ante “la falta de potasa, fertilizantes y una serie de materias primas necesarias”. “Esperemos que el sistema mundial de provisión de alimentos no falle, pero hay que buscar soluciones a nivel internacional y nacional”.

Esther Peirat, desde el PAR, ha apuntado que “la crisis que está sufriendo el mundo rural ya se venía gestando desde los últimos meses de 2021” y ha reconocido que “la necesidad de fertilizantes es una evidencia en el campo español y en el aragonés”. Por último, Álvaro Sanz (IU) ha expuesto que “el problema es el modelo de industria agroalimentaria que tenemos a escala mundial”, y ha puesto énfasis en la necesidad de “hablar de la soberanía alimentaria, valorar a quienes proveen los alimentos o trabajar de la mano de la naturaleza”.

POLÍTICA DE GESTIÓN AMBIENTAL

 

A lo largo de la tarde ha decaído, con los votos en contra de PSOE, Podemos, CHA, PAR e IU, una moción presentada por el parlamentario popular Antonio Romero, en relación con la política de gestión ambiental del Gobierno aragonés y la actividad del INAGA. En este sentido, Romero ha manifestado que “son muchos los aragoneses, los empresarios y las pequeñas y medianas empresas que ven tambalear su economía por la gran cantidad de expedientes sin resolver que tiene el organismo”.

Enrique Pueyo (PSOE) ha asegurado que “en los últimos años se han resuelto más de ochenta mil expedientes, quince mil en los últimos meses, lo que denota la eficacia de sus trabajadores”. La diputada de Ciudadanos Beatriz Acín ha argumentado que “las cuestiones medioambientales han llevado en los últimos años a constantes cambios legislativos de los que derivan cada vez más requerimientos”. El parlamentario de Podemos, Nacho Escartín, por su parte, ha reiterado que la moción “plantea cosas que ya se están haciendo, como modificaciones tecnológicas o cambios en la legislación” y ha recalcado que “el problema viene del año 2003”. Joaquín Palacín, por parte de CHA, ha explicado que “el Gobierno de Aragón está tomando medidas para resolver un problema histórico, siempre salvaguardando el medioambiente, y considerando cambios en procedimientos, mejora de la tecnología o prórroga de contratos”.

 

Santiago Morón, desde Vox, ha apuntado que, “a la vista del atasco que hay en el INAGA, consideramos que el esfuerzo que se está haciendo a nivel de personal es claramente insuficiente”. Esther Peirat (PAR) se ha posicionado en contra de la iniciativa y ha anunciado que, “pese a que es un tema difícil de solventar, se ha procedido a la revisión de la legislación medioambiental aragonesa”. En última instancia, Álvaro Sanz (IU) ha criticado que “se trata de la tercera moción que debatimos sobre el problema que tiene el INAGA para sacar adelante los expedientes de gestión ambiental” y ha recalcado que “lo que hay que hacer no es rebajar los estándares de calidad”.

Notas de prensa relacionadas: