Actualidad

Nota de prensa

La Comisión de Sanidad debate sobre los tratamientos de diálisis en domicilios y la mejora del servicio en salud mental

La Comisión de Sanidad debate sobre los tratamientos de diálisis en domicilios y la mejora del servicio en salud mental
El órgano parlamentario sectorial ha abordado esta mañana dos iniciativas defendidas por Ana Marín (PP) y Susana Gaspar (Cs) que solo han contado con los votos a favor entre ellos y de Vox, por lo que no han salido adelante

La Comisión de Sanidad ha debatido esta mañana dos proposiciones no de ley presentadas por las parlamentarias Ana Marín (PP) y Susana Gaspar (Cs). Ninguna de ellas ha salido adelante ya que no han contado con el apoyo de los grupos que sustentan el Gobierno autonómico.

 

A lo largo de la mañana ha decaído una proposición no de ley del G. P. Popular para instar al Gobierno a “establecer una ayuda directa a todos los pacientes de hemodiálisis o diálisis peritoneal que reciben el tratamiento de diálisis en sus propios domicilios, para compensar el pago del aumento de la factura de la luz”.

 

Marín ha recalcado que “todos hemos acomodado nuestras acciones al precio disparatado de la luz y a sus horas valle, pero hay cuestiones que no se pueden acomodar a los tramos horarios”. “Los pacientes de hemodiálisis no pueden elegir la hora para conectarse a una máquina que les permite vivir”, ha apuntado.

 

La socialista Ana Arellano ha recriminado a Marín que “propone una ayuda directa sin tener en cuenta el nivel de renta y vulnerabilidad social”, al tiempo que ha recordado que, “para paliar los efectos del aumento del coste energético, el los gobiernos de España y Aragón han implementado una serie de medidas”. Gaspar (Ciudadanos) se ha mostrado a favor de la iniciativa, ya que, tal y como ha expresado, “no debemos olvidar el ahorro que genera en el sistema sanitario el seguimiento domiciliario de estos tratamientos”.

 

Itxaso Cabrera, en representación de Podemos, se ha posicionado en contra de la iniciativa y ha defendido el establecimiento de un “régimen de limitación de compañías comercializadoras de la energía”, así como “estudiar los tipos de enfermedades y las necesidades de cada paciente”. Isabel Lasobras (CHA) ha reconocido compartir “la sensibilidad de la iniciativa, pero no solo con estos pacientes, sino con todas las personas que padecen ELA o que requieren tratamientos de ventilación respiratoria”, pero, ha añadido, “el Departamento de Sanidad no dispone de ayudas directas individuales”.

 

Santiago Morón, por parte de Vox, ha recordado que “entre los principios y criterios que permiten garantizar el derecho a la protección de la salud y la asistencia sanitaria figura la gratuidad de los servicios” y “el tratamiento domiciliario beneficia económicamente al servicio sanitario”. Por último, Esther Peirat, desde el PAR, ha incidido en que “la subida de los precios de la energía ha impactado en todos los hogares” y “es razonable compensar por este incremento de precios a los pacientes de hemodiálisis domiciliaria, al igual que a otros pacientes".

 

MEJORA SALUD MENTAL

Gaspar también ha defendido una iniciativa que demandaba el incremento de camas de la Unidad de Corta Estancia, aumentar las plantillas y la apertura de la nueva unidad de psiquiatría infanto-juvenil en el Hospital Materno Infantil de Zaragoza. Todo ello, como medidas para mejorar los servicios en salud mental. Así bien, Gaspar ha sentenciado que “no se han recaudado los recursos suficientes para la atención de la salud mental”. Además, ha recordado que “no todos los centros de salud cuentan con profesionales”. “En Aragón, la ratio es de cinco psicólogos por cada 100.000 ciudadanos”, ha argumentado.

 

Olvido Moratinos (PSOE), en representación de los grupos que sustentan el Gobierno, ha defendido una enmienda que pedía “esperar a los resultados del análisis para el nuevo Plan de Salud Mental, que recoge muchas de las medidas demandadas”. Itxaso Cabrera, de Podemos, ha apuntado que “salud mental hay que tratarla y reforzarla”. Además, ha recordado que “se está trabajando en el Plan de Salud Mental 2022-2025 y diferentes medidas, como la línea telefónica del 025, para mejorar la sociedad”.

 

Desde CHA, Isabel Lasobras ha mostrado la importancia de “trabajar en políticas en salud mental”. Sin embargo, mejorarla y fomentarla “requiere de una financiación adecuada para lograr buenos servicios y formación”. Esther Peirat (PAR) ha explicado que “se está trabajando en el plan y la mayoría de las medidas están integradas”. Además, “estamos en un proceso de análisis y reflexión”, ha añadido.

 

Desde los grupos no enmendantes, la diputada popular Ana Marín ha denunciado que “con la enmienda presentada por los grupos que sustentan el Gobierno, queda reflejado que todavía no se ha analizado el Plan de Salud Mental”. Santiago Morón (Vox) ha reconocido “la necesidad de hacer un estudio del Plan de Salud Mental”.  Así, también ha reclamado “la memoria económica deficiente del plan para abordar las nueve líneas estratégicas presentadas en él”.

Notas de prensa relacionadas: