Actualidad

Nota de prensa

Las Cortes reclaman la valoración de medidas que permitan la entrada de mascotas en los alojamientos de acogida para mujeres víctimas de violencia de género

Las Cortes reclaman la valoración de medidas que permitan la entrada de mascotas en los alojamientos de acogida para mujeres víctimas de violencia de género
Además de esta iniciativa, Ciudadanos también ha defendido una proposición no de ley sobre la instalación de puntos violeta en municipios, que, en este caso, no ha prosperado por los votos en contra de PSOE, Podemos, CHA, PAR e IU

La Comisión Institucional y de Desarrollo Estatutario de las Cortes ha aprobado, con los votos a favor de todos los grupos parlamentarios, excepto Vox, que se ha abstenido, una proposición no de ley de Ciudadanos destinada a instar al Gobierno a “valorar con entidades concesionarias de los servicios de alojamientos de emergencias y de acogida para mujeres víctimas de violencia de genero el establecimiento de medidas que permitan mascotas”, así como a “intensificar la promoción del programa VioPet entre la población”.

 

La encargada de presentar la iniciativa ha sido la diputada de Ciudadanos Beatriz García, quien ha explicado que “la realidad es que hoy en día muchos núcleos familiares tienen mascotas y adaptan su vida a ellas”, pero “la violencia de género también se da en esos hogares y los agresores hacen daño a lo que más importa, a los hijos de las mujeres, sus familiares y las mascotas”. “Ahora mismo no existe ningún recurso en Aragón que permita que las personas que van a una casa de acogida puedan llevar a su mascota”, ha añadido.

 

Los grupos que sustentan el Gobierno han presentado una enmienda conjunta, que ha sido aceptada y transaccionada por García. En este sentido, el socialista Darío Villagrasa ha señalado que “tenemos la obligación de tener en cuenta que el objetivo principal es la protección de la mujer víctima de violencia de género” y ha instado a la parlamentaria a “valorar la cuestión con las empresas concesionarias de los servicios”. Por su parte, Itxaso Cabrera (Podemos) ha expuesto que “hay muchísimas dudas de cómo se puede implantar la medida”, aunque “es cierto que las mascotas en los casos de violencia de género ayudan a la recuperación, la resiliencia y el bienestar de la mujer”.

 

Carmen Martínez, por parte de CHA, ha argumentado que “el problema es la máxima discreción que requiere la red de alojamiento a víctimas de violencia de género”, al tiempo que ha recordado que “los maltratadores no tienen límite a la hora de hacer sufrir a las mujeres”. Jesús Guerrero (PAR) ha hecho hincapié en la consideración de “las mascotas como un miembro más de la familia” y se ha mostrado “favorable a incidir en la búsqueda de soluciones al respecto”.

 

Cristina Sainz, desde el PP, ha calificado la proposición no de ley como “un hito más que suma a la lucha contra la violencia que sufren las mujeres”, ya que “las mascotas ocupan un papel fundamental en la vida de las personas”. Marta Fernández (Vox) ha adelantado su abstención ante la iniciativa, al tiempo que ha reconocido que “las mujeres víctimas de violencia de género necesitan el apoyo institucional para salir de esa situación, pero también los niños, los hombres que sufren violencia intrafamiliar y las mascotas”. El diputado de IU, Álvaro Sanz, ha declarado que “quizá deberíamos ser más flexibles y no cerrarnos a buscar diferentes fórmulas que garanticen no romper el vínculo y que se atienda debidamente este asunto”.

 

PUNTOS VIOLETA EN MUNICIPIOS

 

Del mismo modo, la Comisión sectorial ha debatido esta mañana otra iniciativa de Ciudadanos, también presentada por Beatriz García, sobre la instalación de puntos violeta en municipios para “tratar de llegar a todo el mundo para que las mujeres tengan todos los recursos suficientes si sufren una agresión y los ayuntamientos estén preparados para dar respuesta”. La proposición no de ley ha contado con el voto en contra de PSOE, Podemos, CHA, PAR e IU y, por tanto, no ha salido adelante.

 

Desde el PSOE, Darío Villagrasa ha puesto en valor la importancia de que “los ciudadanos entiendan que en su ayuntamiento tienen recursos para concienciar y prevenir aquellas situaciones tan trágicas, que cuando se producen abren los telediarios”. La parlamentaria popular Cristina Sainz ha puesto el foco en que “el IAM coordine estos puntos violeta y colabore con los ayuntamientos para ayudarles a poner en marcha estos mecanismos de apoyo y protección a las mujeres”.

 

Desde Podemos, Itxaso Cabrera ha defendido “un modelo social, político y ciudadano que depende del tejer y hacer barrio”, en definitiva, “un mecanismo conjunto que de posibilidades a las mujeres”. Carmen Martínez (CHA) ha explicado que “la creación de un punto violeta no es solo para municipios, puede ser en una organización privada también” y, además, ha manifestado que “las mujeres se sienten acosadas sexualmente durante todo el año, no es solo en las fiestas”.

 

Marta Fernández (Vox) ha propuesto “redactar un nuevo código penal que proteja a los españoles y a las víctimas”, así como “destinar todos los recursos necesarios para garantizar la seguridad y libertad”. Desde el PAR, Jesús Guerrero ha puesto de relieve que “ya hay ayuntamientos que realizan acciones al respecto”. Álvaro Sanz (IU) ha puesto el foco en “la guía que se elaboró por parte del IAM para abordar grandes eventos y fiestas de los municipios, que debería ser desarrollada en los planes de igualdad dentro de los ayuntamientos”.

Notas de prensa relacionadas: