Actualidad

Nota de prensa

Los pacientes oncológicos piden que se conceda el 33% de discapacidad a aquellos que hayan recibido quimioterapia

Los pacientes oncológicos piden que se conceda el 33% de discapacidad a aquellos que hayan recibido quimioterapia
Rosa María Carceller, que ha intervenido esta mañana ante la Comisión de Comparecencias Ciudadanas a título personal, ha expuesto los problemas de los pacientes oncológicos tras el tratamiento y su vulnerabilidad al incorporarse de nuevo a la vida laboral

La Comisión de Comparecencias Ciudadanas y Derechos Humanos ha acogido esta mañana a partir de las 10:45 horas la comparecencia de Rosa María Carceller Layer, que ha expuesto los problemas de los pacientes oncológicos tras el tratamiento y su vulnerabilidad al incorporarse de nuevo a la vida laboral. Durante su intervención, Carceller ha relatado su experiencia propia con la enfermedad, y que resulta “extensible a la gran mayoría de pacientes oncológicos”, al tiempo que ha reivindicado condiciones especiales para los pacientes, entre ellas que “se conceda el 33% de discapacidad a todo el que haya recibido quimioterapia” a la hora de concederle el alta tras haber superado la enfermedad.

 

Del mismo modo, la compareciente ha expuesto que “las incapacidades no se están concediendo puesto que no se están realizando los informes médicos oportunos” y reclama un mayor control desde la Administración respecto a esta emisión de documentos, ya que ha asegurado que “el INSS no valora que los que hemos sufrido este tratamiento hemos estado inactivos durante mucho tiempo”. Así, Rosa Carceller ha asegurado que “si se concedieran todas las incapacidades que se tienen que dar sería un coste tan alto que se investigaría más”

 

La interviniente ha recordado que “es relevante conocer las condiciones en las que se da el alta tras haber superado la enfermedad” y que, en muchas ocasiones, “no se valoran las consecuencias de esta”. Por este motivo, ha solicitado también que el linfedema “se considere una lesión consecuente de la enfermedad y que sea incapacitante” a la hora de recibir el alta médica.

 

La diputada popular María Navarro ha declarado que “el cáncer va a afectar a la mayoría de la población y debemos ser previsores y capaces de tomar medidas y presupuestar para investigar”. Asimismo, ha puesto el foco sobre “las consecuencias para los trabajadores por cuenta propia”. Sergio Ortiz (PSOE) ha expuesto que “los pacientes oncológicos tienen que enfrentarse a cuestiones colaterales a la enfermedad, como la falta de adaptabilidad de los puestos de trabajo o la pérdida de poder adquisitivo”, y ha recordado que “el 37,4% de la población diagnosticada de cáncer en España se encuentra en edad laboral”.

 

Carmen Rouco, en representación de Vox, ha defendido que “volver al trabajo no debería ser un desafío para una persona que ha pasado un cáncer”. “Los pacientes sienten el peso de la incertidumbre de saber si pueden volver al trabajo o de si tienen que volver y no pueden rendir,  y es algo en lo que se debe trabajar”, ha añadido. Isabel Lasobras (CHA) ha explicado que “cuando las personas se enfrentan a un cáncer su proyecto de vida y laboral se paraliza muchas veces”, pero, además, “cuando tienen que volver al trabajo se tienen que recuperar física y psicológicamente porque se pierde mucha masa muscular y aparecen dolores dorsales o cervicales”.

 

Pilar Buj, por parte de Teruel Existe, ha agradecido la “claridad de su exposición” y ha lamentado que “después de afrontar una enfermedad tan dura sea ahora cuando haya tenido que caer en un proceso de ansiedad por las trabas o incomprensiones administrativas a la que se ha tenido que enfrentar”. Desde el PAR, Alberto Izquierdo ha asegurado que Carceller “pone encima de la mesa una situación que seguro que se repite en otras personas” y ha manifestado su intención de “ponerse a su disposición para sacar adelante iniciativas que puedan ayudar a dar certidumbre a los pacientes”.

Notas de prensa relacionadas: