Actualidad

Nota de prensa

La Comisión de Bienestar Social impulsa políticas para el fomento de la integración y la convivencia con independencia de las creencias religiosas

La Comisión de Bienestar Social impulsa políticas para el fomento de la integración y la convivencia con independencia de las creencias religiosas
La proposición no de ley presentada por Isabel Lasobras (CHA), que ha salido adelante con el apoyo de PP, PSOE, A-TE, IU y la abstención de Vox, solicita al Gobierno de Aragón una decisión coordinada entre las administraciones implicadas para fomentar la integración social de las personas inmigrantes y promover la cultura de paz

La Comisión de Bienestar Social y Familia del Parlamento aragonés ha dado luz verde esta mañana, con los votos a favor de PP, PSOE, A-TE, IU y la abstención de Vox, a una proposición no de ley de Chunta Aragonesista para instar al Ejecutivo aragonés al impulso de políticas destinadas a “favorecer la convivencia entre los aragoneses y aragonesas, independientemente de sus creencias religiosas”, fomentar la integración social de las personas inmigrantes y promover la cultura de paz con el fin de dar cumplimiento a lo dispuesto en “los artículos 29, 30 y 75 del Estatuto de Autonomía de Aragón”. 

  

Desde Chunta Aragonesista, la parlamentaria Isabel Lasobras ha defendido que los derechos humanos “no se cuestionan, se protegen” y, por ello, ha solicitado al Gobierno autonómico el refuerzo de las políticas para “garantizar la libertad religiosa y de culto”, así como para la promoción de acciones de “integración social y favorecer la convivencia”. Asimismo, Lasobras ha criticado “el gesto y las declaraciones del vicepresidente del Ejecutivo aragonés, Alejandro Nolasco, que denotan la intención de romper la convivencia y la unión de la sociedad aragonesa”. 

 

La diputada popular Silvia Casas ha afirmado que el Partido Popular “siempre va a estar del lado del cumplimiento de la ley” y que la realidad es que Aragón “necesita inmigrantes y es fundamental que, desde los poderes públicos, se promuevan políticas para el fomento de la integración social”. Por parte del PSOE, Pilimar Zamora ha puesto de manifiesto que la medida necesaria que tiene que impulsar el Gobierno de Aragón es “cesar a su vicepresidente Alejandro Nolasco y evitar que haga declaraciones xenófobas y racistas en relación con la inmigración”.  

 

Desde Vox, David Arranz ha reiterado que, desde su grupo, defienden “la convivencia pacífica con independencia de su cultura y creencias religiosas”, una convivencia con las personas inmigrantes que “precisa de respeto y que debe ser bidireccional y recíproco”. Por otra parte, Arranz ha afirmado que “están en contra de una inmigración ilegal y masiva que provoca una amenaza a nuestra seguridad, convivencia y cultura”. Del mismo modo, Pilar Buj (Aragón-Teruel Existe) ha manifestado que el Gobierno autonómico “debería fomentar la convivencia y el respeto mutuo”, pero que, por el contrario, “esparce desconfianza, apoya la segregación y finalmente puede derivar en un discurso de odio muy peligroso de cara a la convivencia en Aragón”. 

 

Desde el Grupo Mixto, Álvaro Sanz (IU) ha defendido que “no se trata de un discurso buenista” porque “asociar inmigración a la delincuencia o al terrorismo, no es más que un discurso de odio muy peligroso”. Así, ha solicitado “intentar reconducir la situación y evitar esta deriva, la política tiene que servir para resolver problemas y desterrar la violencia de la convivencia”. 

Notas de prensa relacionadas: