Actualidad

Nota de prensa

La ‘Plataforma por unos comedores escolares de calidad’ exige que los menús se revisen desde el punto de vista nutricional y se hagan inspecciones sin previo aviso

La ‘Plataforma por unos comedores escolares de calidad’ exige que los menús se revisen desde el punto de vista nutricional y se hagan inspecciones sin previo aviso
Este colectivo también ha criticado que la Consejería de Educación no haya puesto en marcha el nuevo concurso del servicio de comedor escolar y cree que “la falta de tiempo” para su puesta en marcha al inicio del curso “es una excusa” y se ha demorado “para no aplicarlo porque suponía un aumento del gasto para la Administración”

Zaragoza, 13/09/2016.- Con solo dos años de vida, la ‘Plataforma por unos comedores escolares públicos de calidad’ ha acudido esta mañana al Parlamento aragonés para poner encima de la mesa política aragonesa sus reivindicaciones ante un asunto del que aseguran, “desde hace años es una jaula de grillos, ante el que la Administración decidió mirar hacia otro lado”, según ha manifestado uno de sus miembros, Luis Antonio Torres. Consideran “aberrante” que, a día de hoy,  no se hayan implementado medidas “sencillas y que no necesitan de presupuesto”, como “que los menús sean visados previamente desde el punto de vista nutricional, acudiendo a los colegios y tomando muestras”, o que “las inspecciones no se realicen por sorpresa”, tal y como ha demandado Torres, quien también ha pedido que “los resultados de los análisis se publiquen en internet”.

Tampoco consideran “justificado” que el Departamento de Educación haya prorrogado el contrato del servicio de comedor que lleva vigente desde hace seis años, según ha expuesto Pablo Alconchel, quien ha explicado que “se nos tuvo en cuenta a la hora de realizar los nuevos pliegos hace un año, por lo que no creemos la excusa de que no haya dado tiempo” a poner en marcha el nuevo contrato antes de que diera comienzo el curso escolar. “Creemos que se han demorado para no aplicarlo, porque suponía un aumento del gasto para la Administración”, según ha denunciado.

A este colectivo también pertenece la Asociación Celiaca de Aragón, que, a través de su representante, Ricardo Fueyo, ha solicitado que “se amplíe la oferta de los menús especiales”, así como que estos niños “puedan acceder al servicio en las mismas condiciones que el resto de alumnos”, porque actualmente “tienen que avisar con varios días de adelanto”, lo que les impide poder hacer uso de él ante, por ejemplo, una emergencia familiar.  Respecto al plan puesto en marcha para la renovación de los colegios que no tienen cocina o solo cuentan con línea de frío, han solicitado que se comience a implantar primero en los “centros gueto”, con la intención de que con ello  mejoren su demanda.  

En el turno de palabra de los portavoces de los grupos parlamentarios, Fernando Galve (PP) ha defendido que “los nuevos centros escolares tengan comedor in situ, y no entendemos que el Ejecutivo no haya podido aplicar este criterio en los recientemente construidos. Podían haberlo hecho a tiempo, pero seguramente preferirán echar la culpa de ello al anterior Ejecutivo”. También ha puesto en valor que “la calidad no debe estar reñida con las empresas de catering” así como que “en la pasada Legislatura se pusieron en marcha protocolos rigurosos en coordinación con el Departamento de Sanidad”.

“No duden que están en buenas manos”, ha asegurado el diputado del PSOE Herminio Sancho, en defensa de la labor que la Consejería de Educación está llevando a cabo con las reivindicaciones de este colectivo. “La Educación es uno de los principales compromisos del presidente del Gobierno, Javier Lambán, y así lo está haciendo”, ha asegurado, mediante la puesta en marcha de una gestión que “está innovando y solucionando los problemas generados los últimos años en el servicio del comedor”.

La parlamentaria de Podemos Amparo Bella ha reiterado el convencimiento de su grupo con el principio de que “los  comedores son servicio educativo de primer orden” y, por ello, “presentamos ante el Pleno de la Cámara una iniciativa para que los nuevos colegios tengan línea caliente en sus cocinas y para que el Ejecutivo se comprometiera a reformar aquellas en las que los centros lo solicitaran”. También ha compartido la opinión del colectivo respecto a que “los centros que han optado por la autogestión del comedor, lo han hecho como respuesta a que la Administración está fallando”.

La diputada del PAR lucía Guillén ha recordado que “muchas de las enfermedades que sufrimos proceden de hábitos alimenticios”, por lo que es “esencial dar el mejor servicio posible de comedor escolar”. Además, ha asegurado que, según estudios especializados, la alimentación “influye de manera importante especialmente en niños en edad escolar”. Guillén ha calificado como “ridículo” que el Ejecutivo “centre el debates en cuánto cuesta renovar una concina” y lo considera una “excusa de la Administración que, si hubiera interés, lo podrían hacer de manera prioritaria”.

Desde Ciudadanos, Susana Gaspar ha entendido “la extrañeza” de este colectivo ante “la nueva prórroga del contrato de comedor escolar” que ha impulsado el Ejecutivo autonómico porque “ha habido tiempo más que de sobras para que se aprobaran los nuevos pliegos para este curso escolar”. Gaspar también se ha referido a las intolerancias alimenticias, como la celiaquía, porque “cada vez es más habitual, especialmente en los niños, y tenemos que tenerlo presente”.

Por parte del Grupo Mixto, su diputada Carmen Martínez (CHA) ha reivindicado el comedor escolar “como un elemento educativo” y “el tiempo ha demostrado el flaco favor que se hizo al sistema al apostar por cocinas que solo cuentan con línea de frío”.  Para Martínez, “la externalización ha supuesto encarecer el servicio y darlo con menos calidad” y ha defendido que le consta que “el Ejecutivo está elaborando los pliegos para el servicio de comedor y espero que en el inicio del curso 2017-18 ya sean viables”.

Notas de prensa relacionadas: