Actualidad

Nota de prensa

Los sindicatos agrarios UAGA y ASAJA denuncian la “indigencia presupuestaria” del sector ante la ejecución del Programa de Desarrollo Rural de Aragón 2014-2020

Los sindicatos agrarios UAGA y ASAJA denuncian la “indigencia presupuestaria” del sector ante la ejecución del Programa de Desarrollo Rural de Aragón 2014-2020
Los responsables de las organizaciones mayoritarias han trasladado a la Comisión de Comparecencias y Peticiones Ciudadanas los “incumplimientos” a la hora de destinar fondos dentro de la citada programación, y que se sitúan en más de la mitad de los cerca de 60 millones anuales que debería invertir el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad

Zaragoza, 21/02/2017.- Los representantes de los sindicatos mayoritarios en el sector primario aragonés, UAGA y ASAJA, se han sumado esta mañana al debate generado en torno a la Ley de Presupuestos para 2017 al denunciar la “indigencia presupuestaria” que sufre la ganadería y la agricultura como consecuencia de los “incumplimientos” a la hora de dotar económicamente las ayudas incluidas en el Programa de Desarrollo Rural de Aragón (PDR) 2014-2020, una situación que han pedido revertir en este ejercicio puesto que, en su opinión, “la inversión en el ámbito rural también es política social”.

José Manuel Penella y Ángel Samper, por parte de UAGA y ASAJA, respectivamente, han encabezado la representación sindical que ha intervenido ante la Comisión de Comparecencias y Peticiones Ciudadanas, con la intención de informar en torno a un programa que, como se recordará, fue adoptado oficialmente, junto con otros veintitrés planes regionales, por la Comisión europea el 26 de mayo de 2015, con una posterior modificación en 2016, y en él se recogieron las prioridades de Aragón en lo que respecta a la utilización de los 907 millones de euros de fondos públicos disponibles para el septenio 2014-2020 (467 millones con cargo al presupuesto de la UE, 269,5 millones de cofinanciación nacional y 170,6 millones de complementos adicionales de la financiación nacional).

Con esta iniciativa, se pretendía mejorar la competitividad del sector agrario de la UE, cuidar los paisajes y el clima, y consolidar el tejido económico y social de los núcleos rurales de aquí a 2020, según la propia UE.

En este sentido, Penella ha incidido en los recortes sufridos en la citada programación, que ha cifrado en un 20 por ciento “si apartamos la aportación comunitaria”. En su opinión, “resulta indispensable no cortar el flujo de inversiones productivas, puesto que no nos lo podemos permitir”, en referencia a la necesidad de trabajar con la vista puesta en el futuro. “Nuestro sector, hoy por hoy, genera riqueza y valor añadido gracias a inversiones anteriores”, ha advertido.

Previamente, Samper había sido contundente a la hora de contextualizar el momento que vive el sector, sobre todo, en relación al cumplimiento del PDR. Al respecto, ha denunciado el “incumplimiento” de una partida presupuestaria que, según ha relatado, había logrado, en su momento, “consenso y acuerdo” a la hora de destinar, de forma conjunta, un total de 943 millones de euros entre 2014 y 2020, de los que 395 correspondían a las arcas públicas. “Estas cifras significaban un compromiso anual de 55 a 60 millones, pero la realidad es que se destina una cantidad menor de la mitad”, ha denunciado. “Es un auténtico desastre”, ha sentenciado.

Francisco Ponce y José Fernando Luna, de UAGA y ASAJ, respectivamente, también han completado la exposición de los dos sindicatos. Mientras Ponce ha hecho un llamamiento a que “los grupos parlamentarios para se pongan de acuerdo en poner en valor la importancia del sector, puesto que es necesario también llegar a otros ámbitos que no están recogidos en el PDR y son fundamentales para el medio rural”, Luna ha incidido en la responsabilidad de la clase política, ya que, según ha comentado, “somos nosotros lo que alimentamos a los habitantes de las ciudades, cuidamos el medio ambiente, vertebramos el territorio y luchamos contra la despoblación”.

Ramón Celma, portavoz del PP en el ámbito agrícola, ha sido el encargado de fijar la posición de su grupo parlamentario en una comparecencia que “habla del PDR, una de las banderas políticas de nuestro partido”. Además de reclamar al Gobierno de Aragón que cumpla con lo prometido con anterioridad, el diputado popular ha puesto el acento en la necesidad de evitar un debate entre el medio rural y el urbano, y en la obligación de que “todos nos concienciemos de que el aumento de la población en nuestros pueblos en una cuestión de interés público”.

Hermino Sancho, desde la bancada del PSOE, ha reivindicado su condición de “forofo” de la ganadería extensiva para exigir el apoyo al sector primario aragonés a través del PDR, un apoyo que, en su opinión, pasa por “mejorar sus objetivos y redefinir a los beneficiarios”. Sancho ha realizado un repaso del trabajo del anterior Ejecutivo PP-PAR frente al Gobierno PSOE-CHA en este ámbito, para, posteriormente, hacer un llamamiento a todo el arco parlamentario para “cambiar la PAC en relación a la ganadería, modificar el PDR y apoyar a las zonas con dificultades climatológicas”.

Por su parte, Marta Prades, representante de Podemos Aragón, ha pedido “frenar el goteo de millones que se están perdiendo para el medio rural”, en clara alusión, según ha comentado posteriormente, tanto a “los recortes que se están produciendo como a los incumplimientos de acuerdos por parte del Gobierno de Aragón”. La parlamentaria de la formación morada ha situado como posibles soluciones a la situación creada en el campo aragonés “un cambio del modelo productivo y la dotación económica de la Ley de Desarrollo Rural, un texto muy válido”, ha reconocido.

La postura del PAR sobre este asunto ha sido trasladada por su parlamentaria Lucía Guillén, que ha resaltado la presencia “conjunta” de los dos sindicatos mayoritarios en el campo aragonés, algo que, en su opinión, “significa que algo grave está pasando en el sector”. Guillén ha sido tajante a la hora de denunciar la “falta de compromiso y los constantes recortes al PDR”, a la vez que ha asegurado que “desde el PAR nos parece injusto como se está tratando al  sector”. “Es vergonzoso dejar de apostar por le medido rural”, ha resumido.

El portavoz sectorial de Ciudadanos, Ramiro Domínguez, se ha mostrado comprensivo con las denuncias expuestas por parte de los representantes sindicales, ya que, según ha dicho, “es evidente que son completamente justas”. Domínguez, que ha realizado una defensa de los acuerdos parlamentarios como herramienta de la oposición para “aportar a la hora de solucionar problemas”, ha situado la redistribución de recursos como el “quid” de la cuestión, y ha responsabilizado al consejero de Desarrollo Rural, Joaquín Olona, de “no ser consciente de la situación que ha creado”.

Por último, Gregorio Briz, del Grupo Mixto (CHA), ha destacado el carácter social del medio rural aragonés, aunque ha incidido en que “es necesario apartar los datos y quedarnos con que estamos ante un auténtico debate político, un debate en torno a qué prioridades de gasto fijamos”. En este sentido, ha rechazado que el escaso número de votos que representa el ámbito rural sea “motivo a la hora de tomar decisiones”, a la vez que se ha mostrado contario a que se abra “un debate de los pueblos frente a las ciudades”.

Notas de prensa relacionadas: