Actualidad

Nota de prensa

La Comunidad de Canonesas del Santo Sepulcro apuesta por crear una fundación que gestione el monasterio y solicita ayuda para las reparaciones más urgentes

La Comunidad de Canonesas del Santo Sepulcro apuesta por crear una fundación que gestione el monasterio y solicita ayuda para las reparaciones más urgentes
Representantes de la agrupación religiosa y laicos expertos en patrimonio han solicitado esta mañana durante su exposición en la Comisión de Comparecencias Ciudadanas y Derechos Humanos en las Cortes una serie de intervenciones inmediatas para resolver los problemas de grietas y goteras que afectan al edificio de estilo mudéjar del barrio de la Magdalena de Zaragoza, declarado Monumento Nacional en 1893 y catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) en 2001

Zaragoza, 05/02/2019.- “Un proyecto ilusionante y de futuro, estable y abierto a la sociedad” es la propuesta que la Comunidad de Canonesas del Santo Sepulcro ha presentado esta mañana durante su intervención en la Comisión de Comparecencias Ciudadanas y Derechos Humanos de las Cortes de Aragón, en la que también ha reclamado la intervención urgente de las distintas administraciones de la Comunidad para acometer las obras más urgentes que requiere el edificio del siglo XIV de arte mudéjar, declarado Monumento Nacional en 1893 y catalogado como BIC en 2001. 

Vicente Gómez, conservador y restaurado de bienes culturales, ha trasladado la “gran preocupación” que genera en la Comunidad el estado de conservación del edificio, afectado, según ha explicado, por una larga lista de afecciones como goteras importantes en las cubiertas de la iglesia, sacristía, refectorio medieval, antiguo dormitorio del siglo XIV donde se guardan los  retablos góticos y el patrimonio artístico, grietas en muros y bóvedas del claustro, humedades, degradación de azulejos, carpintería con silófagos y obras artísticas sin restaurar.

Por su parte, Jesús Abinzano, laico de la comunidad, además de la labor restauradora más perentoria, ha apostado por la “preservación integral” del monumento  mediante el impulso de un proyecto de futuro estable y abierto a la sociedad que requiere de la intervención de la DGA, la DPZ y el Ayuntamiento de Zaragoza. Abinzano ha propuesto la creación de una fundación que desarrolle la gestión de las visitas, la elaboración de guías y la difusión del complejo monumental.

Ana María Martín, canonesa del Santo Sepulcro, ha recordado lo siete siglos de historia de su comunidad, el carácter abierto del monasterio y su estrecha vinculación con la ciudadanía zaragozana y ha reclamado la “complicidad” institucional para preservar “de forma sostenible” el patrimonio en beneficio de la sociedad.    

Desde el PP, Fernando Galve se ha mostrado “encantado de que a esta Comisión de Comparecencias también vengan las comunidades religiosas”. “Gracias por su valentía”, ha trasladado a los comparecientes. Para Galve, “también es importante que vienen con la idea de abrirlo a la sociedad, conservando el legado monumental y espiritual del edificio, que también es importante”. “Quieren que esos recursos invertidos puedan revertir a la sociedad en forma de visitas, investigación y espiritualidad”, ha añadido.

El socialista Enrique Pueyo ha destacado que “tenemos la suerte de tener en Zaragoza la única comunidad canonesa de España”. “Es un éxito para la Comunidad”, ha añadido. Este diputado ha explicado que “es una joya del mudéjar aragonés”. “El apoyo que nos piden tendría que verse reflejado en unos presupuestos que faltan por debatir, así podrían acometerse las obras más urgentes”, ha reivindicado, además de recordar las acciones realizadas por el Ejecutivo en los últimos años.

La diputada de Podemos Amparo Bella ha apoyado “este proyecto y propuesta para conservar esta joya mudéjar”. “Hay que buscar un mayor compromiso y anuncio que ya tenemos una iniciativa para un mayor refrendo y compromiso del Gobierno, que debe liderar esta apuesta”, ha comentado. Para Bella, “de la misma manera que se preservan bienes como Sijena, debemos de intentar preservar algo que tenemos en el centro de la ciudad oculto, una joya y un remanso de paz que podríamos disfrutar”.

Por parte del PAR, Jesús Guerrero ha recordado varias de las colaboraciones que se han venido realizando con instituciones. “Reclaman continuidad para algo justo que pone en valor el patrimonio de Aragón”, ha explicado este portavoz en este mismo sentido. Además, ha comparado la situación con el legado histórico de la localidad de Monzón. “No solo se tiene que dar la rehabilitación del edificio en sí sino que también se ha de intentar potenciar e impulsar un programa de sensibilización en la propia ciudad”, ha expuesto.

Desde Ciudadanos, Ramiro Domínguez ha lamentado “cuantísimos zaragozanos no tienen ni idea de lo que tenemos en el centro de la ciudad”. “Lo pude visitar y fue increíble. Cultural y arquitectónicamente es para caerse la baba”, ha añadido. Para Domínguez, “una de las opciones es la Fundación y que entrara capital privado, que no viene mal”, poniendo como ejemplo, en este sentido, la Fundación Santa María de Albarracín e Ibercaja. “Hay que dar a esto solución”, ha pedido este parlamentario.

Gregorio Briz, diputado de CHA encargado de dar voz al Grupo Mixto, ha considerado “interesante” la exposición de los comparecientes. “El edificio tiene una eminencia clarísima”, ha explicado. Este diputado ha recordado que “la obligación de mantenimiento es del propietario”. “Lo que plantean tiene más enjundia que un planteamiento de principios que podamos hacer aquí. Hay muchas partes que tienen que converger pero me parece razonable la idea para madurarla y hacerla bien”, ha defendido.

Notas de prensa relacionadas: