Actualidad

Nota de prensa

El Parlamento aragonés solicita el desarrollo de la Ley de Derechos y Garantías de la persona en el proceso de morir y de la muerte

El Parlamento aragonés solicita el desarrollo de la Ley de Derechos y Garantías de la persona en el proceso de morir y de la muerte
La iniciativa impulsada por el diputado de IU, Álvaro Sanz, ha salido adelante con el respaldo de los grupos enmendantes (PSOE, Ciudadanos, Podemos, CHA y PAR) y con la negativa de PP y Vox

Las Cortes de Aragón han aprobado esta mañana con los votos favorables de PSOE, Ciudadanos, Podemos, CHA y PAR una proposición no de ley presentada por la Agrupación Parlamentaria Izquierda Unida Aragón (G. P. Mixto) relativa al desarrollo de la Ley de Derechos y Garantías de la Dignidad de la Persona en el Proceso de Morir y de la Muerte.

La iniciativa ha contado con una enmienda de supresión presentada conjuntamente por los cuatro partidos que conforman el Ejecutivo y defendida en tribuna por los diputados: Maricarmen Sahún (PSOE), Itxaso Cabrera (Podemos), Carmen Martínez (CHA) y Jesús Guerrero (IU), y por una enmienda in voce expuesta por Susana Gaspar, en representación de Ciudadanos.

Finalmente, la proposición no de ley ha sido aprobada tras aceptar el grupo proponente las transacciones impulsadas por el cuatripartito y Ciudadanos. No obstante, el texto ha recibido la negativa de PP y Vox, desde los que han tomado la palabra en el debate Pilar Cortés y Santiago Morón.

El texto definitivo de la iniciativa es el siguiente:

«Las Cortes de Aragón instan al Gobierno de Aragón a:

 a) Realizar una campaña informativa a la ciudadanía de la existencia y de la posibilidad de registrar el DVA en cualquier centro sanitario (servicios de Atención al Usuario de todos los Centros sanitarios y Centros de salud) y posibilitar que se pueda registrar en los Ayuntamientos o en sus órganos administrativos descentralizados, iniciando un diálogo con la administración local para este fin.

 b) Promover activamente y realización de formación específica sobre la Ley 10/2011, de 24 de marzo, de Aragón, de Derechos y Garantías de la Dignidad de la Persona en el Proceso de Morir y de la Muerte y a la Ley Básica de Autonomía del Paciente (Ley 41/2002) a todo el personal sanitario de la Consejería de Sanidad (Facultativos, Enfermería, personal sanitario en formación, Trabajo Social...) haciendo hincapié en todos los aspectos de la Ley, facilitando documentación escrita y el acceso de los profesionales al Registro de Voluntades de la Dirección General de Derechos y Garantías.

 c) Garantizar que en los centros sanitarios se pueda ejercer el derecho recogido en la Ley 10/2011, habilitando el Salud los mecanismos necesarios para que, al margen de la objeción de conciencia de los facultativos, este derecho pueda ejercerse.

d) Incorporar en la Historia Clínica Informatizada si el paciente ha sido o no informado de la Declaración de Voluntades  Anticipadas y si éste las ha manifestado.

 e) Disponer que el profesional que manifieste su objeción de conciencia a respetar la voluntad del paciente, expresada en ese momento o previamente en su DVA, tenga la obligación de comunicarlo a su Jefe de Servicio/Unidad o a la Dirección Médica, para que se garantice el ejercicio de los derechos de los pacientes.

 f) Revisar en su conjunto la Ley, poniendo en marcha en Aragón aquellas otras medidas que no han sido contempladas todavía.»

 

 

 

Notas de prensa relacionadas: