Actualidad

Nota de prensa

El Parlamento aragonés insta al Ejecutivo a poner en valor los procesos de concentración parcelaria para el desarrollo del medio rural

El Parlamento aragonés insta al Ejecutivo a poner en valor los procesos de concentración parcelaria para el desarrollo del medio rural
La iniciativa, presentada por el diputado de Ciudadanos Ramiro Domínguez, ha contado con dos enmiendas conjuntas del cuatripartito, PSOE-Podemos-CHA-PAR, y ha recabado el apoyo del total de miembros de la Comisión en todos los puntos excepto el segundo, que ha contado con la abstención de Vox en Aragón

La Comisión de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Parlamento aragonés ha aprobado por unanimidad una moción presentada por Ciudadanos para instar al Gobierno de Aragón a poner en valor los procesos de concentración parcelaria para el desarrollo del medio rural. El segundo punto de la iniciativa, relativo a la redacción de una ley autonómica específica que regule dichos procesos en aras de favorecer su eficiencia y agilidad, se ha votado por separado y ha obtenido el respaldo de todos los grupos parlamentarios excepto Vox, que se ha abstenido.

 

El encargado de defender el texto ha sido el parlamentario de Ciudadanos Ramiro Domínguez, quien ha explicado que “el empujón de las concentraciones parcelarias es algo fundamental”, ya que, según el diputado, “todos sabemos lo que es el campo aragonés y lo que nuestra Comunidad necesita”. “La concentración parcelaria es fundamental para un desarrollo importante de la agricultura y para conseguir una mayor diversificación de la economía rural y cerealista, entre otras muchas cosas”, ha explicado Domínguez.

 

La moción ha contado con dos enmiendas conjuntas presentadas por los cuatro grupos que sustentan el Gobierno, que han sido aceptadas en su totalidad por el grupo proponente. En la ronda de intervenciones, la parlamentaria del G. P. Socialista Silvia Gimeno ha reconocido que la concentración parcelaria “es un proceso complejo”, pero también “un instrumento fundamental en el desarrollo del medio rural”. Por último, ha manifestado la necesidad de “aprovechar y potenciar la utilización de medios propios, como Sarga”. Desde Podemos, Nacho Escartín ha defendido que existe un “compromiso por parte del Gobierno de Aragón de traer a las Cortes una ley de la agricultura familiar”. Además, ha incidido en que “ya tenemos el anteproyecto” y en que “una parte muy importante de la misma tiene que ver con la ordenación de las propiedades”.

 

Joaquín Palacín (CHA) ha manifestado estar de acuerdo con la iniciativa “con ciertos matices” y ha sentenciado que “la concentración tiene grandes beneficios para el territorio, como la reducción de la dispersión de las propiedades y el aumento de la rentabilidad”. Por parte del PAR, Esther Peirat ha afirmado compartir “numerosos aspectos” de la iniciativa presentada por Domínguez. No obstante, en relación con las enmiendas presentadas, ha recalcado que “en el Capítulo I del propio anteproyecto de ley se simplifican los procedimientos de concentración parcelaria”.

 

A continuación, han tomado la palabra los grupos no enmendantes. El parlamentario popular Ramón Celma ha expuesto que “la concentración parcelaria beneficia a las explotaciones y ayuda a hacer más atractiva la vida en el campo y en los pueblos”. Además, ha añadido, “beneficia al modelo de agricultura familiar” que, debido a la globalización, “necesita cada vez más volumen y protección para sobrevivir”.

 

En representación de Vox, Santiago Morón ha solicitado la votación por separado del segundo punto de la iniciativa, ya que, en palabras del diputado, este “es un problema de voluntad política” y “no queda acreditado que con una normativa específica las cosas vayan a ir mejor”. Álvaro Sanz (IU) ha explicado que “la política de concentración parcelaria es una de las más antiguas” y, pese a estar de acuerdo con la iniciativa de Ciudadanos, ha instado a los miembros de la Comisión a “tener claro qué modelo defendemos cuando abordemos cualquiera de las políticas que tienen que ver con el campo”.

 

RECHAZADA LA INICIATIVA SOBRE EL BROTE DE LENGUA AZUL

 

La Comisión de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha rechazado la proposición no de ley del Partido Popular sobre el brote de lengua azul del Sobrarbe. En ella, se proponía instar al Gobierno de Aragón a “facilitar a los ganaderos que puedan realizar la vacunación en función de la situación sanitaria de su explotación, para que en época de incidencia del mosquito los animales tengan un buen estado inmunitario” y “contratar un seguro de responsabilidad civil que pudiera cubrir los posibles efectos secundarios derivados de la vacunación”.

 

La iniciativa, que ha sido rechazada con los votos en contra de PSOE, Podemos, CHA y PAR y el apoyo del resto de grupos, también proponía “suministrar a los ganaderos los productos desinfectantes y repelentes de insectos necesarios para sus explotaciones” y “asumir la vacunación en zona limpia con cargo a los presupuestos de Aragón”. El diputado del PP Antonio Romero ha criticado que el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente "no haya sabido calcular las dosis necesarias para las explotaciones afectadas". Además, ha lamentado que "la vacunación levanta ciertas reticencias por la experiencia de los efectos secundarios" y ha pedido que el Gobierno de Aragón "contrate un seguro que dé garantías al ganadero y no le añada más gastos".

 

El diputado socialista Enrique Pueyo ha asegurado que "nadie está viendo un problema, sino que ven soluciones". "El miedo que tienen los ganaderos es que se ponga el foco en este momento, poco ayuda al sector", ha lamentado. Desde Cs, el diputado Ramiro Domínguez ha defendido que "el Departamento ha hecho sus deberes". Además, ha lamentado que "solo le falta esto a la zona del Sobrarbe, cuando vienen mal dadas vienen por todos los lados".

 

El diputado de Podemos Nacho Escartín ha asegurado que "cuando se declaró el brote se activó el protocolo y se vacunó a los animales que podían estar afectados". Además, ha defendido que "hay que ser prudente con la vacuna porque no está generando efectos graves". El diputado de CHA Joaquín Palacín ha lamentado "que se pueda dar mala publicidad a la ganadería de la zona cuando es un problema que el territorio ya da por solucionado".

 

Desde Vox, el diputado Santiago Morón ha destacado la "necesidad de no dejar caer este sector" y ha exigido que el Gobierno "se comprometa de forma clara en minimizar los costes que el brote puede suponer para los ganaderos". Esther Peirat, diputada del PAR, ha asegurado que el Gobierno de Aragón "también se preocupa y se ocupa de la ganadería extensiva" y ha insistido en que "comparte las medidas al 100% porque se están llevando a cabo".

 

El portavoz de IU, Álvaro Sanz, ha lamentado que la propuesta del PP "llega a debate un poco tarde porque ya se ha tenido constancia de la campaña de vacunación". Además, ha asegurado que "comparte que es necesario desarrollar las medidas que se han puesto en marcha".

Notas de prensa relacionadas: