Actualidad

Nota de prensa

La Comisión de Agricultura rechaza la ampliación de la Mina de Borobia y la instalación de una macrovaquería en Noviercas

La Comisión de Agricultura rechaza la ampliación de la Mina de Borobia y la instalación de una macrovaquería en Noviercas
PSOE, Podemos, CHA y PAR han votado a favor de esta proposición no de ley de Izquierda Unida en la que se incide en que estos proyectos pueden afectar “a la calidad de las aguas superficiales o subterráneas que vierten a las comarcas aragonesas del Sistema Ibérico”

Las Cortes de Aragón han rechazado los proyectos de ampliación de la Mina de Borobia y de la instalación de una macrovaquería en Noviercas, “por los efectos que tendrán sobre la calidad de las aguas superficiales o subterráneas que vierten a las comarcas aragonesas del Sistema Ibérico, y por las consecuencias sociales y económicas negativas para el modelo de explotación ganadera familiar y sostenible”. La proposición no de ley de Izquierda Unida ha salido adelante con los votos a favor de PSOE, Podemos, CHA y PAR, mientras que PP, Cs y Vox se han abstenido.

 

La iniciativa, que ha incorporado una enmienda de los grupos que sustentan al Ejecutivo, también insta al Gobierno de Aragón a “continuar ejerciendo, ante los organismos competentes, todas las medidas legales y administrativas que sean precisas para exigir el cumplimiento de la normativa ambiental y la mejora de la calidad de las aguas de la Sierra del Moncayo en su vertiente aragonesa y para mostrar la oposición a los proyectos que aparecen señalados en el punto uno, a fin de prevenir posibles afecciones al medio, el territorio y los municipios de Aragón que puedan significar una amenaza o deterioro de las aguas o valores ambientales de los mismos”.


Por último, también se insta al Ejecutivo a “personarse, como Administración afectada, y no simplemente como Administración interesada, en todos los procesos administrativos de instalación y ampliación de actividades que puedan generar efectos negativos sobre las aguas que abastecen a  los  municipios de  las  comarcas aragonesas del Aranda, Tarazona y el Moncayo y de Calatayud”. El portavoz de IU, Álvaro Sanz, ha denunciado que "estas actividades suponen un riesgo potencial para el entorno, tal y como han reconocido entidades como la Confederación Hidrográfica del Ebro y Unizar". En su opinión, es una iniciativa "de sentido común" que incide en "la necesidad de impulsar proyectos más sostenibles en lo social y lo económico".


La diputada socialista Ana Arellano ha asegurado que respecto a la macrovaquería de Noviercas “no se conoce ningún proyecto técnico de dicha instalación que haya sido sometido a consulta”. Además, ha denunciado que “estos proyectos implican afecciones al medio ambiente consolidando un modelo de desarrollo que va en contra de las medidas del Gobierno de Aragón para favorecer las explotaciones familiares”. El diputado de Podemos Nacho Escartín ha defendido que estos proyectos "ponen en peligro las aguas residuales" y se trata "de un territorio muy delicado, con aguas ya muy castigadas" y ha insistido en que "las Cortes de Aragón tienen la obligación de salvaguardar la salud de la gente y el agua potable".


 
Por parte del PP, el diputado Ramón Celma ha señalado que "hay que confiar en los legisladores, en los funcionarios y en los técnicos de la Administración". Además, ha subrayado que necesita "saber todos los detalles sobre la macrovaquería y todas las exigencias de los informes para posicionarme". Desde Cs, el diputado Ramiro Domínguez ha señalado que para la macrogranja de Noviercas "tiene que haber mucho espacio para 21.000 vacas y seguramente se vaya a filtrar, como las afecciones del Matarraña". Eso sí, ha insistido en que "a ver quién es el consejero que con los informes técnicos favorables dice que no". Santiago Morón, diputado de Vox, ha explicado que "más que un debate sobre el modelo productivo, debería preocupar si realmente va a haber afecciones para Aragón" y ha destacado que "se está hablando también de la protección del medio ambiente".


DIGITALIZAR LA OBTENCIÓN DE LICENCIAS DE PESCA DEPORTIVA Y TURÍSTICA


Por otra parte, la Comisión de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha rechazado, con los votos en contra del cuatripartito PSOE-Podemos-CHA-PAR y la abstención de IU, una proposición no de ley presentada por Vox en Aragón dirigida a implementar, con carácter urgente, las medidas necesarias para la digitalización del proceso de concesión de permisos para la práctica deportiva y turística de la pesca en los cotos sociales.


Morón ha defendido la pesca como “un motor de desarrollo esencial en Aragón”, que “reporta numerosos beneficios económicos” y cuyo impacto en la Comunidad, “pese a no haber informes detallados, “podría representar la cuarta parte del impacto que proporciona el esquí, por ejemplo”. En este sentido ha denunciado, además, que el consejero del ramo, Joaquín Olona, reconoció que “existía margen de mejora en este ámbito” y “demostró buena voluntad para agilizar el procedimiento”, pero “a día de hoy sigue siendo muy similar al que había en ese momento”.


Álvaro Sanz (IU), tras afirmar que “en este momento cualquier trámite se ha complicado mucho”, ha trasladado a Morón una enmienda in voce dirigida a retirar el “carácter urgente” de la proposición, porque “no se puede constituir como una prioridad en el momento en el que estamos”.


Ana Arellano (PSOE) ha asegurado que el Departamento de Agricultura, “en el escenario de la pandemia, tomó la decisión de desarrollar un procedimiento administrativo que permitiera la venta de permisos de pesca”. No obstante, ha expuesto, “el método implantado en el 2020 permitió vender un número de permisos muy parecido al del año anterior”. El diputado popular Ramón Celma ha mostrado su apoyo a la iniciativa y ha explicado que “hay sesenta y cinco mil pescadores en Aragón que este año no van a poder hacer ningún tipo de gestión a través de internet”. “Es todo del Pleistoceno y es evidente que el Gobierno de Aragón se tiene que poner las pilas”, ha añadido.


Domínguez (Cs) ha asegurado que “siempre” va a “apoyar iniciativas relacionadas con la agilización y la digitalización, las presente quien las presente”, al tiempo que se ha dirigido a los miembros de la Comisión al afirmar que “en estas cosas hay que ser consecuente”. Escartín (Podemos) ha recordado que “hay muchísima más pesca fuera de los cotos sociales que dentro de ellos” y que “el Departamento vela para que la pesca no esté abandonada”. De igual forma ha recurrido a los datos al afirmar que “en 2019 de los más de cincuenta y cinco mil permisos disponibles en Huesca solo se vendió el doce por ciento”.


Joaquín Palacín (CHA) ha asegurado que “el Gobierno de Aragón ha trabajado para que esta licencia se pueda tramitar de manera telemática”, por lo tanto, “la iniciativa ya se está cumpliendo” y “el Departamento ha tenido que adaptarse a la nueva realidad”. Desde el PAR, Esther Peirat ha reconocido que, desde su grupo, pueden “compartir la iniciativa en fondo pero no en forma”. “Lo que propone Vox ya se está realizando, se puede mejorar pero no es una prioridad”, ha concluido.

Notas de prensa relacionadas: