Actualidad

Nota de prensa

El Parlamento aragonés aprueba poner en marcha una unidad para la investigación y atención de los pacientes de COVID persistente

El Parlamento aragonés aprueba poner en marcha una unidad para la investigación y atención de los pacientes de COVID persistente
La iniciativa presentada esta mañana por Ciudadanos, que ha incluido dos enmiendas del cuatripartito e IU, ha sido aprobada con el objetivo de trabajar con asociaciones de pacientes y con sociedades y expertos científicos para garantizar una asistencia de calidad a los enfermos de COVID persistente

Todos los grupos parlamentarios han aprobado esta mañana, con la única abstención de Vox, la proposición no de ley presentada por Ciudadanos ante la Comisión de Sanidad para poner en marcha una unidad para la investigación y atención de los pacientes de COVID persistente. La propuesta busca, además, “crear una guía clínica para la atención de las personas con síntomas persistentes de COVID que permita una correcta atención y formación de los profesionales, así como la coordinación entre atención primaria y atención especializada con protocolos específicos”, tal y como se recoge en su texto. La iniciativa ha contado con tres enmiendas, dos procedentes del cuatripartito e IU, que han sido transacionadas y, otra por parte de Vox, que ha sido rechazada.

 

En defensa de la iniciativa, Susana Gaspar ha pedido “investigar más y generar evidencias para que los pacientes se sientan atendidos”, de manera que se dé lugar a “la creación de una unidad para la investigación de la COVID persistente”, como ya se está haciendo en otras comunidades. “Los pacientes necesitan celeridad en el diagnóstico y tratamiento de su enfermedad”, ha añadido.

 

Desde el PP, Jesús Fuertes ha asegurado que, en Aragón, “vamos a la cola” y ha solicitado “una unidad multidisciplinar para el apoyo de todos estos pacientes”. Además, Fuertes ha explicado que llevarlo a cabo es competencia exclusiva de la comunidad autónoma porque “es la que conoce el territorio”.

 

Los grupos que sustentan al Gobierno han presentado una enmienda conjunta que ha sido transacionada. Olvido Moratinos (PSOE) ha recordado que “son los propios enfermos los que están creando la historia de la enfermedad debido al desconocimiento de la misma”. Itxaso Cabera, desde Podemos, ha explicado que se trata de “una realidad compleja” y ha solicitado “trabajar con las personas que están padeciendo la enfermedad” y que, “deben ser los científicos quienes deben ir de la mano del departamento para, así, impulsar iniciativas concretas”.

 

Del mismo modo, Isabel Lasobras (CHA) ha pedido “una declaración institucional de apoyo y compromiso con este colectivo e ir un paso más allá”. Para Esther Peirat (PAR), se debe trabajar “con las asociaciones de pacientes y científicas con el objetivo de definir los protocolos y garantizar la atención asistencial”.

 

Por parte de Vox, Marta Fernández ha presentado una enmienda que no ha sido aceptada. Fernández ha defendido que debería ser el Gobierno de la nación quien creará esta unidad, porque “no podemos hacer la guerra cada uno por nuestro lado, se deben de aunar esfuerzos y recursos para la lucha”.

 

Por otro lado, Álvaro Sanz (IU) ha propuesto otra enmienda que sí ha sido transacionada. Durante su comparecencia, ha trasladado las necesidades de las diferentes asociaciones y ha insistido en “buscar una modalidad especializada, que no sea fragmentaria sino que permita la coordinación entre especialidades que mejore la atención y respuesta al paciente.

 

MEJORA DE LA ATENCIÓN PRIMARIA

 

A lo largo de la mañana, la Comisión de Sanidad también ha debatido una proposición no de ley presentada por Marta Fernández de Vox, que ha decaído con los votos en contra de PSOE, Podemos, Chunta Aragonesista y Partido Aragonés.

 

Para la defensa de la iniciativa, Marta Fernández ha explicado que “la atención primaria está muy necesitada de medidas” y ha dado traslado a las “numerosas las quejas” del sector. Con su propuesta, Fernández ha solicitado implantar medidas para “adecuar los tiempos de las consultas o la gestión de agendas de los equipos de atención primaria”, para lograr mejorar la atención a los pacientes.

 

Desde el PSOE, Olvido Moratinos ha mostrado su desacuerdo con la iniciativa porque “cada equipo de atención primaria tiene un alto grado de autonomía en la organización y gestión del trabajo”. Ana Marín (PP) ha defendido que se debería “hacer algo más”, y no solo “poner en valor” el trabajo de los profesionales.

 

Susana Gaspar (Cs) ha agradecido a los profesionales “el gran trabajo” que desarrollan y ha solicitado “unos servicios de calidad “para todos los aragoneses. Itxaso Cabrera (Podemos) ha incidido en que “faltan profesionales” y ha pedido “trabajar por la equidad y la accesibilidad a los servicios”.

 

Desde Chunta, Isabel Lasobras, ha recordado que la atención primaria “debe ser la pieza clave en los servicios de salud” y que el mayor problema es “la falta de personal sanitario”. Por último, Esther Peirat (PAR) ha mostrado su desacuerdo con respecto a establecer la duración de las visitas de los pacientes en los centros de salud, “porque estamos hablando de la salud de las personas”.

Notas de prensa relacionadas: