Actualidad

Nota de prensa

Asociaciones agrarias denuncian el “exceso de burocracia” en las audiencias legislativas del proyecto de ley de Protección y Modernización de la Agricultura Familiar

Asociaciones agrarias denuncian el “exceso de burocracia” en las audiencias legislativas del proyecto de ley de Protección y Modernización de la Agricultura Familiar
La Mesa de la Comisión de Agricultura de las Cortes de Aragón ha acogido el trámite de audiencias legislativas del proyecto de ley de Protección y Modernización de la Agricultura Familiar en la que representantes de asociaciones y federaciones vinculadas al sector han propuesto modificaciones a la norma y han coincidido, en su mayoría, en la reducción de la carga burocrática

La tramitación del proyecto de ley de Protección y Modernización de la Agricultura Familiar y del Patrimonio Agrario de Aragón avanza en el Parlamento aragonés y esta mañana se ha sometido al trámite de audiencias legislativas, en las que han intervenido representantes de ASAJA Aragón, ARAGA, UAGA, Cooperativas Agro-alimentarias de Aragón o la Federación de Comunidades de Regantes, entre otras organizaciones vinculadas con los sectores ganaderos y agrícolas. 

El primero en tomar la palabra ha sido el director de ASAJA Aragón, Javier Folch, quien ha defendido que “lo que debemos proteger es la agricultura profesional y, con ello, protegeremos la agricultura familiar”. “Ahora debemos cumplir requisitos autonómicos, no simplificamos, sino que complicamos cada día más la vida de nuestros agricultores y ganaderos”, ha añadido, y ha solicitado la “paralización de la tramitación de este proyecto de ley”. Por su parte, el secretario general de ASAJA, Ángel Samper, ha apuntado que “todos deseamos una buena ley”.  

A su vez, el presidente de la Asociación Regional de Agricultores y Ganaderos de Aragón (ARAGA) ha reivindicado que la ley “realmente deberían ser cuatro normas diferentes” porque “es un ataque directo a las fuerzas vivas económicas y a los propios partidos políticos y representación pública, no es promocionar la iniciativa”. “Si se quiere ayudar a la agricultura, se tiene que reducir la burocracia”, ha concluido.

David Solano, como miembro de la Comisión Ejecutiva de UAGA, ha valorado “positivamente” el proyecto de ley, pero, ha expuesto, “hay muchas cosas que tenemos que cambiar porque se habla mucho de agricultura familiar en el prólogo, pero en el resto de la ley en esta materia no actuamos en absoluto”.  

El presidente de la Federación de Comunidades de Regantes de la Cuenca del Ebro (FEREBRO), César Trillo, ha calificado la ley como “muy ambiciosa” porque “abarca mucho para un solo título”. Además, ha recordado que “el agua en una cuenca como la del Ebro, que atraviesa nueve comunidades, la pone la CHE”, pero “la tierra y el regadío los marca la comunidad”.

Tras él, desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, José Manuel Roche, secretario general de la entidad, ha incidido en “la defensa de un modelo de agricultura familiar implicada en el territorio, que invierte y trabaja por él”. “Debe atender a consideraciones sociales”, ha añadido. En su opinión, “tenemos que paralizar el modelo de agricultura más corporativizada y que depende de la integración”.

Después ha tomado la palabra Carolina LLaquet, representante de la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales. “Es muy oportuna la legislación para defender los intereses de las personas que apostamos por este modelo. Llevamos más de diez años pidiendo esto y lo aplaudimos con la incorporación de la perspectiva de género”, ha valorado. Esta entidad “defiende el modelo tal y como se entiende en el proyecto de ley”. “Es fundamental para luchar contra la despoblación”, ha añadido.

Desde Comarca KM0, Cristina Yunta Bernal ha defendido que “restringir la problemática de las explotaciones familiares a criterios técnicos nos deja sin fuerza”. “La concentración parcelaria es más un riesgo que una oportunidad”, ha considerado esta portavoz, por lo que ha pedido “un uso sostenible de la agricultura 4.0 para desarrollar una conservación de la naturaleza con técnicas tradicionales actualizadas”.

La penúltima de las participaciones ha sido la de Vanesa Girón y Pilar Fumanal, de la Asociación Porc libre, Procicultores Libres del Pirineo Aragonés. “El tamaño de nuestras explotaciones encaja perfectamente en el territorio”, ha recordado la primera de ellas, rememorando también que su entidad “se creó al pensar que la ley se nos llevaba por delante”. “No pretendemos eludir las responsabilidades, más bien al contrario, nuestro modelo asegura mucho mejor todos los aspectos”, ha considerado.

Las audiencias legislativas de este proyecto las ha cerrado José Luis Lavilla, de la Asociación de Productores de Porcino - ASOPECO. “La realidad va a ser la que dicte si está bien o regular. El párrafo dos de la exposición de motivos nos duele muchísimo, hemos pasado mucha vergüenza enseñándolo por ahí”, ha criticado. En su opinión, “en Aragón hay cabida para todos”.

Notas de prensa relacionadas: