Actualidad

Nota de prensa

El universo tenebroso de Patricia Esteban Erlés inunda la Aljafería

El universo tenebroso de Patricia Esteban Erlés inunda la Aljafería
La escritora aragonesa, referente en la literatura gótica y fantástica y que acumula una legión de seguidores en todo el mundo, protagoniza una nueva cita de las “Conversaciones en la Aljafería”

Pocos autores consiguen construir un universo propio y tener tras de sí a miles de ávidos lectores. Patricia Esteban Erlés es una de ellas. La obra de la escritora aragonesa ha centrado esta tarde el ciclo literario “Conversaciones en la Aljafería”, en el que también han participado las periodistas Ana Segura y Laura Latorre.

 

Relatos inquietantes, cuentos tenebrosos, personajes siniestros y oscuras narrativas. Así es la literatura de Erlés, que con un estilo muy personal y reconocible ha cautivado a los amantes de la literatura fantástica.

 

El encuentro, celebrado en la Sala Goya del Palacio de la Aljafería y retransmitido por el canal de YouTube de las Cortes de Aragón, ha servido para repasar la larga trayectoria de la autora aragonesa. Desde “Manderley en venta” o “Casa de muñecas”, hasta “Las madres negras” y “Ni aquí ni en ningún otro lugar”, su última obra. Erlés ha desgranado cómo y porqué escribe: “He escrito desde siempre, recuerdo que antes de saber escribir ya imaginaba cosas que no sabía fijar en un papel”, ha dicho.

 

La escritora ha explicado cómo la narrativa breve siempre le ha intrigado: “Los silencios tienen un enorme poder narrativo, debes poder contar cosas sin decir nada. Hay que conseguir que el lector, después de un relato, siga pensando en los personajes. Si no lo hace, es que el texto no funciona”.

 

Erlés ha diseccionado los personajes que siempre jalonan sus relatos, haciendo hincapié en uno de los más perturbadores: las muñecas. Según la autora, “la muñeca es una de las criaturas, porque me resisto a llamarlas ‘objeto’, más intrigantes”. Erlés ha recordado que una muñeca fue la primera cosa que le dio miedo, algo que le acompaña desde entonces: “Me inquieta mucho su eternidad y su aparente inocencia, pero es muy perturbadora. Te acompaña desde la infancia pero te sobrevive”.

 

También ha señalado la figura del ‘monstruo’, muy recurrente en sus relatos: “Me sobrecoge la maldad, es una faceta del ser humano que me horroriza y al mismo tiempo me fascina. Me gustan los seres físicamente deformes porque no lo han podido elegir, y porque somos especialmente sádicos y nos ensañamos con la diferencia. Cuando no estás dentro del canon y de lo normativo, tienes todas las papeletas para convertirte en un monstruo”.

 

Uno de sus libros más conocidos, y por el que muchos lectores han descubierto su universo literario, es “Las madres negras” (2018). De él, la escritora ha destacado que permite reconocerse a muchas mujeres, que tienen en común haber estudiado en colegios de monjas durante los años 70. “Recuerdo las normas, los ritos, los tiempos… todo eso no se me ha olvidado. Lugares así eran generadores de escalofríos, no recuerdo tanto miedo como el que pasaba en aquellos pasillos, en esas aulas frías con puertas que chirriaban… y a las monjas. Las monjas son un personaje fascinante del terror moderno”.

 

Su última obra es “Ni aquí ni en ningún otro lugar” (2021) que, en palabras de Ana Segura, “demuestra que la trayectoria de Patricia Esteban Erlés es un camino bien trazado, le da a un giro a los cuentos clásicos para llevarlos a su terreno”. Erlés ha desvelado que “quería contar los cuentos tradicionales ahondando en la psicología de los personajes, porque siempre me había preguntado qué pasaba con ellos. El cuento tradicional te permite tirar del hilo, meterte dentro de sus casas y de sus mentes. También es muy dúctil, te permite ese paseo por esos andurriales”.

 

Las conductoras del acto han recordado el gran éxito cosechado por la autora en Latinoamérica. Erlés ha admitido que aún se siente sorprendida por esa comunidad de mujeres lectoras y que encuentren afinidades con sus historias. “Son hilos que nos conectan, eso es lo grande de la literatura”, ha dicho.

 

Sobre los grandes temas que aborda en su escritura, Erlés ha asegurado que “existe ya una hermandad de escritoras que hemos descubierto que lo que queremos hacer es esto. No sé escribir otra cosa y me lo paso muy bien haciéndolo”, y ha remarcado que con una escritura de calidad y desde el ángulo del horror “se puede tener una visión crítica del mundo, y como estamos situadas en ese ángulo, podemos hablar de cualquier tema sin censura”.

 

Para finalizar, Erlés ha hecho una reivindicación de lo tenebroso: “La luz es demasiado obvia, la oscuridad tiene mucho más que ver con el ser humano. Somos una especie de mezcla de tinieblas, y donde hay demasiada luz no me gusta estar. Los personajes oscuros tienen mucho más juego en la literatura”.

Notas de prensa relacionadas: