Actualidad

Nota de prensa

La Comisión de Hacienda debate dos iniciativas sobre medidas fiscales para hacer frente a la inflacción

La Comisión de Hacienda debate dos iniciativas sobre medidas fiscales para hacer frente a la inflacción
La primera propuesta, defendida por el PP, pedía instar al Gobierno de Aragón medidas sobre el IRPF como “deflactar la tarifa”, mientras que la iniciativa de Ciudadanos solicitaba destinar los ingresos de los impuestos de hidrocarburos y electricidad a la adopción de un plan de choque contra la inflación

La Comisión de Hacienda de las Cortes ha debatido esta mañana dos proposiciones no de ley, del PP y Ciudadanos, destinadas a la adopción de medidas impositivas para luchar contra la inflación. Ambas han sido rechazadas con el voto en contra de los partidos que apoyan al Gobierno e Izquierda Unida.

 

La primera proposición no de ley, presentada por el G. P. Popular, pedía instar al Gobierno de España a la bajada de impuestos a través de medidas sobre el IRPF para paliar el impacto de la inflación en la economía de las familias españolas, especialmente las más vulnerables. Una propuesta que únicamente ha contado con los votos favorables de PP, Ciudadanos y Vox, por lo que no ha salido adelante.

 

La parlamentaria Carmen Susín ha defendido la iniciativa y, en su turno, ha explicado las medidas como “deflactar la tarifa de IRPF, plantear una deducción máxima específica aplicable sobre la cuota diferencial del impuesto entre 200 y 300 euros anuales o crear una nueva figura en el mínimo personal y familiar específica y temporal”.   

 

Desde el PSOE, Óscar Galeano no se ha mostrado a favor de la propuesta, ya que “tendría sentido las medidas presentadas si también apoyaran la iniciativa sobre la subida de los salarios en un 7-8%”. Por su parte, José Luis Saz (Ciudadanos) ha apoyado la iniciativa porque “deflactar la tarifa no es bajar impuestos” y ha explicado que “sino deflactamos, es una subida en cubierta de los impuestos que las familias más desfavorecidas no podrán abordar”.

 

Desde las filas de Podemos, Marta de Santos ha mostrado su rechazo a la proposición no de ley porque “no busca soluciones reales”. “La Administración está gestionando y ayudando a los sectores más desfavorecidos y realmente afectados”, ha argumentado. De la misma manera, Carmen Martínez (CHA) ha lamentado “la insistencia del PP en la bajada de impuestos cuando está en la oposición”. Sin embargo, “estamos acostumbrados a que los suban cuando están en la gobernanza”, ha añadido.

 

David Arranz, de Vox, ha pedido que España y Europa reconozcan su responsabilidad en la subida de la inflación. Así, ha sentenciado que “se ha disparado más de un 4% y el Gobierno continúa diciendo que se debe a la guerra de Ucrania, a pesar de haber empezado en el verano del año pasado”. Por último, Álvaro Sanz (IU) ha apuntado que no apoyarán la iniciativa. Ha reconocido que “el impacto de la situación inflacionaria es evidente y se debe realizar una reforma de los impuestos”. No obstante, “desde el G. P. Popular no hablan de aquellas personas que no pagan debidamente”.   

 

REDUCCIÓN DE LOS IMPUESTOS DE HIDROCARBUROS Y DE ELECTRICIDAD  

 

La Comisión de Hacienda también ha debatido una proposición no de ley, defendida por el diputado de Ciudadanos José Luis Saz, relativa a la reducción del impuesto de hidrocarburos y del impuesto sobre la electricidad. La propuesta ha sido rechazada con el voto en contra de PSOE, Podemos, CHA, PAR e IU, los votos a favor de Cs y Vox y la abstención del PP.

 

Saz ha señalado que su iniciativa pide destinar parte de los ingresos recibidos por la cesión del 58% de los impuestos de hidrocarburos y del 100% del impuesto sobre la electricidad. El diputado de Ciudadanos ha admitido que la propuesta se inspira en una proposición presentada por el PSOE en la Asamblea de Madrid “que no se llegó a votar por un defecto de forma”. Saz ha vaticinado que “en los próximos tres o cuatro años” la tasa de inflación va a ser superior al 8% “lo que augura una importante debilidad económica”, y hace necesario “destinar las bonificaciones de estos impuestos a determinadas personas con dificultades económicas”. La iniciativa también incluía la reducción del precio de combustible de 3,5 céntimos por litro y la mejora de la calidad y del régimen tarifario del transporte público. 

 

Desde el grupo parlamentario del PSOE, Óscar Galeano ha dicho que “hay que tener en cuenta el contexto para valorar ciertas iniciativas”, y ha recordado que técnicamente la redacción de la iniciativa impide su puesta en marcha, por lo que ha pedido apostar por otro tipo de medidas “que vayan dirigidas al componente estructural de los costes energéticos”. En relación a la bajada de 3,5 céntimos del precio del combustible, Carmen Susín (PP) ha dicho que la iniciativa “es mucho envoltorio para tan poco regalo”, y ha afirmado que su grupo se abstiene conociendo que la iniciativa proviene del PSOE madrileño. 

 

Marta de Santos, en representación de Podemos, ha remarcado que “por primera vez se están presupuestando las cosas y los servicios públicos cuestan dinero”. Por eso, ha dicho, “son necesarios los impuestos y una política de gastos e ingresos realista”. Por parte de CHA, su portavoz Carmen Martínez, se ha mostrado sorprendida por el contenido de la iniciativa presentada por Ciudadanos porque “no se pude llevar a cabo”, ya que “lo que se recauda ahora se tiene que liquidar dentro de dos años”.  

 

Desde Vox, el diputado David Arranz ha afirmado que los hidrocarburos y la electricidad “se están convirtiendo en artículos de lujo” y ha recordado que la Agencia Tributaria ha recaudado más de 2.800 millones –un 19% más que el año anterior- durante los tres primeros meses de 2022. Álvaro Sanz, de IU, ha dicho que estas medidas “no son útiles” porque hay que dirigir más correctamente los recursos públicos “hacia las personas que realmente lo necesitan”, por lo que habrá que mejorar la cobertura en precios de las personas “que necesitan su vehículo para trabajar”.  

Notas de prensa relacionadas: