Actualidad

Nota de prensa

La Comisión de Sanidad debate sobre la mejora de la Atención Primaria y medidas preventivas para las agresiones a sanitarios

La Comisión de Sanidad debate sobre la mejora de la Atención Primaria y medidas preventivas para las agresiones a sanitarios
La iniciativas, defendidas por Susana Gaspar (Ciudadanos) y Santiago Morón (Vox), no han salido adelante como consecuencia del voto en contra de los cuatro grupos que sustenta el Gobierno e IU

La Comisión de Sanidad ha debatido esta mañana dos iniciativas que no han salido adelante porque no han contado con los votos a favor de los grupos que sustentan el Gobierno ni de IU. La primera, presentada por Ciudadanos, pedía la mejora de la Atención Primaria, tanto en el ámbito urbano como rural. La segunda, defendida por Vox, demandada implementar más medidas preventivas para reducir las agresiones a los profesionales sanitarios. 

 

Susana Gaspar ha sido la encargada de defender la primera proposición no de ley, que solicitaba la creación de una mesa de trabajo para analizar la situación sanitaria aragonesa y definir una nueva estrategia, que ofreciera una mejor asistencia. En su intervención, Gaspar ha incidido en que “el sistema sanitario aragonés se encuentra entre los mejores valorados en España gracias al buen hacer de nuestros profesionales”. Por ello, “debemos demostrarles en que estamos dispuestos a mejorar y resolver sus necesidades”, ha argumentado.

 

Desde el PSOE, Ana María Arellano ha explicado que “esta iniciativa está firmada en enero y ya se cuenta con un reciente Plan de Atención Primaria”. En este sentido, ha añadido que “ya están desarrollando iniciativas integrados en ese Plan, como ofrecer plazas estructurales de enfermería o establecer la plataforma para atención sanitaria virtual”. El diputado popular Jesús Fuertes ha apoyado la iniciativa y ha reflexionado sobre la sanidad rural, “ya que nuestra sociedad está envejecida”. “La atención primaria está enferma”, ha sentenciado. Así, ha lamentado que “la falta de recursos ha provocado el divorcio entre los ciudadanos y los profesionales sanitarios”.

 

Vanesa Carbonell, desde las filas de Podemos, ha reflexionado sobre la necesidad de optimizar recursos. Además, ha defendido que “no puede haber ciudadanos de segunda y la atención primaria es un derecho para todos”. Así, ha presentado diferentes medidas que se han puesto en marcha para prosperar el servicio. Desde CHA, Isabel Lasobras ha incidido en la falta de fondos para resolver la problemática sanitaria. “Un informe de la Cámara de Cuentas indica que Aragón cuenta con un déficit económico de 628 millones para cubrir los servicios de Educación, Servicios Sociales y Sanidad”, ha sentenciado.

 

Santiago Morón (Vox) ha apoyado la iniciativa porque comparte la importancia de realizar un estudio de necesidades de la Atención Primaria. No obstante, ha indicado que “parece un compendio de iniciativas”. En esta línea, ha argumentado que es difícil defender esta propuesta ante “la falta concreción en algunos puntos y un exceso en la extensión”. En representación del PAR, Esther Peirat no ha manifestado su apoyo porque “ya se cuenta con un plan”. En esta línea, ha recordado la importancia que posee la Atención Primaria, “ya que es la base de la asistencia sanitaria”. “Una buena atención, con un adecuado diagnóstico y un conveniente manejo de los pacientes puede salvar vidas”, ha concluido.

 

Por último, Álvaro Sanz ha apuntado que “deberíamos haber sido un poco más ambiciosos”. Además, ha sido rotundo en que mejorar la Atención Primaria se trata de “garantizar la estabilización de los profesionales de difícil cobertura y mejorar el sistema porque, de lo contrario, no habrá relevos de MIR”.

 

AGRESIONES AL PERSONAL SANITARIO

 

La Comisión de Sanidad también ha debatido una iniciativa defendida por Vox para adoptar medidas urgentes para aumentar la seguridad de los profesionales sanitarios en su entorno de trabajo, como la instalación de cámaras o la implantación del botón del pánico.

 

Santiago Morón, quien ha presentado la proposición no de ley, se ha mostrado preocupado por “el aumento de agresiones a los profesionales sanitarios”. “En lo que vamos de año se han producido 151 casos, cuarenta más que en 2021 durante el mismo periodo”, ha argumentado. Por lo tanto, “consideramos necesario incrementar las medidas de seguridad para los sanitarios porque las actuales son insuficientes”, ha sentenciado.

 

El portavoz de IU, Álvaro Sanz, ha presentado una enmienda, que no ha sido aceptada. En su intervención ha incidido en que “debemos prevenir y no poner cámaras porque estas medidas solo solucionan en casos concretos”.  Así, ha considerado que “es más necesario estudiar las casuísticas y las razones de estas agresiones”.

 

Desde los grupos no enmendantes, Olvido Moratinos (PSOE) ha reseñado como “necesaria cualquier medida preventiva”. Respecto a las actuales, “se deben evaluar, pero ya existe ese botón de alerta y la vigilancia en la mayoría de los centros”. Así, ha defendido que el Gobierno de Aragón “ya está trabajando en la prevención”. Por su parte, Jesús Fuertes, desde el G. P. Popular, ha apuntado que “las estadísticas nos indican que las agresiones están aumentando”. En este sentido, ha lamentado que “entre el personal especializado, hay centros que no cuentan con personal de seguridad”. Además, ha añadido que “no solo son físicas, hay agresiones verbales, vejaciones y amenazas”.

 

De igual forma, Susana Gaspar (Ciudadanos) ha incidido en que “deberíamos tener el tiempo para analizarla”. “Hay que poner en marcha todas las medidas posibles, debemos preocuparnos y ocuparnos para garantizar la seguridad de los profesionales sanitarios”, ha reclamado. Sin embargo, “también deberíamos estudiar en las razones de estas agresiones”, ha aportado. Desde las filas de Podemos, Vanesa Carbonell ha recordado que “el año pasado se produjeron 355 agresiones a trabajadores del salud”. Por lo que, ha recalcado que “hay que trabajar en planes de prevención para los centros de Atención Primaria, que es la ubicación donde más se producen”.

 

En representación de CHA, Isabel Lasobras ha manifestado su rechazo a cualquier tipo de violencia. No obstante, también ha explicado algunas de las medidas puestas en marcha desde el Gobierno como que “existe una mesa de trabajo constituida por la comisión sectorial de Prevención de Riesgos laborales”. Por último, Esther Peirat (PAR) ha apuntado que “el riesgo cero es complicado, por no decir imposible, pero debemos trabajar porque el riesgo sea el mínimo posible”. Además, ha reconocido que las actuales medidas en los centros son “susceptibles de modificables para comprobar su eficacia”.

Notas de prensa relacionadas: