Actualidad

Nota de prensa

Las Cortes de Aragón celebran las audiencias legislativas del proyecto de ley de participación de la comunidad educativa en los centros docentes

Las Cortes de Aragón celebran las audiencias legislativas del proyecto de ley de participación de la comunidad educativa en los centros docentes
Representantes de dieciocho colectivos, asociaciones y sindicatos han intervenido ante la Comisión de Educación del Parlamento aragonés para exponer sus aportaciones a este texto legislativo

La Comisión de Educación, Cultura y Deporte del Parlamento aragonés ha concluido esta mañana el proceso de audiencias legislativas del proyecto de ley de participación de la comunidad educativa en los centros docentes de Aragón con la presencia de dieciocho colectivos, asociaciones y sindicatos para poner de manifiesto sus inquietudes y propuestas en materia de participación en las comunidades educativas. 

 

Así, el primero en tomar la palabra ha sido Miguel Ángel Sanz, presidente de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (FAPAR), quien ha reivindicado “el derecho a participar en la escuela” porque “todos formamos la comunidad educativa y las familias queremos participar en el proceso educativo de nuestros hijos e hijas”. La siguiente en intervenir ha sido la presidenta de la Federación Cristiana de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (FECAPARAGÓN), María Concepción Ibáñez, quien ha acogido “con esperanza este proyecto de ley ya que va dirigido a impulsar la participación educativa”, en “un proceso que nos obliga a todos a ser conocedores de las obligaciones y necesidades”. 

 

De igual manera, desde la Federación de Asociaciones de Estudiantes de Aragón (FADEA) en el Consejo Escolar de Aragón, Jonathan Ginés ha destacado que “el texto es adecuado y satisface nuestras reivindicaciones históricas en materia de participación y de representación del alumnado”. A su vez, el presidente del Consejo Escolar de Aragón, Jesús Garcés, ha puesto en valor que “se está construyendo una parte del modelo aragonés educativo con esta ley” y, además, trata de “definir qué es la cultura participativa, un componente esencial para la transformación”. 

 

A continuación, desde la Ejecutiva de la Federación de Enseñanza de CC. OO. Aragón, Andrés Mingueza ha puesto de relieve que “la inclusión en educación es el elemento que da voz a todas las realidades y es una condición imprescindible para garantizar el derecho universal de una educación de calidad para todo el alumnado”. Asimismo, Mónica de Cristóbal, como responsable de CSIF Educación Aragón, ha señalado que “se trata de una ley muy ambiciosa para la participación de todos los agentes que conforman la comunidad educativa”, pero “echamos de menos saber cómo vamos a implementar esta ley, el cuándo, el quién y con qué”. El presidente de la Asociación de Equipos Directivos de Infantil y Primaria de Aragón (AEDIPA), Ricardo Civera, acompañado por la secretaria de la asociación, Esperanza Díez, ha realizado "un reconocimiento al trabajo y predisposición positiva de los equipos directivos para favorecer la aplicación de la normativa". 

 

De igual forma, la presidenta de la Asociación de Directores y Directoras de Institutos de Educación Secundaria de Aragón (ADIARAGÓN), María Pilar García, y la tesorera de la Asociación de Directores de Instituto de Enseñanza Secundaria de Zaragoza (ADIZAR), Eva García-Bajo, han mostrado su preocupación por “la distribución de tiempos para la participación”, la coordinación docente que “debe contemplarse dentro del horario” y “la necesidad de recursos humanos”. El decano de la Facultad de Educación de la Universidad de Zaragoza, Julio Latorre, ha afirmado que “la escuela es un espacio fundamental de socialización entre los diferentes integrantes de la comunidad” y, por ello, “es necesario fomentar que se mantenga la participación en todas las etapas educativas". 

 

Desde el Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Aragón (STEA), Esther Martínez ha manifestado que la ley matiza un aspecto muy importante en el proceso educativo, que es la participación” pero se ha preguntado “cómo se va a llevar a cabo su aplicación” en una escuela pública aragonesa “en estado crítico”, y ha pedido una evaluación mental de los docentes “que son los peores pagados de España”. De igual forma, José María Cabello ha puesto de relieve que “la participación ya está presente en Aragón desde 1978” y ha lamentado que la ley “no tenga memoria económica” por lo que es una "oportunidad perdida". Manuel Magdaleno, que junto a Cabello han participado a título particular en el procedimiento, ha sostenido que la ley “no aporta nada a la mejora del aprendizaje y de la calidad docente”. Afirma que “es innecesaria” porque "va a incrementar la burocracia" y la participación "ya se desarrolla suficientemente en la vida educativa”.

 

El presidente de Somos LGTB+, Juan Diego Ramos Marikovich, ha señalado que se deben proporcionar herramientas a los centros para “trabajar la diversidad como un recurso social es fomentar el respeto” y pide hacer de los centros educativos “un lugar acogedor, especialmente para las personas LGTB+” luchando contra el bullying y el acoso. El responsable de acciones educativas de Magenta, Simón Aranda, ha afirmado que en esta ley “se debería avanzar más en el reconocimiento de las distintas realidades LGTBI+”, porque “en nuestro país y en nuestras aulas sigue existiendo la lgtbifobia”. A continuación, la presidenta de Euforia Familias Trans-Aliadas, Natalia Aventín, ha afirmado que “la familia y los centros educativos son las instituciones que perpetúan el sistema” y que las aulas “deben ser un espacio seguro y de participación” y no un entorno “en el que se sufre acoso, violencia y discriminación”.  

 

El presidente de Visión Trans, Erik García, ha dicho que la ley “ofrece una mayor interlocución con las entidades que trabajan por la integración” y ha añadido que “no debe utilizarse material educativo que construya un relato estigmatizante de la realidad”. Desde Chrysallis, su secretaria Sandra Bayón ha afirmado que “es conveniente formar en igualdad a todos los actores de la comunidad educativa” y que “sería muy interesante incluir esta formación entre los docentes en activo y los estudiantes de Magisterio”. Por último, la directora territorial de la Fundación Secretariado Gitano Aragón, Isabel Jiménez, ha afirmado que la nueva norma “es absolutamente necesaria para promover una participación efectiva y responsable” que facilite conseguir una sociedad “integradora y diversa”. 

 

Después de las audiencias legislativas, el proyecto de ley continuará su tramitación parlamentaria con la apertura del plazo para las enmiendas ciudadanas y de los grupos parlamentarios. Le seguirá la emisión del informe de la ponencia y el dictamen de la comisión correspondiente, antes de su elevación al Pleno para su aprobación definitiva. 

Notas de prensa relacionadas: