Actualidad

Nota de prensa

La directora del IAM incide en que "el reconocimiento de la violencia de género en el medio rural es difícil" y “exige una respuesta contundente de las administraciones”

La directora del IAM incide en que
María Goikoetxea ha comparecido ante la Comisión Institucional de las Cortes a propuesta de la parlamentaria popular Cristina Sainz, quien ha apuntado que la violencia contra la mujer “alcanza una dimensión más dramática” en el medio rural

La directora del Instituto Aragonés de la Mujer, María Goikoetxea, en su comparecencia de esta mañana ante la Comisión Institucional de las Cortes de Aragón, a propuesta del PP, ha incidido en que “la dureza de la realidad exige una respuesta contundente desde todas las administraciones y por eso estamos impulsando una reconstrucción del feminismo como política de Estado”.

 

“La violencia machista tiene sus raíces en condiciones estructurales de desigualdad que tenemos que combatir de una forma unida y coordinada”, ha declarado, al tiempo que ha explicado que “el reconocimiento de la violencia de género en el medio rural es más difícil, pero tenemos que seguir trabajando para que no haya ciudadanas de primera y de segunda”.

 

De igual forma, la directora del IAM ha recordado que el 25N se presentó el “informe de datos básicos sobre violencia de género en Aragón” y que “gracias al presupuesto de 2023, que asciende a más de ocho millones de euros, vamos a reforzar el escudo social”, porque “cuando se protege a las mujeres se garantiza una recuperación inclusiva y se avanza como sociedad”. Y, en este sentido, Goikoetxea ha citado el aumento de la cuantía destinada a guardia social, atención psicológica y a la red de vivienda.

 

En lo relativo al medio rural, María Goikoetxea ha destacado también el programa ‘Juntas en las comarcas’, que pretende “acercar los recursos con los que cuenta el Gobierno de Aragón a todos los lugares” y, tal y como ha afirmado la directora del IAM, “en este momento hemos mantenido reuniones con más de doscientos profesionales del ámbito de la intervención social”. Asimismo, ha manifestado su voluntad de que el Observatorio de Violencia sobre la mujer “empiece a funcionar a la mayor brevedad posible”.

 

En última instancia, la responsable del Instituto Aragonés de la Mujer ha reconocido la importancia de que “los hombres se sientan interpelados”, ya que “la violencia de género no es un fenómeno fortuito, sino un hecho social arraigado en la cultura machista y la desigualdad”.

Desde el grupo proponente la diputada Cristina Sainz ha incidido en que “desde los poderes públicos se tiene que hacer un esfuerzo extraordinario para acabar con la desigualdad entre hombres y mujeres en las zonas rurales, donde la violencia alcanza una dimensión más dramática”. Del mismo modo, Sainz ha mostrado su interés en conocer las líneas de trabajo del Observatorio Aragonés de Violencia sobre la Mujer en relación con la violencia de género en el medio rural y las acciones que se están llevando a cabo.

El socialista Darío Villagrasa ha valorado positivamente el trabajo del IAM porque “pone en marcha políticas de atención y visibilidad de la mujer, lucha contra la violencia de género o atiende a las víctimas de esta violencia en el medio rural”. Asimismo, ha puesto de manifiesto  “el compromiso económico firme en atención a las mujeres y en políticas de sensibilización e igualdad”. Por Ciudadanos, Beatriz García ha pedido conocer si la asistencia psicológica “va a llegar al acompañamiento de la mujer en dependencias judiciales” y, a la vez, ha puesto el foco en los puntos de encuentro familiar, que “se encuentran muy diseminados en el territorio y a la mujer rural muchas veces le resulta difícil acudir por la distancia”.

Itxaso Cabrera (Podemos) ha defendido “el  feminismo para avanzar en derechos” y ha puesto en evidencia que el PP con esta comparecencia “quería seguir manteniendo un titular sobre la ley del ‘solo sí es sí’”, pero es una ley “garantista” que tiene como fin “el derecho a la asistencia integral especializada y accesible”. La diputada de CHA Carmen Martínez ha resaltado que “hay que poner el foco en el agresor porque las mujeres somos las víctimas” y que en el caso de los menores “habría que profundizar en las causas” y poner el foco en “la educación sexual en los centros escolares”. David Arranz (Vox) ha manifestado que “la mayoría de las mujeres no desea una justicia que discrimine por sexos, sino que sea eficaz” y, también, ha puesto el foco en la necesidad de “trabajar con la mujer en el medio rural para su plena integración”. Además, Arranz ha añadido que “desde Vox estamos contra todo tipo de violencia”.

Desde el PAR, Jesús Guerrero ha valorado de forma positiva que “se destinen más recursos para luchar contra la violencia de género” y que en el impulso de estas medidas “no queremos que existan diferencias entre el medio urbano y el rural”. Álvaro Sanz (IU) ha compartido “el diagnóstico del carácter estructural de las violencias machistas” que dificulta “ser conscientes de esta violencia y nos lleva a equivocarnos en la valoración de avances históricos como la ley del “solo sí es sí”, que pone el consentimiento en el centro y en arbitrar un mecanismo integral para avanzar”.

Notas de prensa relacionadas: