Actualidad

Nota de prensa

El presidente de la Cámara de Cuentas asegura que el sector público aragonés “está mejor que cuando empezó a funcionar esta institución”

El presidente de la Cámara de Cuentas asegura que el sector público aragonés “está mejor que cuando empezó a funcionar esta institución”
Alfonso Peña ha comparecido esta mañana ante la Ponencia de Relaciones con la Cámara de Cuentas para exponer los informes de fiscalización sobre la contratación del Ayuntamiento de Zaragoza, ejercicio 2020; la fiscalización del Ayuntamiento de Huesca, ejercicio 2020; y la del Ayuntamiento de Teruel, ejercicio 2021

El presidente de la Cámara de Cuentas, Alfonso Peña, y la consejera de la Institución, Rosa Montolío, han comparecido esta mañana ante la Ponencia de Relaciones con la Cámara de Cuentas para exponer los informes de fiscalización sobre la contratación del Ayuntamiento de Zaragoza del ejercicio 2020; la fiscalización del Ayuntamiento de Huesca durante el ejercicio 2020; y la del Ayuntamiento de Teruel para el ejercicio 2021. En este sentido, Peña ha asegurado que el sector público aragonés en su conjunto “está mejor que cuando comenzó a funcionar la Cámara de Cuentas”, y valora la actuación de esta institución como una causa para la positiva situación.

 

Peña ha valorado también la Cámara de Cuentas como una “institución consolidada que tiene un peso y un reconocimientos” y ha destacado el trabajo realizado por esta a través de los informes, “que sirven para mejorar la gestión pública, para identificar irregularidades y hacer recomendaciones, pero también son una herramienta importante para hacer control presupuestario”. En última instancia, el presidente ha mostrado su preocupación ante tres conclusiones de los informes que reflejan que el nivel de competencia de la contratación pública ha disminuido significativamente, que el número de procedimientos en los que solo hay una oferta han aumentado, y que la duración de los procedimientos de contratación ha aumentado un 50% desde 2011. Por este motivo, ha asegurado que desde la institución “vemos riesgos en el sector local futuro”, y recomienda continuar con la intervención de la Cámara de Cuentas para realizar la fiscalización externa.

 

Por su parte, la consejera de la Cámara de Cuentas, Rosa Montolío, ha recordado que en los informes de fiscalización se destacan las incidencias, lo que significa “que todo lo demás se hace bien y que se cumple con la legalidad”. Además, ha valorado positivamente la situación dada en el Ayuntamiento de Huesca que les ha permitido “trabajar con un muy buen ritmo” y ha supuesto una “oportunidad de mejorar” para el consistorio. En última instancia, ha valorado la situación de los otros dos ayuntamientos estudiados, para los que recomienda “regularizar, ordenar y disponer de toda la información necesaria para contabilizar todas las operaciones existentes”, así como “reforzar los sistemas de control interno” de las casas consistoriales.

 

Durante su turno de palabra, la diputada popular María Navarro ha expuesto la situación presente en el Ayuntamiento de Zaragoza en el ejercicio estudiado y ha asegurado que “en el momento de su llegada al Ayuntamiento existían 1.000 millones de euros de contratos sin licitar” y que el marco de actuación para paliar ese problema era “monitorizar todos los contratos”. Por su parte, el parlamentario del Partido Socialista Óscar Galeano ha calificado el informe sobre la contratación en el Ayuntamiento de Zaragoza como “demoledor” y asegura es consecuencia de la “gestión inadecuada ante problemáticas estructurales, y en las derivadas por la pandemia”.

 

Desde Vox, Fermín Civiac ha reprochado a los parlamentarios que “estamos normalizando que en la Administración pública se incumpla la ley en materia de contratación de personal o de subvenciones” y “respetar las normas es lo que separa la civilización de la barbarie”. “Hay que hacer un uso político de estos informes”, ha añadido. Por parte de CHA, José Luis Soro ha expuesto que “estos informes tienen que ser instrumentos de mejora para solucionar problemas”, al tiempo que ha denunciado “el uso que se hace de los contratos menores en el ámbito municipal”.

 

Pilar Buj, en representación de Teruel Existe, ha destacado que “los males endémicos que se dan en la Comunidad en su gestión se repiten a nivel municipal” y ha valorado “pequeños fallos administrativos en la tramitación de subvenciones que se repiten en cada informe pero que no se actúa para solventarlos”. El portavoz de IU, Álvaro Sanz, ha declarado que “se trata de tres informes muy arduos y duros, sobre todo, el del Ayuntamiento de Zaragoza” y, en relación con el del Ayuntamiento de Teruel, ha señalado que “las apreciaciones de la Cámara de Cuenta en materia de contratación, encomiendas y subvenciones son muy serias y generan inquietud”.

Notas de prensa relacionadas: