Actualidad

Nota de prensa

El proyecto de ley de modificación del Derecho Foral en materia de capacidad jurídica de las personas celebra su proceso de audiencias legislativas

El proyecto de ley de modificación del Derecho Foral en materia de capacidad jurídica de las personas celebra su proceso de audiencias legislativas
Diez asociaciones aragonesas dedicadas a la atención de personas con discapacidad y entidades especializadas en salud mental, autismo o alzhéimer han realizado esta mañana sus aportaciones ante la Comisión Institucional con el fin de mejorar el texto legislativo

La Comisión Institucional y de Desarrollo Estatutario de las Cortes de Aragón ha celebrado esta mañana a partir de las 10:00 horas las audiencias legislativas para el Proyecto de Ley de modificación del Código de Derecho Foral de Aragón en materia de capacidad jurídica de las personas. Durante la sesión, un total de diez representantes de asociaciones aragonesas dedicadas a la atención de personas con discapacidad y entidades especializadas en salud mental, autismo o alzhéimer han intervenido para proponer mejoras al texto legislativo.

 

Desde la Fundación Aspace, el abogado y responsable de calidad, Pablo Escanero, ha reclamado que se lleve a cabo “una adaptación terminológica para ajustarse a la reciente reforma del artículo 49 de la Constitución y que modifique términos como deficiencia o discapacitado”, al tiempo que ha pedido “que se invierta el orden de preferencia para que el cónyuge sea la persona preferente por encima de los padres para ejercer el apoyo”. En representación de la Fundación Valentia y de Plena Inclusión Aragón, Gema Laplana, ha valorado que “cuando una figura de apoyo sea designada por orden judicial se deberían mantener unas medidas de control como el inventario inicial, las rendiciones anuales y la cuenta general justificada como medidas de salvaguarda”.

 

A continuación, el presidente de la Fundación Aragonesa Luis de Azúa, Luis Gonzaga, ha solicitado que en la exposición de motivos de la norma “se sustituya la palabra ‘discapacitado’ por ‘persona con discapacidad’”, pues “el lenguaje es importante para respetar los derechos de las personas”. Asimismo, ha destacado que “todos somos iguales por nuestra propia dignidad y no porque la ley lo diga”. Desde la Federación Salud Mental Aragón, Purificación Eiroa ha defendido que “es obligación de los legisladores adaptar las normas a los nuevos requerimientos de la sociedad” y, en este sentido, ha señalado entre los objetivos de la reforma del Código Foral “el respeto a la autonomía de las personas” o “el reconocimiento del papel crucial que desarrolla la familia”.

 

Durante su intervención, el presidente del Forum de entidades aragonesas de salud mental, Alfonso Cerdán, ha considerado la modificación de este proyecto “beneficioso para las personas que tienen dificultades para manifestar su voluntad” y ha valorado que, en este caso, “el derecho de asumir riesgos y cometer sus propios errores no tiene sentido alguno”. En representación de la Fundación para el apoyo a la autonomía y capacidades de las personas de Aragón, Patricia Hernández ha recordado que “la mayor parte de las personas con discapacidad no pueden tomar muchas de las decisiones ya que son personas con un deterioro cognitivo importante que necesitan una sustitución de su capacidad”. En representación de ATADES, Alejandro Aineto ha asegurado que “cuando una persona carece de capacidad jurídica necesita protección y apoyo”, pero la norma “lo reconoce en el momento en el que se nombra a un defensor judicial, no previamente, durante el proceso judicial que determina las posibles medidas de apoyo de la persona con discapacidad”.

 

La abogada de la Asociación de Autismo de Aragón, Marta Gil, ha solicitado que “los contratos realizados por las personas con discapacidad sin los apoyos necesarios puedan ser anulables en todo caso”, al tiempo que ha reconocido no entender “la obligatoriedad de la revisión de una curatela cuando no va a haber mejoría en la persona que se acoge a ella”. En último lugar, desde la Asociación de familiares de alzhéimer de Zaragoza, la presidenta Rosa María Cantabrana ha valorado que “la aportación del alzhéimer es fundamental para la modificación de este proyecto por ser la más prevalente de todas las demencias”. Por su parte, la vicepresidenta, María Jesús Cardoso, ha solicitado “incluir también las necesidades y problemáticas de los cuidadores principales”.

 

La sesión ha sido seguida por parte del presidente de CERMI Aragón, Jesús Carlos Laiglesia, y de su directora técnica, Eva Velázquez. Además, los diputados María Navarro (PP), Pilimar Zamora (PSOE), David Arranz (Vox), José Luis Soro (CHA), Joaquín Moreno (A-T Existe), Andoni Corrales (Podemos), Álvaro Sanz (IU) y Alberto Izquierdo (PAR) han participado en la sesión y hecho sus aportaciones a las palabras de los comparecientes.  

Notas de prensa relacionadas: