Actualidad

Nota de prensa

La consejera de Bienestar Social y Familia defiende la “toma de medidas” en materia de vivienda y empleo para revertir unos datos de natalidad “muy preocupantes”

La consejera de Bienestar Social y Familia defiende la “toma de medidas” en materia de vivienda y empleo para revertir unos datos de natalidad “muy preocupantes”
Carmen Susín ha comparecido esta mañana ante el órgano sectorial de las Cortes a petición de la socialista Pilimar Zamora, quien ha denunciado que “la única medida implementada hasta ahora ha sido la creación de un mayor estructura en el Departamento, con más cargos”

La consejera de Bienestar Social y Familia, Carmen Susín, en su intervención esta mañana ante el órgano sectorial de las Cortes, ha lamentado que “los datos de natalidad en 2023 en España y en Aragón son muy preocupantes” y ha defendido que “la toma de medidas” en cuestiones como “la implementación de políticas de vivienda y empleo, el impulso de ayudas económicas o la ampliación de la reproducción asistida”.

 

En este sentido, Susín ha recordado que “las políticas de natalidad deben ser transversales en cualquier gobierno” y ha hecho hincapié en la importancia de contar con “un empleo estable para los jóvenes que no genere retraso en la edad de maternidad”. La consejera ha recordado que “el presidente Azcón anunció inversiones por valor de diez millones de euros para que la Comunidad sea una tierra de oportunidades”, “se han fortalecido y ampliado los programas de captación de talento investigador” y “ya se ha anunciado un plan para ayudar a los cuarenta y siete mil jóvenes que siguen viviendo con sus padres”.

 

Asimismo, en lo relativo a Educación, la responsable de Familia ha destacado que “se han creado veintitrés nuevas aulas TEA y dieciocho de escolarización anticipada a los dos años”. No obstante, en palabras de la consejera, “es fundamental la red de atención temprana, pero también cuestiones como la habilitación de salas de lactancia en edificios de la Administración pública, fortalecer el tejido productivo, impulsar medidas para ayudar a los autónomos o facilitar el acceso al empleo a las personas más alejadas del mercado laboral”.

 

En última instancia, Carmen Susín ha explicado que “existe un conflicto entre los hijos que se desean tener y los que finalmente nacen” y ha negado que “el rol de la mujer en el mundo laboral esté detrás de la bajada de la natalidad”. “En España la mayoría de las mujeres tienen un hijo, pero por problemas de conciliación no suelen tener más”, ha detallado.

 

La diputada del PSOE Pilimar Zamora ha denunciado que “pese a explicar que la Dirección General de Familia era una prioridad para este Gobierno, no sabemos qué medidas se van a poner en marcha”, pues “la única implementada hasta ahora ha sido la creación de una mayor estructura con más cargos”.

 

La parlamentaria del Partido Popular Silvia Casas ha transmitido que “queremos que las mujeres sean libres si quieren abortar y también si quieren ser madre”. Acto seguido, Casas ha referido que “las familias aragonesas, en toda su diversidad, son un pilar básico para el Gobierno de Aragón”, y ha instado a que “todos aquí debemos hacer autocrítica porque hemos olvidado que las políticas públicas en materia de natalidad tienen que ser trasversales”. El diputado David Arranz, de Vox, ha recalcado que "la baja natalidad, el invierno demográfico y el envejecimiento es de gran preocupación para nuestro partido”, y por ello ha abogado por “la familia en el centro de todas las políticas del Gobierno aragonés”. Además, Arranz ha hecho constar que desde su partido “se opone a la solución de la baja natalidad española con la inmigración masiva, defendemos que España siga siendo España”. 

 

Pilar Buj, parlamentaria de Aragón-Teruel Existe, ha enfatizado en que “no se puede improvisar, ni aplicar ideas personales o cuestiones ideológicas”. A este respecto, Buj ha manifestado que “la natalidad depende de la libertad de las personas y la percepción de la seguridad que tienen, porque solo será posible impulsar nuevos nacimientos si las condiciones sociales son adecuadas, y si es posible que las familias pueden elegir con plena libertad”. Desde Chunta Aragonesista, Isabel Lasobras ha referido que las mujeres “sí que quieren tener hijos, pero no siempre sus circunstancias se lo permiten, no siendo únicamente motivos económicos, sino la incertidumbre laboral”. Lasobras ha reivindicado la trascendencia de “políticas estructuradas en la conciliación familiar y en la emancipación de la vivienda”, y ha añadido que, en el ámbito rural, “muchas mujeres no quieren o no pueden quedarse allí porque no hay medidas suficientes, ni los recursos aptos para que podamos vivir y desarrollarnos allí”.

Notas de prensa relacionadas: