Actualidad

Nota de prensa

Representantes del Partido Animalista exponen ante las Cortes su rechazo a la declaración de la tauromaquia como Bien de Interés Cultural Inmaterial

Representantes del Partido Animalista exponen ante las Cortes su rechazo a la declaración de la tauromaquia como Bien de Interés Cultural Inmaterial
La comparecencia de Yasmina Larumbe y Francisco Javier Garcinuño ha servido para exponer a los diputados autonómicos sus argumentos y motivos para posicionarse de manera contraria a la declaración de Bien de Interés Cultural Inmaterial de la tauromaquia que el Gobierno de Aragón tiene intención de llevar a cabo

Zaragoza, 18/06/2013.- Yasmina Larumbe y Francisco Javier Garcinuño, representantes de PACMA Partido Animalista, han comparecido hoy en la Comisión de Comparecencias y Peticiones Ciudadanas para exponer sus argumentos y motivos contrarios a la declaración de Bien de Interés Cultural Inmaterial (BICI) de la tauromaquia que el Gobierno de Aragón tiene intención de llevar a cabo. La comparecencia, revestida de cierta tensión en algunos momentos, ha expuesto el rechazo frontal de PACMA a la tauromaquia y ha dejado claro que, en opinión de sus representantes, la declaración de BICI solo busca “dar continuidad mediante los instrumentos de protección a los bienes culturales al agonizante mal llamado espectáculo de los toros”.

Larumbe ha manifestado que “el apoyo institucional ya era notorio y muy necesario para la supervivencia de esta actividad”, lo que ha justificado basándose en el descenso del número de ganaderías y eventos o el descenso del numero de abonados, que, según Larumbeo, “reflejan la pérdida de interés popular por estos festejos debido a que la repulsa hacia el maltrato animal en la sociedad es cada día más evidente”. La compareciente ha calificado la propuesta de declaración de BICI como “inmoral y un insulto a la ciudadanía ahogada por la crisis” y ha mostrado su rechazo a “estas inyecciones económicas”.

A este respecto ha denunciado como “la prevaricación, probada en algunos casos, que ha aportado dinero público al sector pasará, si se aprueba la declaración de BICI, a ser algo legal en forma de IVA reducido, desgravaciones y exenciones fiscales, mayores partidas en los presupuestos o apoyo explícito y sin ambages”. Larumbe ha pedido que “no lleven adelante esta declaración, que supone una inmoralidad y una vergüenza para los aragoneses y el resto de españoles” y ha instado a los parlamentarios a dar “un paso adelante hacia una civilización más ética y sensibilizada con el bienestar, planteándose que es lo mejor para los ciudadanos a nivel moral, ético, cultural y que es lo mejor para los animales”.

La representante de PACMA ha criticado también que la ley “prohíbe el maltrato animal y los espectáculos donde se produzca, pero excluyendo los festejos taurinos a los que otorga la categoría de cultura”, lo cual ha calificado de “incoherente y aberrante”. Larumbe ha lamentado que “en 2013 estemos aún enfrentando la falta de ética y moral de una clase política que sirve espadazos, sangre y mutilaciones en la televisión pública en horario infantil o permite la entrada al coso a menores para ver el maltrato a otro ser vivo”.

El diputado del PP Ramón Celma ha comenzado su intervención definiendo la tauromaquia como “una rama de la cultura originaria de nuestro país que es, como todas las disciplinas artísticas, difícil de entender y de explicar” y ha pedido respeto a los profesionales y aficionados “cuyo respeto por la crianza del toro y su lidia en el ruedo es la base de este arte”. Celma ha defendido lo que, según su opinión, es “un espectáculo vivo en el que el triunfo de la vida sobre la muerte y la inteligencia sobre la fuerza bruta es el significado fundamental”.

Para María Victoria Broto, diputada socialista, su grupo se encuentra en una postura “moderada, intermedia y tolerante”. Por ello, Broto ha declarado estar “en contra de la declaración BICI y de la prohibición”, de la cual ha declarado que solo consigue “un efecto boomerang y lo contrario de lo que busca”, y ha defendido “dar a cada uno la libertad de que haga lo que quiera”.

Por parte del PAR ha intervenido Manuel Blasco, quien ha mostrado su rechazo a la intervención de PACMA debido a “sus comentarios sobre que los políticos no estamos moralmente evolucionados”. El diputado, que incluso se ha planteado renunciar a su tiempo de intervención, ha pedido a los comparecientes que “sean tolerantes” y les ha recordado que “existen distintas sensibilidades y que a una persona le gusten los toros no le convierte en un asesino o torturador”.

Nieves Ibeas, diputada de CHA, ha citado a Joaquín Costa para resaltar que las corridas de toros “nos envilecen como sociedad” y ha calificado como “éticamente reprobable, un despropósito y una sandez” que se declare BICI una actividad “centrada en el sufrimiento de un animal”. Ibeas ha manifestado que “no hace ninguna falta” y ha remarcado que “nosotros solo vemos en esto un negocio para intentar sostener una actividad que es deficitaria mientras servicios públicos están desatendidos”.

Patricia Luquín, representante de IU, ha declarado que nadie entiende que en el siglo XXI “se siga apostando por el maltrato animal”, y ha criticado que la declaración “esconde el interés de financiar con dinero público las corridas de toros ante su falta de rentabilidad por la escasez de público”. Luquín ha lamentado que “a contracorriente de lo que ocurre en otras comunidades que buscan la abolición de estas prácticas, en Aragón un comité dependiente de Cultura estudie esta declaración”, ya que “creer que la tortura y el asesinato pueda ser de interés cultural es una locura”.

Notas de prensa relacionadas: