Actualidad

Nota de prensa

APUDEPA reclama la protección global como Bien de Interés Cultural de Averly, “la catedral por antonomasia de la primera industrialización en España”

APUDEPA reclama la protección global como Bien de Interés Cultural de Averly, “la catedral por antonomasia de la primera industrialización en España”
Los representantes de la asociación defensora del patrimonio aragonés, además de insistir en ampliación del amparo público por su valor “insustituible, deslumbrante y excepcional como conjunto industrial”, han acusado esta mañana en las Cortes a la Dirección General de “dejación de funciones” y de “haber actuado como agente urbanístico”

Zaragoza, 11/02/14.- La Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés (APUDEPA) ha reclamado esta mañana ante la Comisión de Comparecencias y Peticiones Ciudadanas la protección global como Bien de Interés Cultural de la totalidad del conjunto mueble e inmueble que fue la antigua factoría de Averly en la capital aragonesa. Un amparo público que se basa, entre otras cuestiones y de acuerdo a las palabras que han trasladado a los diputados los responsables de la organización, en su valor “insustituible, deslumbrante y excepcional” y en su carácter de “catedral por antonomasia de la primera industrialización en España”.

Carlos Bitrián, como representante de la entidad, ha sido el encargado de hacer llegar a los parlamentarios las inquietudes de APUDEPA sobre las instalaciones que ocupó una de las principales empresas de inicios del siglo XX. “Su relevancia histórica y cultural es de primer orden y, si se separa el conjunto, supondrá un grave quebranto. Esa especial significación es lo que le hace única como testimonio extraordinario de un sector clave en el proceso de industrialización”, ha manifestado el compareciente.

En opinión de la asociación, la catalogación sólo de una parte del total supone “una línea arbitraria que no es técnica ni cultural”. “Lo protegido no es ni lo más bello ni lo más importante”, ha comentado Bitrián. Además, por este motivo, desde APUDEPA acusan a la Dirección General de Patrimonio Cultural de “dejación de funciones” y de “haber actuado como agente urbanístico con competencias de las que carece”. “No puede existir otra razón para esto que las presiones. Más cuando la técnico que realizó el informe afirmó hace dos años que es un conjunto de alto valor patrimonial”, ha expuesto Bitrián.

Desde el PP, Ramón Celma ha apostado por “lograr soluciones que beneficien a todos”. En su opinión, esto solo se puede llevar a cabo “siendo muy equilibrados”. “Sería inasumible la protección integral desde el punto de vista económico. Haciendo cálculos realistas y materiales, no es viable por parte de los ciudadanos hacer frente a esto en las circunstancias actuales”, ha manifestado el portavoz del Grupo Popular en esta materia ante la Comisión de Comparecencias y Peticiones Ciudadanas.

Para la parlamentaria socialista Ana Cristina Vera hay que exigir al Gobierno, “como competente en la materia”, una “reflexión para tener en cuenta todos los planteamientos que se le han trasladado”. “Hemos trabajado por el patrimonio industrial cuando estuvimos en el Ejecutivo y lo hacemos y seguiremos haciendo. Por eso, ahora reclamamos que se replantee la catalogación parcial independientemente de lo que se pueda o no decir en el juzgado”, ha defendido esta diputada del PSOE.

Manuel Blasco (PAR) ha recordado que este tema “viene desde 2001”. “No depende sólo de este Gobierno”, ha añadido en este mismo sentido. Para este diputado, “la realidad del patrimonio es que en estos momentos no hay recursos para mantener todo”. Por eso, Blasco ha apostado por “plantearse buscar soluciones aunque no siempre sean las mejores”. “Me sumo a esto pero partiendo de que se ha tratado de darla asegurando que una buena parte o la más sustancial de Averly pueda tener continuidad”, ha expresado.

El diputado de CHA Gregorio Briz ha calificado este conjunto como “joya arquitectónica industrial” y ha apostado por “no buscar la confrontación en este tema y abrir el cauce del debate parlamentario”. “Es fundamental el debate político porque, entrar en el tema judicial, sería una dinámica perversa que no conduce a nada. Tenemos que ser conscientes de la realidad pero no caer en el economicismo”, ha manifestado el portavoz de este Grupo en la Comisión.

Para Adolfo Barrena (IU), esta situación “es un ejemplo lamentable, inaceptable, e impresentable del modelo económico y productivo que vivimos”. Este diputado ha apostado por “preservar la integridad de lo que en estos momentos es la factoría Averly”. “Es inaceptable un acuerdo que no contemple la protección global. Si se habla de que lo que está hecho hasta ahora es suficiente, ahí no nos van a encontrar”, ha añadido el parlamentario de IU.

Notas de prensa relacionadas: