Actualidad

Nota de prensa

El rector de UNIZAR alerta del envejecimiento del profesorado y la imposibilidad de ofrecer contratos atractivos a los nuevos investigadores

El rector de UNIZAR alerta del envejecimiento del profesorado y la imposibilidad de ofrecer contratos atractivos a los nuevos investigadores
El responsable de la institución universitaria, José Antonio Mayoral, ha expuesto esta mañana en la Comisión de Innovación, Investigación y Universidad la situación provocada, a su juicio, por la falta de reposición del personal en una sesión en la que, además, se ha debatido una iniciativa defendida por el diputado popular Eduardo Peris sobre inteligencia artificial

Zaragoza, 13/12/2018.- Una plantilla “envejecida” y “escasamente motivada” que “sale muy cara”  por la acumulación de quinquenios y sexenios es el principal problema que presenta la Universidad de Zaragoza a juicio de su rector, José Antonio Mayoral, que esta mañana ha comparecido en la Comisión de Innovación, Investigación y Universidad para informar sobre la situación de la institución académica, que según su responsable apuesta por las dobles titulaciones y avanza en los procesos de internacionalización y transferencia tecnológica.  

Mayoral ha mostrado su preocupación por el hecho de que el veinticinco por ciento del profesorado tenga más de sesenta años, un problema al que se añaden los “deslizamientos”, esto es, el coste vegetativo que conlleva el acumular ochos años sin que se cubran los puestos liberados y que el rector ha cifrado que ha supuesto ya un coste de cuatro millones de euros. “Tenemos un problema de relevo y de dinero porque una plantilla mayor es muy cara. A esa carga, ha abundado el responsable de UNIZAR, hay que sumar la antigüedad de los profesores no permanentes, “que como en el resto de Europa, vamos perdiendo sentencia a sentencia y para el próximo ejercicio supone comenzar el capítulo I con un déficit de un millón de euros”, ha explicado. Este panorama, según Mayoral, es todavía peor en la facultad de Medicina, donde más de 66 por ciento del profesorado pasa de la barrera de los 60 años. “O relevamos o cerraremos esta facultad”, ha advertido.  

Frente a esta situación, Mayoral ha lamentado que la Universidad no sea capaz de realizar una oferta atrayente. “No somos atractivos para atraer a gente muy preparada si pagamos un nivel 26. ¿Creen que un doctor que vuelve del extranjero se querrá quedar si sólo le puedes ofrecer 22.000 euros brutos durante cinco años y luego ya veremos?”, ha planteado Mayoral.

La Universidad de Zaragoza, ha explicado su rector, está cubierta financieramente por el Gobierno de Aragón en un 85 por ciento y acaba de presentar su presupuesto al consejo social después de llevarlo a la oficina de control presupuestario y de control interno y ha conseguido reducir la deuda a corto plazo de los 17,2 a los 11 millones de euros a finales de este año, lo que supone bajar los intereses de 700.000 euros a los 200.000 euros actuales, según ha detallado. Sobre la rebaja de las tasas universitarias impulsada por el Gobierno de Aragón, Mayoral ha reconocido el empeño de hacer la institución “más flexible”, pero ha advertido que la medida ha supuesto una pérdida de ingresos de 600.000 euros.

El popular Modesto Lobón ha felicitado a Mayoral por “su estilo” y los logros conseguidos y ha destacado que el próximo Gobierno deberá “desbordar” ese actual 85 por ciento de financiación de la Universidad, mejorar la financiación básica para la investigación porque el actual contrato programa es un “aperitivo” y no incurrir en los “fallos” de las convocatorias sin resolver.        

La socialista Isabel García Muñoz ha reafirmado el compromiso del Gobierno con la Universidad de Zaragoza  y su traducción en el aumento de inversiones. Sobre las reducción de tasas, ha reconocido la “bajada de ingresos” de la institución, pero ha destacado que se ha hecho “en beneficio de los estudiantes” y que “se compensa con otro tipo de aportaciones.

La portavoz de Podemos, Maru Díaz, ha recordado que su partido lleva dos años hablando de los problemas de financiación y envejecimiento de la plantilla de la Universidad por las tasas de reposición “impuestas por la forma de entender la crisis“. Ha sugerido, además, que el actual contrato programa “igual se queda corto” y ha preguntado por la situación de las obras de la facultad de Filosofía y Letras.

Por su parte, Jesús Guerrero (PAR) ha mostrado su preocupación por el problema de envejecimiento del personal planteado por Mayoral y se ha interesado por las próximas acciones de la institución para adaptarse a la variación de grados que en su opinión conllevará  la transformación digital y sobre la postura del rector sobre la opción del campus no presencial.     

Javier Martínez, de  Ciudadanos, ha manifestado su “esperanza” en la labor del rector y su equipo “para que la universidad evolucione y se modernice” y se ha interesado por la posibilidad de implantar nuevos grados, la transferencia de tecnología, así como de las posibilidades que en su opinión ofrece la financiación por objetivos aparte de la cantidad fija de dinero público.

Por último, Carmen Martínez (Grupo Mixto-CHA) ha destacado la “lección de consenso” que supuso la aprobación de la Ley de la Ciencia Aragonesa y ha llamado a que la Universidad y el Gobierno de Aragón sigan trabajando “unidos de la mano”. Además, ha considerado que el problema de la financiación se ha resuelto de un modo  “bastante aceptable” y se ha interesado por la oferta de dobles titulaciones.
 

INTELIGENCIA ARTIFICIAL

La Comisión de esta mañana también ha debatido un texto de impulso del PP para la puesta en marcha de un plan estratégico en inteligencia artificial. La propuesta no ha salido adelante porque, a pesar del apoyo del PAR, PSOE, Podemos y Grupo Mixto han votado en contra, mientras que Ciudadanos se ha abstenido. Desde el grupo proponente, Eduardo Peris ha defendido que “en 2020 el 85% de las conexiones entre empresas estarán basadas en inteligencia artificial”. “La revolución está sucediendo ya en estos momentos y es una realidad”, ha explicado.

La socialista Isabel García Muñoz ha considerado que “es a través de la Estrategia de la Industria 4.0 como se está funcionando”, mientras que para Román Sierra (Podemos), “es una proposición interesante” pero ha considerado que “existe un desfase entre el plan europeo y lo que se expone aquí”. El diputado del PAR Jesús Guerrero ha recordado que su formación ya ha reclamado en varias ocasiones “hablar con claridad de tecnologías que avanzan a un ritmo muy rápido” y Martínez (Ciudadanos) ha reclamado “una estrategia en conjunto para todas las tecnologías emergentes”. Por parte del Grupo Mixto, Carmen Martínez (CHA) ha defendido que “el ITA puede ser la agencia que usted propone”.

 

 

Notas de prensa relacionadas: