Actualidad

Nota de prensa

La Cámara autonómica insta al Ejecutivo a que contemple la exigencia del tacógrafo para los servicios interurbanos de transporte de viajeros

La Cámara autonómica insta al Ejecutivo a que contemple la exigencia del tacógrafo para los servicios interurbanos de transporte de viajeros
La iniciativa de la diputada de Podemos Marta Prades, enmendada por CHA para aclarar que se trata de una cuestión que afecta a la legislación europea, ha salido adelante con el voto favorable de PSOE, PAR, Ciudadanos y Grupo Mixto y la abstención del PP, que pedía consensuar la medida con el sector

Zaragoza, 13/03/2019.- Las Cortes de Aragón han instado esta tarde al Ejecutivo autonómico a que observe la exigencia del tacógrafo en los procesos de contratación pública de servicios de transporte de viajeros para áreas interurbanas que no superen los cincuenta kilómetros. La medida, defendida por la diputada de Podemos Marta Prades en la Comisión de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda ha salido adelante con el apoyo de PSOE, PAR, Ciudadanos y Grupo Mixto y la única abstención del PP, que no ha visto aceptada su enmienda para que la propuesta contase con el acuerdo del sector del transporte.

Sí ha aceptado Prades la enmienda presentada por escrito por Gregorio Briz para añadir un segundo punto a la proposición no de ley en el que se hace constar que el uso del tacógrafo se regula por un Reglamento europeo, por lo que la iniciativa insta a trasladar a Fomento este acuerdo para que solicite a la UE que modifique la norma en este sentido. 

Prades ha aclarado que, con la actual regulación, “no se está cometiendo ninguna negligencia”, pero ha solicitado que la DGA exija el tacógrafo para “mejorar la seguridad” en este tipo de servicios porque, actualmente, los trabajadores “no están obligados aguardar los tiempos de descanso y saltarse las diez horas de trabajo no es una excepción sino la norma”, según le han asegurado diversos trabajadores del sector con los que su grupo se ha entrevistado.

Fernando Galve (PP) se ha mostrado favorable a “extremar la seguridad”, algo “básico”, y, en este sentido, ha pedido que Inspección refuerce su labor y se ha abstenido finalmente porque Prades no ha aceptado el acuerdo previo del sector para la obligatoriedad del tacógrafo. Para el socialista Fernando Sabés, tanto la iniciativa de Podemos como la enmienda de CHA pueden ser unas medidas más “de presión” para que el Gobierno de España plantee en Europa la necesidad de modificar la norma. 

La aragonesista Berta Zapater ha significado que “el tacógrafo es una opción, pero tiene que haber otras formas de control si no están siendo eficaces” y, en todo caso, los abusos son denunciables. Jesús Sansó, de Ciudadanos, ha advertido de que “no se puede hacer preceptiva una excepción en un reglamento europeo porque sería carne de recurso”, pero ha sumado su apoyo a la mayoría.

Y como miembro de grupo enmendante, Gregorio Briz (Grupo Mixto/CHA) ha insistido en la necesidad de trasladar al Ministerio el acuerdo del parlamento aragonés para que sirva de presión ante Europa y ha apuntado a las mejoras de los pliegos de contratación y la labor de Inspección de Trabajo para resolver la cuestión hasta que la normativa cambie.

Notas de prensa relacionadas: