Actualidad

Nota de prensa

La Asociación provincial de Autotaxi de Zaragoza solicita que Aragón asuma la competencia para regular las licencias VTC y evitar el intrusismo en el sector

La Asociación provincial de Autotaxi de Zaragoza solicita que Aragón asuma la competencia para regular las licencias VTC y evitar el intrusismo en el sector
Mariano Morón, presidente de este colectivo, ha reivindicado “seguridad jurídica” para el sector del taxi frente a a las prácticas “desleales” de empresas como Uber y Cabify durante su comparecencia de esta mañana en la Comisión de Comparecencias Ciudadanas y Derechos Humanos

Zaragoza, 18/12/2018.- La Asociación Provincial de Autotaxi de Zaragoza ha reclamado esta mañana en la Comisión de Comparecencias Ciudadanas y Derechos Humanos el amparo de las Cortes de Aragón para que las administraciones aragonesas asuman las competencias para regular la actividad de las licencias VTC, de vehículos de alquiler con conductor, con el propósito de evitar el "intrusismo" que a su juicio supone la entrada en el mercado del modelo que propugnan empresas como Uber y Cabify.

El presidente de la asociación, Mariano Morón, ha expuesto la situación creada a raíz de la Ley ómnibus de 2009 que eliminó la ratio 1/30 y que favoreció la aparición de estos competidores de licencias VTC, que en su opinión plantean un modelo sostenido sobre los pilares de la "elusión fiscal", por tributar en países de baja fiscalidad, la "precariedad laboral", practicando el 'dumping' social con los trabajadores, y el "quebrantamiento de la ley" que regula el servicio de VTC. Estas prácticas, ha explicado Morón, han llevado a la "destrucción" del taxi en la ciudad estadounidense de San Francisco tras años de trabajar a pérdidas, y ha traído también un "perjuicio" para los clientes por la retirada de vehículos cuando baja la demanda y la subida de precios en momentos de demanda alta.

Frente a ese modelo, Morón ha reivindicado el sector del taxi, del que ha recordado que viven 70.000 familias, "paga impuestos y respeta las normativas de las distintas administraciones". Por eso, ha reivindicado "seguridad jurídica" de las administraciones para garantizar la estabilidad de un sector que, frente a la múltiple oferta de movilidad con la que actualmente cuentan los ciudadanos con la irrupción de la bicicleta, el patinete y la moto eléctrica, pretende renovarse con el impulso de una serie de medidas encaminadas a la mejora del servicio, como la inclusión de vehículos de gran capacidad, la existencia de una terminal de pago en cada vehículo a partir del próximo 1 de enero, así como que el usuario conozca de antemano el precio del servicio cuando lo solicite mediante su aplicación.

Además, Morón ha presentado un código de buenas prácticas que pretende "mejorar la calidad del servicio" entre las que se incluyen comportamientos ya extendidos en el sector como la amabilidad y el buen trato con el cliente y los compromisos de contribuir a la seguridad de los pasajeros aguardando a la entrada en el portal de mujeres, niños, personas mayores y discapacitados antes de continuar con el servicio y optar siempre por el camino más corto preguntando en todo caso al usuario en caso de que existan varias opciones.

Por último, ha recordado la colaboración que el sector mantiene desde hace años con la Seguridad Social transportando a enfermos oncológicos y de diálisis, personas discapacitadas y el "esfuerzo" que viene desarrollando para contribuir a evitar la contaminación mediante la renovación de la flota de vehículos, en la que ya se incluyen automóviles eléctricos e híbridos, así como taxis propulsados por gas natural y GLP.

Desde el PP, Fernando Galve ha considerado que "el colectivo del taxi es imprescindible para la vida de las ciudades". "La clave: un servicio público estratégico", ha sentenciado este portavoz en el mismo sentido de razonamiento. En su opinión, "se está realizando un importante esfuerzo para adaptarse a las nuevas demandas, un taxi más social, más medioambiental, más eficiente, más responsable". "El problema vino cuando se liberalizó en 2009 la concesión de VTC, con la Ley Omnibus. Hasta ese día se vivía de forma coordinada y en perfecta armonía", ha criticado.

"Han demostrado que con ganas de mejorar y con un servicio de calidad se pueden conseguir cosas", ha iniciado el socialista Enrique Pueyo su posicionamiento en este debate. Para él, "iniciativas como esta ayudarán a mejorar su imagen". Este portavoz ha destacado como "muy importante" la "ayuda a personas mayores y con dificultad" y "esperar a la entrada en los portales, por seguridad, o acompañamiento hasta la puerta". "Demuestran la calidad humana del sector. El trato recibido siempre ha sido excepcional", ha manifestado.

La voz de Podemos Aragón en esta comparecencia la ha puesto Raúl Gay. "Como uno de los usuarios más habituales de esta Cámara, no tengo más que buenas palabras para el servicio", ha arrancado su comparecencia. Para él, hay una "distinción" entre "las VTC tradicionales con las que se ha convivido toda la vida" y "las nuevas, Uber y Cabify, que no se parecen en nada". "Es economía extractiva: los impuestos no van a España, el trabajo es muy precario y hacen 'dumping'. ¿Libre empresa? Prefiero hablar de empleo digno. Se pueden poner puertas al campo", ha reivindicado.

Por parte del PAR, María Herrero ha felicitado al sector por "el hecho de que vengan al Parlamento para transmitir de primera mano su información y la situación que están viviendo". "Incluso anticipadamente. Analizan lo que sucede en otras ciudades y se adelantan a lo que puede pasar, aunque estemos lejos de la problemática. Es positivo", ha reivindicado. En opinión de esta parlamentaria, "se está viendo la realidad para ser competitivos y mejorar el servicio". "Destaco su valor en este sentido", ha añadido.

Desde Ciudadanos, Jesús Sansó ha recordado que "en la reciente tramitación de la Ley del Taxi" su formación "fue el único que propuso incluir las VTC en el texto". "Todos rechazaron dicha enmienda", ha explicado. En su opinión, "la situación no ha sido creada por Uber y Cabify, sino por la Ley Omnibus de Zapatero". "Vamos al origen del problema. Frente a otros modelos de transporte, la única forma de competir es en calidad", ha expuesto este portavoz durante su turno de palabra.

El portavoz del Grupo Mixto, Gregorio Briz (CHA), se ha mostrado "orgulloso del texto que trabajamos en la Cámara para regular el sector del taxi". "Estaría de acuerdo con todo lo que ha expuesto. Es oportuno lo que están haciendo porque el mundo cambia muy rápido y ustedes modernizan el servicio con más calidad y competitividad", ha defendido también. Para Briz, "en Zaragoza, por suerte, la cosa ha ido bien con las VTC" y "la convivencia ha sido buena". "Es lo que habría que mantener", ha añadido.

Notas de prensa relacionadas: