Actualidad

Nota de prensa

El director general de Cultura defiende al sector como “un derecho ciudadano” y apuesta por “una política estable a salvo de los vaivenes políticos”

El director general de Cultura defiende al sector como “un derecho ciudadano” y apuesta por “una política estable a salvo de los vaivenes políticos”
Un proceso de diálogo con los agentes para la elaboración de un proyecto de ley de la cultura y la redacción de un plan estratégico para los museos o las bibliotecas como “centros de animación a la lectura” son algunas de las acciones anunciadas por Víctor Manuel Lucea en su comparecencia de esta mañana en las Cortes de Aragón

“Garantizar la cultura como un derecho ciudadano” es uno de los ejes centrales que se plantea, para la actual legislatura, el director general en la materia, Víctor Manuel Lucea. El “punto de partida” de la Dirección General, en palabras de este responsable, es considerar a la cultura como “un derecho” y un “servicio básico” que “debe ser garantizado para todos”. “Es una fuente de enriquecimiento personal, fomenta el espíritu crítico y, por tanto, fortalece el sistema democrático”, ha relatado en este sentido.


Pero, además, también ha incluido entre los pilares de sus líneas de acción la elaboración de una ley para el sector que “permita una política cultural estable a salvo de vaivenes políticos”. En opinión de Lucea, el sector tiene “potencial de crecimiento económico y tiene generación de riqueza y empleo” por lo que espera, según ha indicado, iniciar “un proceso de diálogo entre los agentes” para elaborar un texto que sería “una gran apuesta para la estabilidad”.


Durante su comparecencia de esta mañana, que ha agrupado las solicitudes del PP y del consejero del ramo, ha anunciado medidas como la redacción de un plan estratégico de museos de Aragón, “con especial interés en la creación contemporánea”, la mejora de la calidad de las bibliotecas, para convertirlas en “centros de animación a la lectura” o la creación de una línea específica de ayudas a festivales impulsados por asociaciones culturales”, que junto con la continuidad de la línea de ayudas a las creaciones, serían “con régimen de concurrencia competitiva”.


Desde el PP, Pilar Cortés ha apostado por “trabajar en el beneficio de la sociedad en el ámbito cultural” y, en esa línea, ha trasladado al director general que cuenta con el apoyo de su formación. “La cultura es un derecho de todos, un factor de riqueza personal y conjunta”, ha definido esta portavoz. Para ella, “puede vertebrar la acción política de un Gobierno”. En relación a la acción de la anterior legislatura, ha criticado que “podemos tener muchos planes y estudios pero nos falte empuje”.


El diputado socialista Darío Villagrasa ha defendido el papel del Consejo de la Cultura de Aragón porque “permite mantener un constante diálogo con otras administraciones y con el sector”. También ha instado a aumentar la programación cultural propia. El diputado de Ciudadanos Carlos Trullén ha considerado un “reto” saber coordinar la cultura en el entorno urbano y en el rural. Además, ha propuesto que “determinados oficios tradicionales se conviertan en un motor turístico de atracción”.


Desde Podemos, la diputada Erika Sanz ha mostrado su deseo de que la figura del mediador cultural anunciada por la Dirección General “defienda la cultura como un derecho y un servicio público”. Además, ha pedido mejoras en la situación laboral de los creadores. Por parte de CHA, la diputada Isabel Lasobras ha solicitado medidas “para que las personas creadoras se queden en Aragón, porque muchas de ellas se ven obligadas a salir fuera para trabajar”.


El portavoz de Vox, David Arranz, ha asegurado que su formación “concibe la cultura como un derecho fundamental” y ha insistido en “potenciar una cultura aragonesa inclusiva y no enfrentada a la identidad nacional”. La diputada del PAR Esther Peirat ha pedido al director general que “fomente los eventos que disponen de un valor añadido para la Comunidad, como el Festival de los Castillos de Aragón, por su labor en la vertebración del territorio”. Desde el Grupo Mixto, el portavoz de Izquierda Unida, Álvaro Sanz, ha considerado que "garantizar la cultura en todo el territorio para favorecer el propio desarrollo cultural tiene que ser una lucha continua".

Notas de prensa relacionadas: