Actualidad

Nota de prensa

El director general de Producción Agraria considera que el “reto más importante” del Gobierno en esta materia será “conseguir una PAC 21-27 más justa y eficaz”

El director general de Producción Agraria considera que el “reto más importante” del Gobierno en esta materia será “conseguir una PAC 21-27 más justa y eficaz”
José María Salamero ha reivindicado una línea de ayudas comunitaria en la que deje de aplicarse los derechos individuales y las referencias históricas y se incorporen la profesionalidad y la renta, de acuerdo con “la posición común acordada en la pasada legislatura y las medidas del pacto de gobernabilidad”

El director general de Producción Agraria, José María Salamero, ha considerado que el “reto más importante” del Gobierno en esta materia será “conseguir una PAC 21-27 más justa y eficaz”. Este responsable en el Ejecutivo ha reivindicado una línea de ayudas comunitaria en la que deje de aplicarse los derechos individuales y las referencias históricas y se incorporen la profesionalidad y la renta, de acuerdo con “la posición común acordada en la pasada legislatura y las medidas del pacto de gobernabilidad”.

De momento, Salamero ha recordado su intención de “continuar con la gestión de las ayudas de la PAC 14-20” para que, según ha explicado, “se reciban en el plazo establecido por normativa”. “Supone un gran esfuerzo para el personal del Departamento dada complejidad de la gestión”, ha añadido en este mismo sentido. De acuerdo con las cifras aportadas, solo en pago básico, pago verdes y complemento a jóvenes y pequeños agricultores, en la campaña de 2018 supone cuatrocientos millones para 40.500 agricultores y ganaderos. En relación a la gestión, ha recordado que el objetivo del Gobierno es “seguir avanzando en la implantación de la administración electrónica”.

En relación a otras líneas, ha anunciado una nueva de subvenciones en préstamos, con un montante total de diez millones de euros, para las explotaciones de fruta dulce en Calatayud por “las inclemencias meteorológicas reiteradas en los últimos años” o una nueva del sector vitivinícola, en este caso para planes de reestructuración y reconversión de viñedo. Además, habrá “otra línea fundamental” en las ayudas agroambientales para “la sostenibilidad de los recursos naturales en los que se basa producción de alimentos”.

“Apenas puedo dormir después de ver la ejecución presupuestaria del Gobierno en este Departamento”, ha defendido, al inicio de su intervención, el diputado del PP Ramón Celma, durante su posicionamiento en la comparecencia de esta tarde en la Comisión de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente. Un hecho que, en su opinión, supone “una dejación importante de funciones”. “Tiene que llegar al territorio y al sector y no lo está haciendo”, ha añadido, repasando cifras del 30% y el 10% de ejecución en diferentes líneas FEADER.

La socialista Silvia Inés Gimeno ha “visto con buenos ojos” las líneas de acción presentadas por el director general, con actuaciones “de vital importancia” para el sector. “Queremos un modelo que ponga en valor nuestro territorio, sea medio de vida y herramienta de lucha contra la despoblación”, ha reivindicado. Desde Ciudadanos, Ramiro Domínguez ha lamentado que “se sigue alargando los pagos y quedan profesionales sin cobrar”, por lo que ha pedido ser “más ágiles”. “No hay apoyo a la ganadería extensiva, pero no le corresponde a Producción Agraria”, ha criticado en relación a diferentes líneas de actuación del Gobierno.

El portavoz de Podemos, Nacho Escartín, ha expuesto que “en un contexto de grandes incertidumbres, hay que legitimar la PAC y la importancia que tiene el sector primario”. “Nos da de comer y permite que los pueblos sigan vivos. Tenemos que mostrar que merece la pena”, ha sentenciado. Para Joaquín Palacín, portavoz sectorial de CHA, es “muy necesario” que la nueva PAC “llegue y sirva”. “Con este modelo se han generado desigualdades en el territorio e impedido la incorporación de mujeres y jóvenes. El objetivo del Gobierno es más necesario que nunca”, ha defendido.

El diputado de Vox Santiago Morón ha apostado por “una PAC mucho más justa que fundamentalmente premie al que gestiona la explotación y trabaja el campo”. “Hay que trabajar en el apoyo de la economía familiar, que es la que mantiene el empleo y asienta población”, ha reclamado. Por parte del PAR, Esther Peirat (PAR) ha recordado que su formación “ha defendido siempre al sector como un pilar básico para el desarrollo”. “Lo hemos impulsado desde las instituciones sin complejos y de forma decidida. Es fundamental la eliminación de los derechos históricos”, ha reivindicado. Para Álvaro Sanz (IU), “existe un firme compromiso con una PAC que garantice la renta y sea para quien trabaja directamente”. “Que acabe con los derechos históricos en un sector envejecido y con imposibilidad de modernización. Le pido contundencia”, ha añadido.

Notas de prensa relacionadas: