Actualidad

Nota de prensa

El rector de UNIZAR vuelve a advertir sobre el “envejecimiento” del profesorado y lamenta la “falta de atractivo” de la profesión

El rector de UNIZAR vuelve a advertir sobre el “envejecimiento” del profesorado y lamenta la “falta de atractivo” de la profesión
José Antonio Mayoral ha comparecido en la Comisión de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento para hacer balance de la situación que atraviesa la institución académica superior de la Comunidad antes de las elecciones al cargo del año que viene

El Rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, ha vuelto a señalar el “envejecimiento” del profesorado y la “falta de atractivo” de la profesión como dos de los principales problemas que aquejan a la Universidad Pública de Zaragoza en su comparecencia de esta mañana a voluntad propia en la Comisión de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento de las Cortes de Aragón.

Pese a haberse mostrado “muy proactivos” en el empeño por rejuvenecer el cuerpo de profesores con la convocatoria de doscientas veintisiete plazas de profesor ayudante de doctor, figura de entrada a la universidad (sesenta y nueve en el último año), Mayoral ha reconocido la persistencia de problemas en las titulaciones de salud humana, pese a la cesión por el Salud de tres plazas de la tasa de reposición. “La acreditación es más difícil y no somos atractivos porque se llega muy tarde a la carrera”, ha explicado. Frente a exigencia de acreditar el conocimiento a la que se somete a la pública, el rector ha contrapuesto “la facilidad” de la universidad privada para contratar profesores “con poca acreditación”. “No nos dejan meter a gente joven que se podía ir acreditando con el tiempo”, ha lamentado.

Mayoral ha reconocido también el problema de la temporalidad, pese a que este último año con una tasa de reposición del ciento cinco por ciento se han recuperado sesenta y siete plazas de profesores permanentes de las 184 perdidas anteriormente. Para acabar con la endogamia, en boca de casi todos los portavoces parlamentarios, también se ha planteado la posibilidad de atraer talento de fuera. “La movilidad se obliga o se paga”, ha resumido Mayoral, para lo que ha puesto como ejemplo que “en España, pasar de profesor titular en una ciudad a catedrático en otra supone perder mucho dinero”. Una falta de atractivo que también reduce el número de vocaciones. “La sociedad española debe plantearse en su conjunto este problema porque los que tienen vocación también miran lo que se paga y un profesor no es ni dosmileurista, cuando fuera se paga más”.

En cuanto al número de estudiantes, entre los treinta mil y treinta y un mil, Mayoral ha apuntado una “ligera reducción” que se ha visto frenada por el incremento en 101 estudiantes procedentes del extranjero. Para conseguir más matrículas, la Universidad de Zaragoza ha apostado por las dobles vías y ha impulsado once másteres de referencia con evaluación externa algunos tan especializados como el de Ciencia de Datos en La Almunia o el de Podología desarrollado junto con la empresa Podoactiva en Huesca.   

Por último, en relación a las obras de la Facultad de Filosofía y Letras, ha explicado que la paralización de las obras se debió a la “aparición de amianto” en una parte constructiva de los años sesenta que no cumplía ninguna de las directrices de la normativa europea. Además de anunciar que se ha convocado una reunión de la comisión mixta con la Consejería, ha explicado que se adoptaron las medidas oportunas de formación de los trabajadores y traslado del material contaminante al vertedero. En todo caso, ha asegurado que la demora producida en las obras “no va a afectar a los alumnos, cuyo traslado nunca estuvo previsto antes de 2022”, y el consiguiente encarecimiento “tampoco alcanzará el quince por ciento que aparece contemplado en la ley”.   

La parlamentaria del PSOE Carmen Soler ha resaltado la apuesta del Ejecutivo por infraestructuras como la reforma de la facultad de Filosofía y Letras de Zaragoza, la adopción de medidas para garantizar la “igualdad de oportunidades” reduciendo las tasas y aumentando las becas, así como el fomento de los campus periféricos “para luchar contra la despoblación”· Por el PP, Pilar Gayán ha felicitado al rector por eliminar la deuda a largo plazo y ascender en las clasificaciones de las universidades, pero ha mostrado su “decepción” por el desarrollo de la Ley de Ciencia y ha recordado problemas como la “excesiva burocratización” y la “endogamia” de la institución, además de considerar que “el campus de Huesca no puede dar la espalda a la llegada de Amazon”.    

Beatriz Acín (Ciudadanos) se ha centrado en la cuestión de la empleabilidad de los jóvenes. “Tenemos pocos y los que llegan son la generación digital y mañana entrarán en un cuerpo docente envejecido y desmotivado”, ha advertido.  Además, ha defendido una “EvAU única” con la equiparación de las tasas y el desarrollo de la formación virtual. Itxaso Cabrera ha sido la encargada de fijar la posición de Podemos-EQUO, que pasa por  defender los puntos del pacto de gobierno, seguir impulsando las becas públicas y la estabilidad del personal investigador, hacer que el feminismo también llegue a la Universidad y que ésta sirva de “dique de contención” frente a “los discursos del odio”.  

La diputada Isabel Lasobras se ha felicitado por la partida que los presupuestos dedican a la Universidad que sirve parta “seguir fortaleciendo” el carácter público de la institución y su propósito de servir de “ascensor social”. Además ha sugerido “revisar” las tasas, facilitar los exámenes de la EvAU en las cabeceras de comarca y mejorar las becas para los estudiantes que vienen  de fuera. Por su parte, Marta Fernández, de Vox en Aragón, ha criticado la organización “hipertrofiada” de la estructura universitaria, la “endogamia” del profesorado que impide la movilidad y la llegada de talento de fuera y la “censura” por episodios como la cancelación de una conferencia de su compañero de partido Pedro Fernández sobre el juicio del 1-O.

Jesús Guerrero (PAR) ha formulado una batería preguntas dirigidas al rector sobre la “adecuación” de los grados a los nuevos perfiles que demandan las empresas, la “perspectiva” que ofrecen campus externos como los de la Almunia, Teruel y Huesca o la posibilidad de abrir un canal de enseñanza ‘online’. Por último, Álvaro Sanz (IU/Grupo Mixto) ha defendido el concepto de servicio público de la universidad, para lo que ha demandado que cuente con la financiación debida para garantizar la “estabilidad” de sus profesionales y que busque la excelencia en los grados frente a los másteres para garantizar la igualdad de oportunidades.

Notas de prensa relacionadas: