Actualidad

Nota de prensa

La economía social sostuvo en 2018 unos veintitrés mil empleos y aportó un seis y medio por ciento al PIB de la Comunidad

La economía social sostuvo en 2018 unos veintitrés mil empleos y aportó un seis y medio por ciento al PIB de la Comunidad
La Cátedra de Cooperativas y Economía Social de la Universidad de Zaragoza y Caja Rural de Teruel ha presentado esta tarde en la Comisión de Economía, Planificación y Empleo el informe anual sobre el conjunto de empresas que, además de generar un valor económico, cuentan con una finalidad social y un funcionamiento democrático

La aportación de la economía social en Aragón estuvo sostenida en 2018 por la labor de unas once mil quinientas empresas y organizaciones que dieron empleo a unas veintitrés mil personas, un siete por ciento más respecto a 2015, y generaron una facturación de más de 2.500 millones de euros, lo que supuso cerca del seis y medio por ciento del producto interior bruto de la Comunidad. Así lo han explicado esta tarde la directora de la Cátedra, Carmen Marcuello, y el investigador, Ignacio Bretos, durante su comparecencia en la Comisión de Economía Planificación y Empleo a petición de la consejera del ramo, Marta Gastón.

El trabajo de análisis de carácter anual pretende trasladar una imagen fiel sobre la situación y la evolución del sector de la economía social que, como ha explicado Bretos, engloba a aquellas empresas y organizaciones que combinan la generación de un valor económico con una clara finalidad social y un funcionamiento interno democrático, en las que las personas y los fines sociales tienen primacía sobre el capital, como señala la Ley estatal 5/2011 de Economía Social. Este espectro incluye, entre otras, a sociedades cooperativistas, centros especiales de empleo de iniciativa social y empresas de inserción laboral, asociaciones y fundaciones implicadas. 

Además de las grandes cifras expuestas, el investigador de la Cátedra ha incidido también en los elementos cualitativos de la economía social que contribuyen al desarrollo social, un desarrollo que resulta “sostenible” en términos socioeconómicos. Así, como ya advirtieron en anteriores informes, Bretos ha asegurado que las entidades de economía social “sostuvieron mejor el empleo durante la crisis económica” y posteriormente “han mantenido su calidad y cantidad en mejor medida que el resto”. Además, ha señalado su mejor predisposición para desarrollar iniciativas de economía circular y su funcionamiento como “escuelas de democracia”, que, según Bretos, generan “valores democráticos que luego los trabajadores trasladan a sus vidas privadas”.  

La socialista Beatriz Sánchez ha destacado lo “heterogéneo” del sector pero “con unos principios comunes”. “Tal es el compromiso del Gobierno con la economía social que el Acuerdo de Gobernabilidad lo recoge y cree necesario un marco normativo”, ha explicado. El portavoz en materia económica del PP, Javier Campoy, ha calificado como “claro y contundente” el informe presentado. “Todo esto que hablamos aquí debería trasladarse a una política real y no palabras que se lleva el viento”, ha reclamado al Gobierno. Por parte de Ciudadanos, Javier Martínez ha recordado que su formación “presentó la primera iniciativa para impulsar la economía social”, mientras que José Luis Saz ha destacado que “no hay economía social sin empresas y sin mercado”.

“Desde siempre, nosotras hemos defendido la importancia de la economía social en el desarrollo de Aragón”, ha arrancado su intervención Erika Sanz (Podemos). Para ella, “va mucho más allá y representa un importante sector”. El portavoz de CHA, Joaquín Palacín, ha apostado porque “el sector crezca por sus ventajas y su forma de construir una economía de forma sostenible”. “Hay que destacar los 23.000 empleos y el 6,5% del PIB”, ha valorado.

Desde el PAR, Jesús Guerrero ha mostrado “respeto a cualquier fórmula jurídica de empresa que cree empleo y genere riqueza”. “La economía social en nuestra tierra puede mostrar un beneficio importante”, ha añadido. Por parte de IU, Álvaro Sanz ha lamentado que este sector “no está siendo lo suficientemente reconocido ni atendido de forma correcta” y apostado por “este modelo democratizador de la economía con las personas en el centro”.

Notas de prensa relacionadas: