Actualidad

Nota de prensa

Carlos Pérez vincula el compromiso de sostenibilidad financiera a la garantía de los derechos sociales, el empleo, el crecimiento económico y la innovación

Carlos Pérez vincula el compromiso de sostenibilidad financiera a la garantía de los derechos sociales, el empleo, el crecimiento económico y la innovación
El consejero de Hacienda, Presupuestos y Administración Pública ha comparecido en el órgano sectorial a petición del PP para exponer la posición del Ejecutivo ante el “riesgo” que los populares advierten de que la Comunidad pierda el equilibrio presupuestario

El consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón, ha ligado su compromiso “claro y sin volantazos” con la sostenibilidad financiera a una ejecución de los presupuestos enfocada a la “sostenibilidad social” sobre los pilares de los derechos sociales, el empleo, el crecimiento económico y la innovación y el desarrollo tecnológico. Así lo ha manifestado durante su comparecencia de esta mañana en la Comisión de Hacienda, Presupuestos y Administración Pública a petición del PP para informar sobre el riesgo de no cumplir con el objetivo de sostenibilidad financiera de la Comunidad autónoma de Aragón.

“No estamos aquí para sacarnos un título de contabilidad, sino para gestionar buena parte de los derechos, anhelos y oportunidades de los aragoneses”, ha asegurado el titular del Departamento, para quien su labor ha de consistir en un “equilibrio” entre una situación económica “muy delicada” y la realidad que reflejan los datos de 2017 por los que “los aragoneses no han recuperado todavía los estándares de calidad de vida de 2007”. Para ello Pérez Anadón ha considerado “imprescindible” la elaboración de los actuales presupuestos, que tienen como propósito la garantía de los servicios públicos, el refuerzo del empleo como factor de “cohesión social”, la necesidad de mantener un crecimiento económico “equilibrado y duradero”, así como la innovación y el desarrollo tecnológico “que se han de incorporar al modelo productivo de la región”, ha considerado.

Frente a ese planteamiento del Ejecutivo, el consejero de Hacienda ha rechazado  la situación “apocalíptica” dibujada por el PP, al que ha acusado de “confundir los intereses propios con los de Aragón” y le ha recordado que durante su mandato la deuda de la Comunidad se duplicó, mientras que en los últimos cinco años ha crecido poco más de un punto hasta el 22,2 por ciento del Producto Interior Bruto, más de ocho mil cuatrocientos millones de euros, que colocan a Aragón dos puntos por debajo de la media de las comunidades autónomas.

Además, ha situado la presión fiscal de Aragón en el 5,19 por ciento frente al 5,31 por ciento de la media de las comunidades autónomas. Una situación para la que ha pedido ser “muy conscientes” del comportamiento de otras regiones como Madrid, a la que ha vuelto a acusar de hacer “dumping fiscal”. Por último, y respecto a la reforma de la financiación autonómica, se ha mostrado partidario de una “igualación vertical” para que el reparto se atenga al “coste real” que conlleva la prestación de los servicios en cada Comunidad autónoma y que “la parte de la tarta” destinada a las regiones sea más grande que la que se queda el Estado “porque son ellas las que gestionan las políticas de derechos”.      

Desde el PP, Carmen Susín ha criticado que el Ejecutivo “volvió a endeudarnos en 2018 y 2019 hasta una deuda viva de 8.325 millones”. “Este Gobierno, lejos de amortizar y reducir lo que tenemos que pagar todos los aragoneses, lo que hacen es cronificarla”, ha dirigido al consejero desde el grupo solicitante de la comparecencia. En opinión de Susín, “la reforma del sistema de financiación es la gran mentira de este Gobierno y la excusa que van a usar hasta el final de legislatura”.

El socialista Óscar Galeano ha considerado que “el riesgo que existe hoy es bastante menor que hace cinco años”. “El crecimiento exponencial de la deuda en el Gobierno de Rudi marcó un punto de inflexión y ahora es otra etapa. Aquello era máximo riesgo”, ha criticado. El portavoz en materia presupuestaria de Ciudadanos, José Luis Saz, ha lamentado que “se ha hablado de todo menos de sostenibilidad”. “La estabilidad presupuestaria se utiliza muy demagógicamente y hay que hablar ahora de escenarios de diez años. No es serio hacerlo de un año”, ha considerado.

Para Marta Prades (Podemos), “hay que hacer sostenible la sostenibilidad financiera con la sostenibilidad social”. “Debemos orientar los impuestos para permitir que las políticas públicas se presten en las mejores condiciones”, ha añadido. En opinión de Carmen Martínez (CHA), “esta solicitud de comparecencia no tiene un propósito constructivo”. “El debate se vuelve un poco corto de miras. La deuda no se ha incrementado para ninguna política de lujo”, ha explicado esta representante.

El portavoz de Vox, David Arranz, ha recordado que “dos de cada tres euros proceden de las transferencias del Estado”. “Nos preocupa que 1.200 millones se vayan a destinar a devolver deuda con intereses”, ha mostrado este diputado durante su turno de palabra. Por parte del PAR, Jesús Guerrero ha recordado que “el Gobierno mantiene el compromiso con la estabilidad porque, por responsabilidad, es lo que ahora toca”. “El presupuesto viene en tiempo en forma”, ha reivindicado también en su turno de palabra. “El debate es mucho más amplio que hablar de porcentajes de deuda. Deberíamos hablar del porqué y las causas estructurales que la generan”, ha considerado Álvaro Sanz, diputado de IU. Para él, “hay que hablar de estabilidad y cohesión social”.

Notas de prensa relacionadas: