Actualidad

Nota de prensa

La Ponencia sobre Asuntos Europeos de las Cortes de Aragón aborda el problema de la despoblación con las aportaciones de cinco expertos en la materia

La Ponencia sobre Asuntos Europeos de las Cortes de Aragón aborda el problema de la despoblación con las aportaciones de cinco expertos en la materia
El nuevo formato de audición ha recogido los argumentos y reflexiones de profesionales del mundo académico como Mercedes Molina, catedrática de la Universidad Complutense; Luis Antonio Sáez, director de la cátedra de la DPZ sobre despoblación y creatividad; Francisco Burillo, miembro del Instituto investigación Desarrollo Rural Serranía Celtibérica;, Vicente Pinilla, director del Centro de Estudios sobre Despoblación y Desarrollo de Áreas Rurales y Juan Luis Ballesteros, analista de la Oficina de la Comisión Europea en España

La Ponencia sobre Asuntos Europeos de las Cortes de Aragón ha tratado esta mañana el problema de la despoblación y la Unión Europea con la puesta en marcha de un nuevo formato de audición por el que cinco expertos del mundo académico y de la política comunitaria han contribuido al debate parlamentario aportando sus diferentes puntos de vista.  

Esta nueva estructura de trabajo de la Ponencia sobre Asuntos Europeos, constituida hace más de un lustro para agilizar el seguimiento y la evaluación de proyectos, actuaciones y asuntos que afectan a la Unión Europea y que repercuten en Aragón, pretende proporcionar material de análisis y estudio de profesionales en la materia objeto de debate para que los grupos parlamentarios dispongan de una nueva herramienta para impulsar las políticas públicas.

El analista político de la Oficina de la Comisión Europea en España, Juan Luis Ballesteros,  ha señalado que Europa se encuentra en un “compás de espera” hasta que se concrete el acuerdo marco de la financiación plurianual y la posibilidad de que el organismo comunitario incluya medidas para luchar contra la despoblación en el listado de prioridades que contendrá un próximo informe que, previsiblemente, será presentado en abril por la comisaria de Demografía y Democracia, Dubravka Suica. Además, ha apuntado la posibilidad de que se destine el cinco por ciento de los fondos de cohesión a combatir este problema y que los fondos del Pacto Verde Europeo articule mecanismos para generar puestos de trabajo que fijen población en los territorios más despoblados.

Vicente Pinilla, catedrático de UNIZAR y director del Centro de Estudios sobre la Despoblación y Desarrollo de Áreas Rurales (CEDDAR), ha llamado a luchar contra la despoblación “sólo si las personas que viven en el medio rural quieren permanecer allí para no caer en el error de hacer ingeniería social”. Ha apostado por “concentrar” servicios públicos en las cabeceras de comarca, una política demográfica “holística”, y un cambio en la política agraria común para topar las ayudas a las grandes explotaciones.  

Francisco Burillo, miembro del Instituto Investigación Desarrollo Rural Serranía Celtibérica, ha asegurado que la única forma de regenerar los territorios con una baja densidad de población es crear “un paraíso fiscal en el marco de la UE aplicando el mismo tratamiento que se dispensa a Islas Canarias, con un IVA reducido del siete por ciento y un impuesto de sociedades del cuatro por ciento”.   

Luis Antonio Sáez, director de la cátedra de la DPZ sobre Despoblación y Creatividad, ha considerado “bastante frágil” ligar la despoblación a la financiación autonómica por ser un reto de carácter horizontal, que se reduce a “un juego de suma cero de ver qué le toca a cada Comunidad Autónoma”. Además, Sáez ha criticado la falta de cooperación con la sociedad civil, el “exceso de tecnocracia” de los informes, la ausencia de una política que ligue la inmigración al medio rural, la “desproporcionada” regulación de la Ley de Contratos que “castra las ilusiones” de quienes tienen alguna iniciativa o el “caduco” concepto de empadronamiento por no contemplar la movilidad actual.  

Por último, la catedrática Departamento de Geografía Humana de la Universidad Complutense de Madrid, Mercedes Molina, ha sostenido que el problema de la despoblación es una “crisis del territorio” achacable, a su juicio, “al modelo de crecimiento basado sólo en el PIB, el empleo y la renta sin considerar otros costes o retornos medioambientales y a un modelo territorial de concentración de la inversión, el empleo y la producción que a su juicio han determinado la desigualdad”.  

En representación de los grupos parlamentarios han participado Silvia Gimeno (PSOE), Sebastián Contín (PP),  Daniel Pérez, portavoz de Ciudadanos, Marta Prades, de Podemos EQUO Aragón, Joaquín Palacín (CHA), Santiago Morón (Vox en Aragón) y Jesús Guerrero (PAR).   

Notas de prensa relacionadas: