Actualidad

Nota de prensa

El consejero de Hacienda anuncia que se han adoptado “medidas extraordinarias” para garantizar la liquidez de la Comunidad ante la actual situación de alarma

El consejero de Hacienda anuncia que se han adoptado “medidas extraordinarias” para garantizar la liquidez de la Comunidad ante la actual situación de alarma
Carlos Pérez Anadón, en su comparecencia de esta mañana, ante la Comisión de Hacienda, Presupuestos y Administración Pública de las Cortes de Aragón, ha revelado, además, que se ha ampliado el margen de endeudamiento de Aragón y se han aprobado diferentes fondos y ayudas por valor de diecinueve millones de euros

El consejero de Hacienda y Administración Pública, Carlos Pérez Anadón, ha declarado, en su comparecencia por vía telemática ante la Comisión sectorial de las Cortes de Aragón, que las medidas acatadas desde su Departamento en la lucha contra la pandemia del coronavirus tienen que ver, fundamentalmente, con la “ampliación de personal para cubrir necesidades”, “la garantía de liquidez de la Comunidad autónoma” y la “aprobación de diferentes fondos financieros y ayudas por valor de diecinueve millones de euros”.

El titular del ramo ha comenzado la intervención transmitiendo sus condolencias a “las familias de todos los aragoneses fallecidos” y dando ánimos a “aquellos que se están viendo afectados por esta situación”. Asimismo, Pérez Anadón ha sentenciado que “comparecer hoy es, además de una obligación legal, una obligación moral” y ha explicado a los miembros de la Comisión que las medidas que se están adoptando desde el Gobierno de Aragón son “tan extraordinarias como la pandemia que acontece”.

Tal y como ha expuesto el consejero, la “herramienta principal” que está permitiendo tomar decisiones en el ámbito sanitario, social y económico es el Decreto-Ley 1/2020, de 25 de marzo. No obstante, Pérez Anadón ha asegurado que, antes de la declaración del estado de alarma, el Ejecutivo firmó una orden “por la que se ampliaba el plazo de pago de varios impuestos generados por la Comunidad autónoma de Aragón, como el Impuesto de Sucesiones y Donaciones o el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados”.

“En relación al personal, se trató de minimizar el riesgo de contagio informando a las organizaciones sindicales y acordando, en primer lugar, la permanencia en el domicilio de las mujeres embarazadas o con patologías previas, y posteriormente, reduciendo al máximo la presencia física del personal en sus centros de trabajo”, ha declarado el consejero. “También se ha acudido, en primera instancia, a personal existente, a personal interino y, por causas muy puntuales, al Servicio Público de Empleo”, ha añadido.

De igual forma, el titular de Hacienda ha manifestado que se han tenido que “tomar medidas extraordinarias que garantizasen la liquidez de Aragón en un momento de incertidumbre como el actual” y, además, “ampliar el margen de endeudamiento”. Asimismo, ha explicado que ya se ha transferido la primera mitad de las entregas a cuenta, y que, inicialmente, se ha utilizado para gastos derivados del coronavirus el fondo de contingencia dotado con quince millones de euros.

El socialista Óscar Galeano ha señalado que esta crisis es una “oportunidad” para la firma de “un nuevo contrato social” basado en la confianza en los representantes públicos, que exige “inmediatez” en la toma de decisiones “de riesgo y “agilización” de plazos y trámites burocráticos, y que requerirá la ayuda de “organismos supranacionales”. La popular Carmen Susín, ha reiterado el apoyo y la lealtad de su grupo al Gobierno, pero ha afeado la “autocomplacencia, las excusas y la poca crítica” mostradas por el consejero y ha planteado una amplia batería de medidas de carácter social y económico para ayudar a las familias y los autónomos, entre las que ha incluido la solicitud de condonar el impuesto de sucesiones a las familias de fallecidos por coronavirus. 

José Luis Saz ha trasladado el punto de vista de Ciudadanos, grupo que se ha ofrecido para “reformular” los actuales presupuestos de la Comunidad, que, a juicio de Saz, “han saltado por los aires y ya no sirven para afrontar esta situación”. En esa línea, ha llamado a los grupos a ser “rápidos y originales” y ha propuesto revisar los capítulos IV, VII y VII de las cuentas públicas para primar la atención sanitaria y el tejido de autónomos y pymes. Desde Podemos EQUO Aragón, Marta Prades ha destacado la labor que vienen desempeñando los profesionales de los servicios esenciales, de entre los que ha puesto como ejemplo a las trabajadoras de la limpieza en hospitales, que desarrollan su labor “en condiciones lamentables”, ha denunciado. Además, ha considerado esencial para salir de la crisis la adopción de “medidas de redistribución de la riqueza y una financiación adecuada”. 

Por parte de CHA, la parlamentaria Carmen Martínez ha reconocido errores ante una crisis “que nadie supo prever y que no venía con manual de instrucciones” y se ha mostrado partidaria de una “redistribución fiscal justa” y de la implantación de una renta básica universal “bien financiada” para salir de esta situación. En esa línea, ha criticado que con el dinero de la rebaja de Sucesiones “se podría haber comprado respiradores y EPIs”. Desde Vox en Aragón, David Arranz ha llamado a la participación de todos los agentes sociales implicados para superar la “inevitable” crisis económica derivada de la sanitaria, pero ha aclarado que la unidad de todos no puede conllevar el “seguidismo” con las medidas adoptadas por el Gobierno central. Arranz ha reclamado “priorizar” los recursos y evitar el gasto “superfluo” de “subvenciones, ayudas y chiringuitos”. 

Jesús Guerrero (PAR) ha mostrado su preocupación sobre la necesidad de reactivar la economía regional y ha preguntado al consejero por el resultado de los contactos con el Ejecutivo central para ver si Aragón contará con “mayor músculo” para trasladar esas ayudas a los autónomos y las pymes y la perspectiva de la posible aportación procedente de Europa. Por último, el portavoz de IU, Álvaro Sanz, se ha mostrado partidario de que la DGA disponga de cuantas partidas sean necesarias en un momento en el que ha considerado que resultará esencial “blindar los servicios públicos, asegurar la soberanía productiva y superar las políticas de austeridad mantenidas mediante una redistribución fiscal justa para que pague más quien más tenga”, ha enumerado.

Notas de prensa relacionadas: