Actualidad

Nota de prensa

Pérez Anadón avanza una pérdida mensual de ingresos de veinticinco millones de euros por la moratoria en los impuestos cedidos

Pérez Anadón avanza una pérdida mensual de ingresos de veinticinco millones de euros por la moratoria en los impuestos cedidos
El consejero de Hacienda y Administración Pública ha atendido una triple solicitud de comparecencia formulada por PP, Ciudadanos y Vox en Aragón para informar ante el órgano sectorial del Parlamento aragonés sobre las medidas adoptadas por su Departamento en relación al Covid-19

El Gobierno de Aragón estima que la moratoria en los impuestos autonómicos cedidos están suponiendo una caída mensual en los ingresos de unos veinticinco millones de euros, según ha avanzado esta mañana el consejero de Hacienda y Administración Pública, Carlos Pérez Anadón, durante su comparecencia por videoconferencia ante el órgano sectorial parlamentario para informar a petición de PP, Ciudadanos y Vox sobre las medidas adoptadas por su Departamento para hacer frente a la crisis derivada de la pandemia del coronavirus. 

Ante ese primer dato de la merma de los ingresos de la Comunidad, que irá engordando con la inactividad laboral de las empresas, el consejero ha recordado el planteamiento de alcanzar los mil cuatrocientos millones de euros de liquidez y ha dado a conocer la carta que envió el pasado 23 de marzo a la titular de la Secretaría de Estado de Hacienda, Inés María Bardón, en la que solicitó un anticipo de tesorería y el acceso al excedente del Fondo de Liquidez Autonómica o extra FLA, partida esta última que la ministra María Jesús Montero ya anunció el pasado mes de septiembre que se abonaría a aquellas comunidades autónomas que les correspondiese. 

Para hacer frente a esa situación, Pérez Anadón ha explicado que la DGA ha adecuado el presupuesto de la Comunidad para garantizar la liquidez enfocada a los gastos derivados de la sanidad, los servicios sociales y aquellos a los que obligue el Covid-19, apartado éste que responde a una solicitud del Ministerio y en el que ha incluido el coste a que Educación debe hacer frente para la puesta en marcha del próximo curso. Fuera de esto, ha asegurado que sólo se contempla el coste mínimo a que obligue mantener en funcionamiento los diferentes departamentos del Ejecutivo, por lo que el resto de gastos, al margen de los dedicados a materias como la conservación de carreteras o la vigilancia forestal y aquellas que acuerde el Ejecutivo autonómico, han de entenderse suspendidos. 

“Es imprescindible gozar de la liquidez necesaria para poder hacer frente a las situaciones que se nos vienen”, ha asegurado el consejero, partidario de que siga sin haber presupuestos en Madrid para 2020 y que siga rigiendo esa previsión del 1,6 por ciento del PIB. “Si se hiciesen ahora unos presupuestos el PIB sería muy negativo y por tanto el bloqueo respecto a la liquidez para las comunidades autónomas nos impediría salir”, ha explicado. Pérez Anadón ha considerado que “no es una prioridad” ahora mismo elaborar un plan económico financiero, como le ha pedido el grupo de Ciudadanos, “hasta que no se conozcan los datos de la desescalada y de la caída real de ingresos”.  

La diputada popular Carmen Susín ha demandado a Pérez Anadón “propuestas”, puesto que “ni hoy ni dentro de dos meses nuestras pequeñas empresas y autónomos van a estar en disposición de pagar ninguno de sus impuestos”. Además, ha solicitado al consejero la “modificación del tramo autonómico del IRPF” y la “ampliación de los límites de las prestaciones sociales”.

Desde Ciudadanos, José Luis Saz ha manifestado que, desde su grupo, lo que les “interesa” es “lo que está pergeñando para realizar en el futuro” y ha insistido en la importancia de “estar trabajando en la reformulación del presupuesto con tres columnas, la de salvar vidas, la de la reactivación económica y la de garantizar la protección social”.

Por parte de Vox, el parlamentario David Arranz ha recalcado que “los presupuestos han saltado por los aires” y, en este sentido, ha preguntado al consejero “cómo enfocan las políticas económicas, fiscales y financieras”, al tiempo que ha destacado la necesidad de “desarrollar el plan de emergencia sanitaria, la realización masiva de tests y el reparto de EPIs de calidad entre profesionales esenciales”.

El socialista Óscar Galeano ha explicado que “en apenas medio año esta Consejería ha dado muestras sobradas de adaptación a la situación del momento” y, en palabras del diputado, “las medidas adoptadas desde principios del mes de marzo han sido las adecuadas”. La voz de Podemos en la Comisión la ha puesto Marta Prades, quien ha agradecido su trabajo al consejero y ha manifestado que “lo primero es atender la demanda sanitaria, pero debemos ser capaces de mirar hacia la parte económica y que, cuando salgamos de la pandemia, lo hagamos en el mejor escenario posible”. Por parte de CHA, Carmen Martínez ha sentenciado que “lo que toca hacer ahora, como siempre en política, es priorizar, ya que ha habido que contratar a más sanitarios y tenemos que reflexionar sobre con cuántos profesionales queremos que esté dotado el sistema público de salud”.

Desde el PAR, Jesús Guerrero ha expuesto que “es necesario que trabajemos todos dentro del plan social, económico y sanitario para minimizar el impacto que esta crisis puede tener en Aragón y en España, también en el ámbito psicológico y emocional”. El diputado de IU, Álvaro Sanz, ha señalado que “no tenemos que saber cuánto tenemos para atajar la crisis, sino que necesitamos saber cuánto necesitamos” y ha inquirido “qué previsiones se están haciendo en materia presupuestaria”.

Notas de prensa relacionadas: