Actualidad

Nota de prensa

Ramón Guirado reitera su compromiso de que el precio de las matrículas universitarias baje al del curso 2011-2012

Ramón Guirado reitera su compromiso de que el precio de las matrículas universitarias baje al del curso 2011-2012
El director general de Universidades ha comparecido esta mañana ante la Comisión sectorial de las Cortes, donde ha vaticinado un nuevo curso con una modalidad dual, presencial y online, mediante la adaptación de aulas con cámaras web y micrófonos

El director general de Universidades, Ramón Guirado, en su comparecencia esta mañana ante la Comisión de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento del Parlamento aragonés, a propuesta de la consejera del ramo, Maru Díaz, y del PP, ha insistido en el compromiso de que el precio de las matrículas universitarias “baje, por lo menos, al del curso 2011-2012”. En este sentido, ha asegurado que “la educación debería ser un derecho desde los cero años hasta la edad a la que se quiera acabar la formación”, pues “gente mejor formada solo llevará a una sociedad mejor y con más capacidad de generar riqueza”.

En lo relativo a la brecha digital, Girado ha relatado que, de acuerdo con una encuesta que se envió a profesores y alumnos a petición de la CRUE, “casi el noventa por ciento de los estudiantes dispone de una conexión de alta velocidad a internet”, y se ha trabajado para “evitar que la plataforma Moodle se colapsara” y para que los profesores “pudieran acceder y dar clase desde sus despachos, donde cuentan con equipos con webcam”. 

Asimismo, y de cara al nuevo curso, tal y como ha explicado el director general, han ofrecido a la Universidad la posibilidad de “modificar el contrato programa de infraestructuras” con el objetivo de que “puedan destinar parte del millón y medio de euros movilizado a la adaptación de las aulas con cámaras web y micrófonos” para conseguir “una modalidad dual”, en la que las personas que tengan peor acceso a internet puedan acudir a clase presencialmente y las demás sigan las explicaciones de manera telemática. “De esa forma, la universidad estaría mejor preparada y la docencia online podría establecerse”, ha sentenciado Guirado.

El titular de Universidades ha defendido, igualmente, el principio de que “la Universidad debe ser un eje vertebrador del territorio”, y ha hecho hincapié en la “continuidad de la actividad de la Dirección General” mediante el desarrollo de actuaciones en los “mal llamados campus periféricos”, entre las que destacan la implantación de “un nuevo máster en la Universidad Politécnica de Teruel y de un programa de doctorado en Psicología, para que los alumnos puedan estabilizarse allí y convertirse en investigadores y, quizás, en profesores sin salir del territorio”. 

Por último, en el contexto de la pandemia generada por la COVID-19, el director general ha declarado que “desde el Gobierno, hemos velado por la adaptación a las circunstancias y a las acciones estatales y autonómicas”, se “ha hecho partícipes a los estudiantes de todas las modificaciones en las guías docentes para que supieran cómo iban a ser evaluados” y, “una de las últimas notas desarrolladas es un documento sobre la protección de datos” para conseguir “el equilibrio entre los derechos y la situación actual”.

La parlamentaria del PP Pilar Gayán ha planteado una serie de cuestiones que inquietan a los estudiantes y que, en su opinión, tras más de dos meses de confinamiento, “deberían haber estado ya resueltas”, como el sistema de evaluación ‘online’, los problemas de conexión a internet, privacidad y de ‘hardware’ detectados, “el sinfín” de modalidades de evaluación que se están dando según las asignaturas y el modelo de docencia del curso que viene, sobre el que la popular ha considerado que el sistema “híbrido” avanzado por el ministro Castells “no es aplicable en Aragón” por no ser buena la cobertura en muchas localidades. También le ha pedido explicaciones por asuntos no aclarados por la consejera Maru Díaz, como el mapeo de la situación por titulaciones, los salvoconductos para aquellos estudiantes que abandonaron sus pertenencias en las residencias tras decretarse el estado de alarma o que pusiera en duda la continuidad de las becas 50x50.

Carmen Soler (PSOE) ha destacado el “papel ejemplar” desempeñado por el Gobierno para dar continuidad al curso universitario en plena crisis de la pandemia y ha señalado que el aumento de partidas para las becas supondrá “un antes y un después” para la enseñanza y ha pedido ver la era poscovid “como una oportunidad”, como a su juicio lo es el proceso de descarbonización.

Beatriz Acín (Ciudadanos) ha felicitado a la comunidad universitaria por la herramienta de exámenes online desarrollada en la Uned de Barbastro y ha considerado como “lógica” la reducción de tasas académicas ante la crisis económica, pero ha planteado la necesidad de buscar nuevas formas de captación de fondos como el mecenazgo y el micromecenazgo. 

Itxaso Cabrera (Podemos EQUO Aragón) ha apostado por un Aragón “diverso y vertebrado” también en materia universitaria, para lo que ha estimado muy importante mantener la política puesta en marcha antes de la COVID en beneficio de las tierras turolenses o la iniciativa de accesibilidad para los alumnos impulsada en la UNED de Barbastro.  

Isabel Lasobras (CHA) ha situado a la universidad aragonesa “en la primera línea de investigación” tras el espaldarazo recibido por el Instituto Carlos III y ha señalado la conveniencia de seguir avanzando en su carácter “gratuito”. Pese a ello, ha señalado problemas como la brecha digital, la desconfianza hacia los alumnos, algunos exámenes muy largos y varias tasas de suspensos muy elevadas.  

Marta Fernández(Vox en Aragón) ha incidido en la brecha digital que afecta a varias zonas de la provincia de Teruel y ha preguntado por asuntos como las modalidades de evaluación del próximo curso y la opinión que le merece a Girado el hecho de que la concesión de las becas deje de contar con una exigencia de nota más allá del mero aprobado. 

Jesús Guerrero (PAR) ha traído a colación la labor de “apostolado” de la digitalización de la enseñanza que a su juicio realizó su grupo durante la pasada legislatura y el plan Conecta Aragón puesto en marcha en 2015, “con sus luces y sus sombras”, tal y como ha reconocido. Un proceso que para Guerrero ha pasado de ser una necesidad a “una obligación”.  

Por último, Álvaro Sanz (IU) se ha interesado por el resultado del mapeo realizado para detectar el número de alumnos afectados por la brecha digital y ha considerado “de justicia” devolver las becas a la situación de 2011. Sobre estas ayudas ha preguntado por la situación en la que se encuentran las becas salario y las de movilidad internacional.

Notas de prensa relacionadas: