Actualidad

Nota de prensa

La directora del 061 asegura que su personal ha contado con los recursos "necesarios" y, "pese al déficit de material, siempre ha dispuesto de alternativa para su seguridad"

La directora del 061 asegura que su personal ha contado con los recursos
Amparo García ha comparecido en la Comisión de Sanidad a petición de PP, Ciudadanos y de la propia consejera Sira Repollés y ha reconocido el “colapso” telefónico del Centro Coordinador de Emergencias, que en pocos días pasó de recibir mil llamadas diarias a cerca de cuatro mil comunicaciones

La directora gerente del 061, Amparo García ha defendido en la Comisión de Sanidad de las Cortes que su personal ha contado “con los recursos necesarios” para cubrir sus necesidades esenciales y, “en caso de déficit de material, siempre ha dispuesto de una alternativa para garantizar su seguridad”. Así lo ha asegurado durante su comparecencia parlamentaria solicitada, tanto por los grupos de la oposición de PP y Ciudadanos como por la nueva consejera de Sanidad, Sira Repollés. 

La responsable de la institución de atención sanitaria urgente se ha apoyado en la “baja cifra” de profesionales del 061 contagiados en relación al total de sanitarios contagiados, un dato que ha atribuido  tanto “al esfuerzo de los trabajadores por seguir unos protocolos de seguridad que han funcionado” como a haber contado con una protección “adecuada” desde el inicio de la pandemia. “Cuando no hemos dispuesto de una alternativa de protección concreta, hemos pasado a la siguiente”, ha explicado. 

Por ello, ha desdeñado una serie de denuncias que han circulado por las redes sociales, como un audio específico de un profesional que ha achacado a “alguien que buscaba un minuto de gloria”. En ese sentido, García ha situado en el 29 de febrero la fecha en la que se ordenó el acopio de material, mientras que fue el 3 de marzo cuando se llevó a cabo la formación del personal para el uso de EPIs. Sobre estos materiales de protección, ha explicado que retiró “de manera preventiva” una partida de mascarillas y batas hasta que conocer la evaluación del Centro Nacional de Investigación de Materiales y, en cuanto a la operativa para manipular los monos de protección individual, “la opción de protección preferida y demandada por los profesionales”, ha apuntado que “no es lo mismo quitarse un mono en una esclusa de un hospital que en plena calle”.

La directora gerente del 061 no ha negado  “el colapso” ni “el disgusto importante” por no poder atender todas las llamadas que el Centro Coordinador de Urgencias recibió en los peores días de la COVID-19, que pasaron de las algo más de mil diarias a cerca de cuatro mil comunicaciones, un demanda disparada para el que se incrementó el número de operadores de dieciocho a cincuenta personas. 

García ha comenzado su intervención haciendo un repaso a la cronología de la respuesta del 061 según la evolución del coronavirus con varios hitos como el del 24 de enero, cuando Sanidad estableció una “vigilancia activa” y convirtió el 061 en un sistema de alerta para detectar pacientes con infecciones respiratoria aguda que hubieran viajado a los países afectados en los catorce días anteriores; y el del 11 de febrero, cuando Gerencia del Salud solicitó a todos los gerentes la elaboración de planes de contingencia. “Estábamos pendientes de contener la propagación cuando ya se estaba produciendo la transmisión comunitaria”, ha reconocido. 

Dentro del plan de contingencia del 061,  cuyo primer borrador se elaboró el pasado 29 de febrero y ayer mismo recibió una quinta revisión, García ha explicado que el Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), encargado único de la toma de muestras para las pruebas PCR hasta la habilitación del Hospital Militar, ha recogido más de treinta mil muestras y ha atendido trece mil avisos domiciliarios. 

En cuanto a las unidades de emergencias, con trece bases repartidas por la Comunidad y dedicadas al transporte sanitario urgente, García ha informado de que realizó más de once mil trasiegos y adaptó el interior de algunos de sus vehículos a los que incorporó un técnico y contó con la asistencia externa del Ejército, Cruz Roja y el DYA. Por último, el personal de rescates de montaña, que tras decretarse el confinamiento pasó a otras unidades tiene prevista la reapertura de su unidad el próximo 1 de junio y el 27 de junio se incorporará el segundo helicóptero de Benasque. 

Desde el primero de los grupos proponentes, el PP, la portavoz sectorial, Ana Marín, ha comenzado su intervención deseando a la exconsejera Pilar Ventura “lo mejor en su futuro personal y profesional” y, tras reconocer “la importancia que ha tenido el 061 durante la pandemia”, ha preguntado a la directora gerente “por qué los profesionales de este servicio no tuvieron ningún tipo de medida preventiva ni norma organizativa y material de protección”.

Por parte de Ciudadanos, Susana Gaspar ha calificado al 061 como “el pilar de la asistencia sanitaria durante la pandemia” y ha preguntado a su directora gerente “qué criterios se fijaron para enviar a los técnicos a los domicilios para recoger muestras” y “por qué inicialmente no se dejaba a los profesionales utilizar materiales comprados por ellos o donados, pero posteriormente sí”.

La parlamentaria socialista Olvido Moratinos ha puesto de manifiesto el “comportamiento excepcional del 061 en el estrado de crisis máxima de un virus totalmente desconocido”, pero, tal y como ha declarado, “es necesario seguir valorando la gestión más adecuada del transporte sanitario en un contexto general”. Itxaso Cabrera (Podemos) ha hecho hincapié en la importancia de que “se hayan puesto en marcha teléfonos de asistencia psicológica para los profesionales y la población”, al tiempo que ha preguntado a García “qué medidas van a implantar ante un posible repunte en el que el coronavirus tenga que convivir con otros virus estacionales”.

La parlamentaria de CHA Isabel Lasobras ha explicado que “el transporte sanitario ha sido imprescindible a lo largo de la crisis sanitaria” y ha trasladado a la directora general que este personal “reclama equipos de protección individual que cumplan con la normativa sobre protección de agentes infecciosos”. Desde Vox, Santiago Morón ha agradecido el “sobreesfuerzo realizado por todos los profesionales del 061”, pero ha sentenciado que “los materiales de protección, aun cuando han sido de más calidad, no han sido los adecuados” y ha inquirido “quién está comunicando los positivos”.  

Esther Peirat (PAR) ha recordado que, en el año 2013, el 061 “recibió el Sello de Excelencia Aragón Empresa en Sanidad” y ha incidido en que el servicio “ha tenido que coordinarse, elaborar y proporcionar medidas con el único objetivo de salvar vidas y sin tener consciencia de los efectos de la COVID”. El diputado de IU, Álvaro Sanz, ha señalado que el trabajo del 061 “ha sido fundamental porque, desde el inicio de la gestión de la crisis, cuestiones como el diagnóstico en domicilio ha caído sobre sus espaldas” y ha instado a García a “garantizar que nuestro sistema responda de forma coordinada a situaciones como esta” y a “internacionalizar el servicio”.

Notas de prensa relacionadas: