Actualidad

Nota de prensa

Las Cortes instan a la DGA a dotar a la sanidad de los recursos necesarios para atender las secuelas de la COVID y crear un fondo para investigación

Las Cortes instan a la DGA a dotar a la sanidad de los recursos necesarios para atender las secuelas de la COVID y crear un fondo para investigación
Durante la mañana se han debatido también dos iniciativas del PP sobre el restablecimiento del servicio de ambulancias COVID en las provincias de Huesca y Teruel, que han sido rechazadas con los votos en contra de los grupos que componen el Ejecutivo autonómico

El órgano sectorial de Sanidad ha acordado esta mañana solicitar al Gobierno de Aragón que aborde las secuelas y patologías derivadas de la COVID-19 mediante la creación de una unidad de referencia y que atienda a las consecuencias físicas y psicológicas en la población aragonesa derivadas de las semanas de confinamiento durante el estado de alarma. 

La iniciativa ha partido de Ciudadanos e incluye la creación de un Fondo COVID para dotar al Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón de los recursos necesarios para coordinar los proyectos de investigación ya en marcha, así como la previsión del incremento de la partida económica necesaria para que Sanidad afronte el incremento de personal y medios técnicos que requerirá la creación de esos equipos multidisciplinares.  

La parlamentaria de Ciudadanos Susana Gaspar ha advertido de las secuelas que ya se empiezan a detectar en los pacientes que han superado el coronavirus y ha pedido no olvidar la cantidad de aragoneses que ha pasado la enfermedad sin hacerse ninguna prueba ni requerir hospitalización. “Los poderes públicos deben estar preparados para hacer frente a una serie de secuelas como trombos, afecciones al sistema cardiovascular y cambios de pigmentación de la piel, sin descartar otros más”, ha apuntado. 

Gaspar, que ha accedido a la votación por separado planteada por Vox en Aragón e IU, ha aceptado una enmienda de sustitución del primer punto presentada por los cuatro grupos que dan cobertura al Ejecutivo y que la diputada del PAR Esther Peirat ha fundamentado en la necesidad de centrar el papel asistencial de las secuelas de la COVID-19 en la atención primaria, incluir la formación de los profesionales y circunscribir la creación de esas unidades multidisciplinares a los hospitales de referencia de la Comunidad. Este punto y el cuarto, referido a los recursos económicos para el Departamento, han sido aprobados con los votos a favor de PSOE, PP; Ciudadanos, CHA y PAR y las abstenciones de Vox en Aragón e IU. 

En cambio, todos los grupos han respaldado crear el ya mencionado Fondo COVID de investigación e incrementar los equipos de geriatría, unidades de  rehabilitación, psiquiatría, psicología y psicología infanto-juvenil dentro de los equipos sanitarios de la red básica de Aragón (matiz introducido por IU), “a fin de hacer frente a las consecuencias que el aislamiento social va a tener sobre la población aragonesa”.

Durante el debate, la socialista Olvido Moratinos ha agradecido la presentación de la iniciativa porque ha asegurado que el Gobierno de Aragón “apuesta por la investigación” y ha advertido de un posible rebrote mientras el sistema sanitario va recobrando su actividad normal. Por su parte, Ana Marín (PP) ha considerado “necesarios” los cuatro puntos de la propuesta porque las secuelas existen “y hay que estar preparados” y ha calificado como “esencial” la creación de un fondo COVID. “La pregunta es si hay voluntad y recursos económicos”, ha planteado.  

Por parte de Podemos EQUO Aragón, Itxaso Cabrera ha calificado la propuesta de “ambiciosa” pero le ha achacado “falta de concreción” por no hablar de la gestión y la dotación económica. Pese a ello se ha mostrado favorable bajo la premisa de aceptar la  enmienda. Isabel Lasobras (CHA) ha asegurado que los pacientes dados de alta ya están siendo llamados para una valoración y ha considerado que los equipos multidisciplinares deberían estar integrados “por profesionales de medicina interna”.  

Santiago Morón (Vox en Aragón) ha considerado “necesaria” una reforma del sistema sanitario “para dotarlo de los recursos suficientes”, pero ha estimado que debe primarse la labor de la atención primaria. Esther Peirat (PAR) ha valorado la iniciativa como “muy potente, pero falta de concreción” y lo ha imputado a que “es muy fácil proponer y no tanto gestionar”. En todo caso, ha asegurado que el tratamiento de las secuelas debería hacerse “desde la atención primaria”.  

Por último, Álvaro Sanz (IU) ha considerado un error “profundizar en el modelo hospitalario” y se ha mostrado partidario de “reforzar las redes básicas de atención primaria, que se han demostrado esenciales para evitar el colapso” para lo que ha reclamado abordar ya el plan de salud 2020-2030. 

INICIATIVAS SOBRE EL SERVICIO DE AMBULANCIAS COVID 

A lo largo de la mañana también se han debatido y votado conjuntamente otras dos proposiciones no de ley, presentadas por el PP, que han decaído con los votos en contra de PSOE, Podemos, CHA y PAR, y con las que se pretendía restablecer, de manera inmediata, el servicio de ambulancias COVID en las provincias de Huesca y de Teruel.

La encargada de defender la iniciativa del G. P. Popular ha sido la diputada Ana Marín, quien ha expuesto que, “durante la pandemia que todavía estamos sufriendo, es fundamental el trabajo realizado desde las ambulancias”. Tal y como ha relatado Marín, “la decisión unilateral del Gobierno de retirar las ambulancias COVID de las provincias de Huesca y de Teruel es un grave error porque la presión asistencial ha bajado, pero mañana no sabemos lo que va a pasar y tenemos que estar preparados para ello”.

Los grupos que sustentan al Gobierno han presentado una enmienda conjunta que ha sido rechazada por la portavoz sectorial del PP. La parlamentaria socialista Olvido Moratinos ha sentenciado que “lo que hace el Gobierno es prestar una sanidad pública equitativa para toda la sociedad aragonesa” y que “ahora nos encontramos en una situación más optimista” en la que “el control de la pandemia se puede realizar con los medios habituales”. Desde Podemos, Itxaso Cabrera ha manifestado que “todas las medidas que se llevan a cabo desde el Departamento se hacen con un estudio exhaustivo” y que “si nos remitimos a los datos, entendemos que ahora mismo esta no es una cuestión urgente ni demandada”.

Isabel Lasobras (CHA) ha agradecido el trabajo del personal de las ambulancias y ha destacado que, actualmente, “hay ochenta y ocho vehículos sanitarios y una vigilancia activa desplegada para poner en marcha los recursos necesarios en el caso de agudización de la pandemia o de otros virus estacionales”. La diputada del PAR, Esther Peirat, ha señalado que está de acuerdo “con el fondo de la cuestión”, pero ha defendido que, desde su grupo parlamentario, “apoyaremos todo aquello que sea necesario y se encuentre dentro de los criterios que dicten los expertos y los datos de Salud Pública”.

Por parte de Ciudadanos, Susana Gaspar ha mostrado su acuerdo con las dos iniciativas porque “aunque parece que estamos doblegando la curva, sigue habiendo afectados y fallecidos por coronavirus” y “los miembros del Departamento nos están advirtiendo de que puede haber rebrotes”. Santiago Morón (Vox) ha sentenciado que “lo que no nos podemos permitir es responder tarde y mal” y, en cuanto a la enmienda presentada por los grupos que componen el Gobierno, ha declarado que “es lo más impreciso que he visto”. El parlamentario de IU, Álvaro Sanz, ha adelantado su apoyo a la iniciativa porque “la sociedad se merece un servicio público eficiente, eficaz, de calidad y con garantías”, pero ha preguntado a Marín “por qué el PP cuando está en la oposición pide ambulancias para Teruel, pero cuando está en el Gobierno facilita la construcción de un macro-hospital privado”.

Notas de prensa relacionadas: