Actualidad

Nota de prensa

La directora general de Trabajo asume “errores y vicios” en la gestión de los ERTEs y los achaca a la “abrumadora” cifra de más de quince mil quinientos casos

La directora general de Trabajo asume “errores y vicios” en la gestión de los ERTEs y los achaca a la “abrumadora” cifra de más de quince mil quinientos casos
María Soledad de la Puente ha comparecido a solicitud de la consejera Marta Gastón en la Comisión de Economía, Planificación y Empleo, en la que ha que ha explicado los medios humanos y materiales que se han destinado para atajar la “avalancha” de solicitudes presentadas a consecuencia de la COVID-19

La directora general de Trabajo, Autónomos y Economía Social, María Soledad de la Puente, ha asumido y reconocido esta tarde en las Cortes de Aragón “errores de gestión” y “vicios en la tramitación” de los expedientes de regulación de empleo desde que se desató la pandemia de la COVID-19, unas deficiencias que ha atribuido a la “abrumadora” cifra de casos registrados, una “avalancha” de más de quince mil quinientos expedientes frente a los noventa que se tramitaron en 2019.  

De la Puente ha compartido en la Comisión de Economía, Planificación y Empleo, en la que ha comparecido a petición de la consejera del ramo, Marta Gastón, la “gran tensión” que su personal ha sufrido durante las últimas semanas con cifras diarias de más de mil solicitudes tramitadas hasta la última cifra actualizada de 15.546 expedientes de regulación de empleo (más de once mil cien en Zaragoza, algo más de dos mil ochocientos en Huesca y casi mil seiscientos en la provincia de Teruel). 

De todos ellos, la directora general ha asegurado que más del ochenta y nueve por ciento se justificaron por fuerza mayor, y entre estos, sólo cincuenta y seis fueron denegados, “fundamentalmente por tratarse de actividades esenciales, por plantear extinciones y no suspensiones y por serles aplicables otro procedimiento”, ha explicado. Por sectores, la peor parte se la llevaron servicios (algo más de un cincuenta y ocho por ciento) e industria (poco más de un treinta y tres por ciento). En todo caso, para la responsable de Trabajo, la situación ha dado “un vuelco” en el mes de mayo, cuando ya sólo un veintitrés por ciento de los doscientos cuarenta y cuatro expedientes tramitados se presentaron por esa causa. 

Para hacer frente a esa “avalancha” de expedientes, De la Puente ha detallado que la Dirección General pasó de contar con siete funcionarios a disponer de un máximo de ciento noventa y cuatro trabajadores procedentes del personal adscrito del propio mando intermedio y de otros departamentos. En ese sentido, además de avanzar que la actual cifra de ciento cincuenta y tres empleados públicos irá menguando conforme regresen a sus puestos habituales, la responsable de Trabajo ha agradecido la “incuestionable” labor realizada por muchos funcionarios, que, según ha reconocido, “jamás habían tocado un expediente de regulación de empleo”, una situación que ha requerido “un gran esfuerzo de coordinación y formación”.  

Además de los medios humanos, De la Puente ha recordado que el Departamento implantó nuevas prestaciones como un procedimiento electrónico específico para cursar los nuevos modelos referidos a los ERTEs, una web “autoservicio” para que cada interesado conociese su número de expediente de regulación de empleo, un canal de preguntas frecuentes que se ha ido actualizando y un espacio para conocer los casos en los que los ERTEs eran denegados.   

En cuanto a la labor de supervisión de las adaptaciones y los métodos de trabajo seguros, la directora general ha explicado que Inspección del Trabajo ha realizado durante este periodo doscientas cuatro actuaciones que han originado cincuenta y nueve expedientes en los que se promovido la solicitud de un informe. “En la mayoría de los casos se ha saldado con meras advertencias, excepto en una ocasión en la que Inspección tuvo que decretar una paralización que fue levantada muy poco después tras avenirse la empresa a adoptar las medidas oportunas”, ha detallado. Además, De la Puente ha comentado que Inspección de Trabajo tiene abiertas varias líneas de trabajo para el control de los ERTEs, las bases de cotización y los permisos laborales retribuidos. 

Por parte del PSOE, Beatriz Sánchez ha hecho hincapié en “el gran trabajo que han realizado y siguen realizando todos los profesionales del Departamento de Economía” y en la necesidad de “proteger a las familias, empresas y autónomos” y de “desarrollar la Ley de Economía Social en Aragón”, porque “nos ayuda a cohesionar social y territorialmente y fomenta el trabajo femenino”. El diputado popular Javier Campoy ha comenzado su intervención señalando que “el paro registrado en abril asciende a casi ochenta mil personas y hay ciento cuarenta mil aragoneses que están en una situación de ERTE en estos momentos”, y ha inquirido a la directora general “qué ha ejecutado, planificado y presupuestado su Gobierno” en una situación en la que “prima la utilidad”.

El portavoz sectorial de Ciudadanos, José Luis Saz, ha declarado que “la movilidad del funcionario responde a una filosofía que se tiene que poner en marcha” y que “se debe ampliar la duración y alguna de las circunstancias de los ERTEs” con el objetivo de que “quede sujeto la mayor parte del empleo y estos no se conviertan en EREs”. Erika Sanz, en representación de Podemos, ha recalcado que “estamos en un momento en el que no hay que bajar la guardia” y ha manifestado su preocupación ante la “incertidumbre de mucha gente que no sabe cuándo van a resolverse los expedientes” y “el gran volumen de solicitudes que existen”.

El parlamentario de CHA, Joaquín Palacín, ha destacado el “esfuerzo de coordinación y formación” llevado a cabo desde la Dirección General, y ha preguntado a De la Puente “qué labores de inspección se van a realizar de cara a la vuelta al trabajo” y “si se va a tomar alguna medida para favorecer la conciliación”. Marta Fernández (Vox en Aragón) ha agradecido las explicaciones de Soledad de la Puente sobre “el despliegue excepcional de medios humanos y materiales en su Departamento” y le ha preguntado acerca de los “motivos por los que han sido denegados cincuenta y seis expedientes”.

Desde el PAR, Jesús Guerrero ha agradecido la labor de la directora general y de su Departamento en una época en la que “hay que remar en la misma dirección y mirar por el binomio empresa y trabajador”, y ha solicitado conocer “el timing que plantean para la resolución de los expedientes pendientes de resolución”. El diputado de IU, Álvaro Sanz, ha llamado a “la precaución y al mantenimiento de la distancia de seguridad, porque el trabajo no puede ser, en ningún caso, un vector de contagio”, al tiempo que ha preguntado a la directora general “qué se va a hacer con los ERTEs pendientes de resolución”.

Notas de prensa relacionadas: