Actualidad

Nota de prensa

El director general de Calidad y Seguridad Alimentaria deja abierta la posibilidad de que en la fase tres se puedan autorizar los festejos populares al aire libre con animales

El director general de Calidad y Seguridad Alimentaria deja abierta la posibilidad de que en la fase tres se puedan autorizar los festejos populares al aire libre con animales
Enrique Novales ha comparecido en el órgano sectorial de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, donde ha hecho un repaso de las actuaciones llevadas a cabo en el marco del plan de contingencia puesto en marcha con motivo de la crisis del coronavirus

El director general de Calidad y Seguridad Alimentaria del Gobierno de Aragón, Enrique Novales, ha planteado esta tarde posibilidad de que el pase de Aragón a la fase tres en el proceso de alivio del confinamiento permita la celebración de festejos populares al aire libre con animales, lo que en parte podría aliviar la delicada situación que vive el sector de la ganadería de bravo desde que el Estado de Alarma obligara a suspender su actividad.

Novales ha comparecido en la Comisión de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de las Cortes de Aragón, donde, a propuesta del consejero Joaquín Olona, ha recordado las diversas acciones realizadas en relación a la crisis de la COVID-19 y, a petición de Ciudadanos, ha explicado la afección de los últimos decretos publicados por ese mismo motivo. 

El responsable gubernamental ha recibido el elogio generalizado de todos los grupos por haber contribuido a garantizar la cadena de suministro alimentario, uno de los ejes del plan de contingencia elaborado junto a la protección de la salud y la seguridad de los ciudadanos y la colaboración de la agricultura y la ganadería con las autoridades sanitarias. En ese sentido, ha considerado “clave” haber asegurado un funcionamiento “básico” de las múltiples tareas de la Dirección General, como el haber mantenido abiertas las Oficinas Comarcales Agroambientales (OCAs) para la comunicación con los ganaderos, el haber permitido la movilidad de los veterinarios, el saneamiento de las vacas nodrizas y el funcionamiento de los laboratorios durante varias semanas al cincuenta por ciento y ahora ya al cien por cien. Además, Novales también ha dado cuenta de actuaciones como la campaña de la langosta, los controles de la enfermedad del sharka en el melocotón o la destrucción de harinas de cadáveres. 

Durante su intervención, el director general ha avanzado que viene trabajando en la adopción de medidas que alivien la situación que vive la ganadería de bravo en la línea de las iniciativas aprobadas en las Cortes. Novales ha reconocido, no obstante, el “bloqueo” del presupuesto por Hacienda y se ha posicionado en favor de las ayudas por animal, al contrario del proceder en Castilla y León, donde se ha tenido en cuenta la explotación. Además, ha dejado la puerta abierta a que una próxima flexibilización del Estado de Alarma permita la celebración de festejos populares al aire libre, excluidas las corridas de toros, un paso para el que ha dado cuenta tanto de los contactos mantenidos con la Dirección General de Interior y Protección Civil como del “esfuerzo” realizado para tener saneada la ganadería de lidia ante esta posibilidad.   

Otra de las grandes preocupaciones de su negociado ha sido la necesidad de autorizar la caza durante el periodo de confinamiento para acabar con los daños que conejos, jabalís y ciervos venían ocasionando en los campos. Novales ha considerado que la iniciativa “a contracorriente” impulsada por el Gobierno de Aragón aprovechando el Decreto del Estado de Alarma ha dado resultado pese al recurso presentado por una asociación animalista por haber quedado sin efecto tras el alivio estatal de las restricciones. 

Por último, en materia de exportación de productos cárnicos, el director general ha estimado muy acertados los movimientos del vacuno, pero ha calificado de “error muy grave” que el cordero permaneciera una semana o dos sin cotizar y ha considerado “un salvavidas” para el sector del ovino que durante el Estado de Alarma se abriera el mercado de Arabia Saudí.    

Ramiro Domínguez (Ciudadanos) ha felicitado a Novales por la labor realizada en materia sanitaria y de aseguramiento de la cadena alimentaria y le ha pedido datos concretos como el número de conejos abatidos y la cuantificación de los daños ocasionados. También sobre la caza, ha planteado el problema de que no se haya permitido ésta en las zonas no cinegéticas, “donde se han hecho fuertes los jabalíes que iban detrás de los agricultores que sembraban el panizo a trescientos euros el kilo”, ha descrito. Además, ha preguntado por el presupuesto con el que cuenta la DGA para el sector ganadero ante la suspensión de los festejos y “a qué espera” para sacar el decreto de ayudas. 

Por su parte, la socialista Silvia Gimeno ha hecho un repaso de las medidas adoptadas por el director general que ha rematado con una felicitación por “no haber añadido problemas a una situación muy delicada y haber trasladado serenidad al sector”. 

Ramón Celma (PP) ha recomendado a Novales que “escuche” a los ganaderos, haga “todo lo posible” por completar las ayudas del Gobierno central y aporte “sensatez” ante su “ingratitud” por las “exiguas” o "inexistentes" ayudas para el sector después de que éste garantizase el suministro. 

Nacho Escartín (Podemos EQUO Aragón) ha dado la enhorabuena al sector primario por confirmar su “carácter estratégico” y ha abogado por que Aragón aporte “valor añadido” a su producción y a que apueste por los “canales cortos de comercialización” para el consumo de productos aragoneses.  

Joaquín Palacín (CHA) ha considerado que la labor de la Dirección General ha sido “clave” para dar tranquilidad a la ciudadanía ante el temor de que la cadena alimentaria pudiera romperse en algún momento y ha apuntado la “satisfacción” del territorio ante las medidas adoptadas en materia de caza. 

Santiago Morón (VOX en Aragón) ha felicitado también a Novales por la garantía de la cadena de suministro y, pese a haberse mostrado pesimista, ha planteado si se está diseñando algún plan para realizar algún festejo taurino antes de que concluya la temporada. 

Esther Peirat (PAR) ha defendido que el Departamento ha adoptado las medidas necesarias para cumplir con el carácter “esencial” del sector de la ganadería y la agricultura cumpliendo con el mensaje dado de que la actividad “no se podía parar” sin dejar de lado la seguridad sanitaria. 

Por último, Álvaro Sanz (IU) ha agradecido al sector “el esfuerzo” para mantener la cadena de suministro y ha preguntado por la colaboración con el sector veterinario ante el foco de infección detectado en un centro de producción cárnica, el vertido de residuos en Binaced y el estado del expediente sancionador abierto contra un circo con animales en Zaragoza.

Notas de prensa relacionadas: