Actualidad

Nota de prensa

Las Cortes dan tres meses al Gobierno de Aragón para que elabore un estudio sobre la posible implantación de una UCI en Alcañiz hasta la construcción de su hospital

Las Cortes dan tres meses al Gobierno de Aragón para que elabore un estudio sobre la posible implantación de una UCI en Alcañiz hasta la construcción de su hospital
Durante la Comisión de Sanidad ha decaído, además, con el único apoyo de PP, Ciudadanos y Vox, una proposición no de ley presentada por Ana Marín (G. P. Popular) para instar al Gobierno a reabrir todos los consultorios médicos del medio rural

La Comisión de Sanidad ha aprobado por unanimidad una iniciativa defendida por la diputada del PP Ana Marín para que el Ejecutivo autonómico realice en el plazo máximo de tres meses un estudio acompañado de su correspondiente memoria económica sobre la posibilidad de poner en marcha una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en el actual Hospital de Alcañiz (Teruel) o en sus edificios anejos.  

Marín ha reclamado esta medida “para acabar con el perjuicio que sufren los pacientes y sus familiares que son derivados a Zaragoza” y como “paso intermedio” hasta que el futuro hospital de Alcañiz, cuyo contrato de obras ha sido resuelto por la DGA por incumplimiento de las empresas contratistas OHL y Dragados, acabe siendo una realidad. En opinión de la diputada popular, ese estudio permitirá valorar “la oportunidad” de esa infraestructura y si puede ser factible contar con ella en el plazo aproximado de un año.

Para ello, Marín ha propuesto hacer uso de la última planta del viejo centro de salud ubicado a pocos metros del actual hospital mediante la construcción de una pasarela. Esta iniciativa podría contar, a su juicio, con la “elevada” partida presupuestaria que estaba contemplada para el nuevo hospital y que no se va a gastar en ese proyecto. 

La diputada del PAR Esther Peirat ha asegurado que los alcañizanos “llevamos muchos años pidiendo la UCI en Alcañiz y seguimos careciendo de personal especializado”, pese a lo cual, mediante una enmienda in voce, ha solicitado sustituir el plazo de tres meses por la fórmula “a la mayor brevedad posible” ante las dificultades que la Administración viene experimentando por la crisis del coronavirus. Marín le ha ofrecido entonces que estableciera un plazo inferior a ese plazo de tres meses y, al no haber acuerdo, la diputada del PP ha rechazado la enmienda, pese a lo cual, los cuatro grupos que sostienen al Ejecutivo también han votado a favor.   

Olvido Moratinos (PSOE) ha asegurado que su grupo apuesta por la sanidad pública “con hechos” como el hospital de Alcañiz, “pese a los problemas de contratación y la realidad que no excusa de la falta profesionales, por lo que se ha mostrado favorable al estudio.  

Desde Ciudadanos, su diputada Susana Gaspar ha aclarado que la necesidad de una UCI en Alcañiz “viene desde hace tiempo y no sólo desde la incidencia del coronavirus y, tras entender erróneamente que la enmienda del PAR pretendía reducir el plazo propuesto, ha estimado que tres meses "es demasiado tiempo".  

Itxaso Cabrera (Podemos EQUO Aragón) ha considerado la iniciativa como “oportuna” para que la provincia de Teruel no esté “relegada” ante una segunda oleada de la COVID-19, pero ha advertido del actual uso que se le da al centro de salud anexo y propuesto por Marín. 

Isabel Lasobras (CHA) se ha sumado a la idea de lo necesaria que es esa nueva infraestructura en la localidad bajoaragonesa y, sin olvidar el problema de la falta de personal, ha apostado por la propuesta popular como solución temporal. 

Desde Vox en Aragón, Santiago Morón ha defendido esta solución “ante el más que probable retraso de la construcción del hospital para acabar con esta discriminación en el acceso a los servicios públicos”. 

Para Álvaro Sanz (IU), “la UCI es necesaria en los hospitales de referencia, pero el problema real es la falta de intensivistas y que la construcción del nuevo centro se ha visto boicoteada por una empresa”, ha recordado.


DECAE UNA INICIATIVA DEL PP SOBRE LA APERTURA DE LOS CONSULTORIOS MÉDICOS EN EL MEDIO RURAL

A lo largo de la mañana también se ha debatido otra proposición no de ley del G. P. Popular sobre la apertura de los consultorios médicos en el medio rural, que ha decaído con los votos en contra de los grupos que sustentan el Gobierno, PSOE-Podemos-CHA-PAR, y la abstención de la Agrupación Parlamentaria Izquierda Unida (G. P. Mixto).

La diputada popular Ana Marín ha explicado el espíritu del texto de impulso y, haciendo énfasis en “los datos favorables que tenemos hoy con respecto a la COVID” y en que “los municipios duplican su población en verano”, ha declarado que, desde su grupo, solicitan “la reapertura de todos los consultorios médicos con las debidas garantías y en las mismas condiciones con las que prestaban antes sus servicios”, así como “el establecimiento de un protocolo común, que no varíe en función de las provincias o los criterios de gestión”.

El portavoz de IU, Álvaro Sanz, ha presentado una enmienda in voce a la iniciativa y ha puesto de manifiesto que “el refuerzo de los consultorios médicos municipales en verano va a ser fundamental”, pero ha defendido que “los protocolos de actuación existen, y lo que se debe hacer es adaptarlos a cada centro”.

La socialista Olvido Moratinos ha señalado que “hay que saber contextualizar y saber cuál es la situación actual”, porque, en palabras de la parlamentaria, “el 18 de abril algunos alcaldes plantearon la importancia de la reapertura de los consultorios para atender a la población rural” y “en Huesca, salvo alguna excepción en Monegros y el Sobrarbe, están todos abiertos”. Por parte de Ciudadanos, Susana Gaspar ha indicado que va a “apoyar la iniciativa del PP sin ningún tipo de dudas” porque “va a dar seguridad a pequeños municipios que en estos momentos tienen dudas y miedo ante la posibilidad de que el Gobierno de Aragón decida no mantener sus consultorios médicos”.

Itxaso Cabrera (Podemos) ha expuesto que “se debe volver a una atención que sitúe a los y las pacientes en el centro del sistema sanitario” y que “debemos seguir apostando por esa digitalización aragonesa, que ahora es más necesaria que nunca, pero también por acabar con la brecha digital”. Isabel Lasobras (CHA) ha pedido la votación por separado y ha declarado que “muchos consultorios se vieron obligados a cerrar por sus escasas dimensiones, la incapacidad de limpiar continuamente las consultas médicas y la existencia de salas de espera que no posibilitan el mantenimiento de la distancia de seguridad”.

En representación de Vox, Santiago Morón ha reconocido “la importancia de los consultorios médicos en el medio rural de Aragón, por la diversidad de población y su avanzada edad”. Además, en cuanto al “protocolo de protección”, ha incidido, “quiero pensar que se está trabajando en él”. Desde el PAR, Esther Peirat ha sentenciado que coincide con Marín en que “se abran los consultorios, se elaboren protocolos y se doten de material de protección”, pero ha anunciado que no le “ha quedado clara la segunda parte del texto” porque “los consultorios están suministrados por el centro de salud de referencia”.

Notas de prensa relacionadas: