Actualidad

Nota de prensa

Unanimidad parlamentaria para instar al Ejecutivo al impulso de una línea de ayudas económicas que permita a los consistorios desarrollar programas de conciliación

Unanimidad parlamentaria para instar al Ejecutivo al impulso de una línea de ayudas económicas que permita a los consistorios desarrollar programas de conciliación
Todos los grupos de la Comisión Institucional y de Desarrollo Estatutario han respaldado un texto transaccionado, presentado la diputada de Ciudadanos Beatriz García, para poner en marcha medidas que faciliten compatibilizar la actividad laboral con la atención familiar especialmente en los municipios del medio rural

La Comisión Institucional y de Desarrollo Estatutario ha aprobado con el voto favorable de todos los grupos parlamentarios una proposición no de ley presentada por Ciudadanos por la que la Cámara inste al Gobierno de Aragón a establecer una línea de ayudas económicas dirigidas a los ayuntamientos para que estos desarrollen programas de conciliación familiar y laboral en los que, en la medida que permita la normativa en materia de empleo y contratación pública, se cuenten de forma prioritaria con la colaboración de empresas y trabajadores del propio municipio. 

La diputada de la formación naranja Beatriz García ha reclamado un “empuje económico” para que los municipios puedan mejorar las circunstancias de una conciliación de empleo y vida familiar que, de momento y en muchos casos, ha sido el arte de “birlibirloque”, especialmente en el medio rural, donde ha señalado la especial complejidad por la “idiosincrasia” de los municipios, donde la gente trabaja en empresas sin grandes convenios y se dedican a labores del campo o de servicios que no permiten el teletrabajo. 

La iniciativa, cuyo “espíritu” ha sido compartido por todos los grupos, ha recibido una enmienda de sustitución presentada por PSOE, Podemos EQUO Aragón, CHA y PAR para ligar la puesta en marcha de esa línea de ayudas al debate en el marco de la recuperación social y económica que se suscitara en “la Mesa para la Conciliación de la vida personal, familiar y laboral en Aragón”, y para observar la normativa en materia de empleo y contratación pública en la pretensión de priorizar la participación de empresas y trabajadores del propio municipio. Ante ese planteamiento, la diputada Beatriz García ha transaccionado un texto de consenso en el que ha asumido el sometimiento a la normativa laboral y contractual y ha descartado someter la línea de ayudas a lo acordado en la citada mesa de conciliación por no haber reconocido ni localizado su existencia. 

El socialista Darío Villagrasa se ha mostrado partidario de favorecer la conciliación en el medio rural en la línea de algunas actuaciones ya planteadas en la estrategia para recuperación y ha recordado la necesidad de atenerse a las normas de la contratación pública.  

Itxaso Cabrera (Podemos EQUO Aragón) ha hecho referencia a la labor que el Ejecutivo viene realizando con la ley de familias, la conciliación y la corresponsabilidad entre hombres y mujeres y ha dado su apoyo a desarrollar una conciliación que contemple cuestiones como la digitalización, el teletrabajo, la flexibilización y el diálogo social. 

Carmen Martínez (CHA) ha recordado que la conciliación no se refiere únicamente a los descendientes, sino también a los ascendientes, sobre todo el medio rural, y ha advertido sobre las obligaciones que establece la Ley de Contratos “para no confundir deseos con posibilidades”.  

Jesús Guerrero (PAR) ha recordado diversas iniciativas por su grupo durante la pasada legislatura en la línea de favorecer la digitalización y el teletrabajo y por ello se ha mostrado partidario de respaldar con su voto cualquier propuesta que promueva la conciliación de trabajo y familia.  

Por los grupos no enmendantes, Mar Vaquero (PP) ha asegurado que durante la actual crisis ha sido “imposible” separar los ámbitos de lo personal y lo laboral y por ello ha apoyado tanto esta línea de ayudas, cuya aplicación ha estimado que debe ser “inmediata”, como cuestiones como la racionalización de horarios, el establecimiento de turnos y un régimen de excedencias.   

Para David Arranz (Vox en Aragón), la conciliación siempre ha sido “una necesidad”, pero ahora se ha convertido en “imprescindible”. Para ello ha reclamado habilitar un modelo práctico con partida presupuestaria, que en algunos casos resultará de aplicación compleja porque, ha recordado, “existen diferentes tipos de familias y cada uno tiene unas circunstancias laborales y personales diferentes”   

Por último, el portavoz de Izquierda Unida, Álvaro Sanz, se ha mostrado favorable a “incrementar la oferta pública” para dar respuesta a la necesidad de conciliar, un propósito en el que a su juicio el medio rural ha sido “pionero”, así como abordar el debate social referido a los cuidados y el necesario “reequilibrio” en el reparto de las cargas familiares.

Notas de prensa relacionadas: