Actualidad

Nota de prensa

Allué confía en la prolongación de los ERTEs hasta septiembre y las ayudas para paliar la crisis de un sector turístico que buscará atraer al visitante nacional y del sur de Francia

Allué confía en la prolongación de los ERTEs hasta septiembre y las ayudas para paliar la crisis de un sector turístico que buscará atraer al visitante nacional y del sur de Francia
La directora general de Turismo, Elena Allué, ha expuesto la estrategia del plan de choque diseñado por el Gobierno de Aragón durante su comparecencia en la Comisión de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial a petición de PP y Ciudadanos

Bajo la premisa de que “cualquier esfuerzo será importantísimo” ante la caída estimada de un treinta y cuatro por ciento del PIB en el sector y con el objetivo de “asegurar el mayor número posible de empleos y empresas turísticas”, la directora general de Turismo, Elena Allué, ha expuesto en el órgano sectorial de las Cortes, a petición de PP y Ciudadanos, las medidas que contiene el plan de choque para la recuperación y reactivación del turismo en Aragón ante la crisis sanitaria y económica que deja la COVID-19. 

La responsable del Ejecutivo autonómico ha destacado que ese plan estratégico se ha elaborado con el consenso de todo el sector turístico aragonés, que ha visto atendida su petición de recibir a partir de julio “ayudas directas”, un concepto al que, según Allué, irá la mayor parte de los seis millones de euros del “reseteado” presupuesto de su negociado tras la “macromodificación” de crédito realizada. 

Junto a esas “primeras ayudas” (porque Allué confía en que llegue más dinero procedente del Estado y de Europa), la directora general ha considerado que la prolongación de los ERTEs al menos hasta septiembre será “la mejor medida de rescate” del sector turístico. “Mientras no haya libre circulación, los establecimientos no abren porque no están llegando al nivel de facturación. Yo misma les he recomendado que no lo hagan”, ha reconocido. 

Allué ha explicado que del resto del presupuesto saldrá un millón noventa y seis mil euros que irá orientado a la promoción turística y los distintivos de seguridad sanitaria de las asociaciones turísticas, así como una partida que se reserva para dos campañas de comunicación. Una de ellas, dirigida a los aragoneses bajo el lema “las vacaciones de unos son el trabajo de otros” y otra, de carácter nacional y enfocada a las regiones limítrofes situadas a unas tres horas en coche, que contará con la participación de rostros de aragoneses conocidos del mundo del deporte, la cultura y la investigación.   

En ese sentido, la responsable del turismo ha asegurado que Aragón “no renuncia” al turismo extranjero y, en cuanto se abran las fronteras, se centrará en intentar captar visitantes en el sur de Francia con una oferta basada en el “turismo familiar y al aire libre que busca un destino seguro y no masificado”.

Para trasladar esa certidumbre al visitante de fuera, el Gobierno de Aragón decidió desmarcarse de la certificación promovida por el Instituto para la Calidad Turística de España (ICTE) a través de auditorías externas, que supondría, según Allué, un coste que no pueden permitirse en estos momentos muchas empresas pequeñas y, de manera unilateral, ha sacado un distintivo de turismo seguro cuyo coste será cubierto por las ayudas que se canalizan a través de las asociaciones. Una iniciativa que dispone una formación que está a punto de concluir y otorga unos distintivos que, por ejemplo, ya ha comenzado a recibir la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Huesca. 

El plan de choque contiene también medidas como un pacto público-privado con la Administración “abierta a las sensibilidades” de los empresarios y, estos, “dinámicos” para adaptarse a las circunstancias, medidas sanitarias con veintiún protocolos de seguridad únicos para todo el país, con el fin de, según Allué, “evitar un desastre”. También, normativa estatal y aragonesa para “blindar” los negocios del sector y un “análisis del estado de situación” de estas  empresas turísticas. “Esta situación tan grave no la va a poder resolver una Comunidad autónoma por sí sola, sino que deben ser el Estado y la Unión Europea los que adopten medidas de inyección presupuestaria para sacar el sector a flote”, ha defendido.   

El diputado popular Juan Carlos Gracia ha recordado a la directora general que pidieron su comparecencia hace dos meses para “valorar la situación actual del turismo en Aragón provocada por la pandemia” y para “conocer la planificación realizada por la Dirección General para hacer frente a una crisis ante la que entendemos que se deben tomar medidas excepcionales”. Desde Ciudadanos, la diputada Jara Bernués ha preguntado a Allué acerca de las “actuaciones que su Departamento está llevando a cabo o va a llevar en relación con el relanzamiento de Aragón como destino turístico” porque “la sociedad ha cambiado, la mentalidad de la gente también y los turistas van a evitar aglomeraciones”.

La parlamentaria socialista Olvido Moratinos ha agradecido a Allué “la explicación y el trabajo ágil, rápido y diligente que han realizado en los últimos meses” y ha incidido en que “Aragón se cree el turismo, escucha al sector, lo conoce y sabe cómo tiene que reaccionar”. Marta Prades, desde Podemos, ha coincidido con la directora general en que “es importante que desde todas las administraciones públicas se trabaje conjuntamente para aportar medidas y presupuestos” y ha destacado “las medidas que se han implementado en el sector para ofrecer garantías sanitarias a sus potenciales consumidores”.

Isabel Lasobras (CHA) ha apuntado que “la pandemia ha supuesto un desastre total para el sector del turismo aragonés y la hostelería” y las “pérdidas en muchísimas empresas ha llegado a ser del cuarenta y cincuenta por ciento”, pero, ha añadido, “nuestra Comunidad tiene la oportunidad de mejorar gracias al turismo de proximidad, sostenible y poco masificado”. Marta Fernández, en representación de Vox en Aragón, ha declarado que “el turismo es la actividad más expuesta al coronavirus y más comprometida por la pandemia”, al tiempo que ha preguntado a Allué “con qué fondos europeos contamos o vamos a contar de manera inmediata en Aragón”.

Jesús Guerrero (PAR) ha señalado que el año pasado “dos de las comunidades autónomas más poderosas, como son Baleares y Canarias, descendieron en el número de visitantes” y, sin embargo, “Aragón aumentó casi un tres por ciento, lo que demuestra que sigue siendo tierra de oportunidades”. El diputado de IU, Álvaro Sanz, ha explicado que “se están haciendo esfuerzos y se están adecuando los impulsos a la situación concreta de cada momento”, pero “hay que ir reflexionando sobre el futuro”, “reforzar el turismo interior” y “solucionar los problemas de un sector que cuenta con cincuenta y seis mil trabajadores y que vertebra la economía”.

Notas de prensa relacionadas: