Actualidad

Nota de prensa

Las Cortes debaten sobre la interrupción voluntaria del embarazo y la gratuidad de mascarillas para los mayores de sesenta y cinco años

Las Cortes debaten sobre la interrupción voluntaria del embarazo y la gratuidad de mascarillas para los mayores de sesenta y cinco años
Las dos iniciativas han sido presentadas por Santiago Morón (Vox) y Ana Marín (PP) y, pese a contar con una enmienda in voce de IU, no han conseguido obtener los votos favorables de la mayoría de la Cámara autonómica

La Comisión de Sanidad de las Cortes de Aragón ha acogido esta mañana el debate y la votación de dos proposiciones no de ley presentadas por Vox y PP acerca de la interrupción voluntaria del embarazo en relación con las personas con síndrome de Down y la posibilidad de ampliar en el tiempo la distribución de mascarillas gratuitas para mayores de sesenta y cinco años, que han sido rechazadas en su totalidad.

En primer lugar, los diputados comisionados han tenido tiempo de debatir una iniciativa presentada por Vox en Aragón para instar al Gobierno de España a modificar la Ley 2/2010 de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo en relación a las personas con síndrome de Down para eliminar la discapacidad como causa legal de interrupción voluntaria del embarazo, así como dotar a los hospitales de la región de un protocolo sistemático de atención a las familias que van a tener un hijo con discapacidad.

Su diputado Santiago Morón ha denunciado que la ley reproductiva “discrimina” a las personas por presentar alguna discapacidad y que la sensibilización de “ciertos sectores” de la sociedad con este colectivo es “manifiestamente mejorable”. Sus argumentos han encontrado el rechazo de la mayoría de los grupos en una votación por separado en la que la modificación legal sólo ha recibido el voto favorable del proponente y la dotación de un protocolo de información a las familias ha cosechado los apoyos de PP y Vox en Aragón, la abstención de Ciudadanos y el no del resto.

Olvido Moratinos (PSOE) ha estimado el aborto como un “debate pasado” por lo que ha descartado admitir “ningún retroceso” en los derechos de las mujeres. Ana Marín (PP) ha pedido “respeto” para un asunto “muy complejo” que aúna “muchas sensibilidades” y ha recordado que la ley orgánica referida lleva recurrida por su grupo en el Congreso desde 2010. Susana Gaspar (Ciudadanos) ha criticado la “politización” de una decisión “traumática” para las mujeres y sus familias que lleva, o bien a “criminalizarlas”, o bien a considerar la “barra libre”, y, además de presentar una enmienda in voce para que garantizar que las mujeres cuenten con "toda la información", ha pedido la votación separado.

Por su parte, Itxaso Cabrera (Podemos EQUO Aragón) ha rechazado una proposición propia de “la derecha más reaccionaria” porque para poder ampliar el plazo de interrupción del embarazo deben concurrir graves anomalías y en ellas no se nombra el síndrome de Down. Isabel Lasobras (CHA) ha identificado la iniciativa como una réplica de los “movimientos neomachistas” que combaten las conquistas logradas por las mujeres en los años setenta. Esther Peirat (PAR) ha razonado su voto negativo porque la justificación para la modificación legal no aparece en el artículo mencionado y la atención a las familias ya existe. Por último, para Álvaro Sanz (IU) el proponente “está utilizando un asunto muy sensible para alimentar su cruzada contra el aborto”. 

A lo largo de la mañana ha decaído tamién, con los votos en contra de PSOE, Podemos, CHA, PAR e IU, una proposición no de ley del G. P. Popular sobre la distribución de mascarillas gratuitas para mayores de sesenta y cinco años y otros colectivos. La encargada de defender la iniciativa ha sido la portavoz sectorial, Ana Marín, quien ha apuntado que “en la circular 43-20 aparece que el número de mascarillas quirúrgicas a repartir entre los mayores de sesenta y cinco años es de cuatro por persona, y estas tienen una vida máxima de cuatro horas, por ello pedimos que ese número se eleve a ocho y que su gratuidad sea hasta que la obligatoriedad de su uso cese”.

El diputado de IU, Álvaro Sanz, ha presentado una enmienda in voce a la iniciativa del PP y ha instado a Marín a que “se facilite la dispensación en las farmacias de mascarillas reutilizables para evitar los residuos contaminantes de las desechables y se posibiliten unas bonificaciones ajustándolas a las circunstancias sociales y económicas de cada unidad familiar”. 

A continuación, han tomado la palabra los grupos no enmendantes. La parlamentaria socialista Olvido Moratinos ha recriminado a Marín que “lo justo hubiera sido reconocer el acuerdo al que ha llegado el Colegio de Farmacéuticos y la Consejería de Sanidad”, al tiempo que ha explicado que “se ha ofrecido la posibilidad a las mutuas de entregar mascarillas reutilizables para los mutualistas mayores de sesenta y cinco años”. Susana Gaspar (Ciudadanos) ha apuntado que “las familias aragonesas y españolas nos hemos encontrado con un nuevo gasto en el carro de la compra, que son las mascarillas, algo esencial para prevenir la expansión del virus” y, en este sentido, ha añadido, “no está de más extrapolar su gratuidad a las familias más vulnerables o con miembros en ERTE”.

Itxaso Cabrera (Podemos) ha asegurado que no puede dar el voto afirmativo a la iniciativa porque esta “responde al por qué, pero no define el alcance temporal de la medida, ni el porcentaje de población ni el coste económico”. Desde CHA, Isabel Lasobras ha recordado que “desde el 1 de junio se han empezado a repartir mascarillas a personas mayores de sesenta y cinco años y a personas exentas de aportación en farmacia, personas que cobran una pensión contributiva, etc., al tiempo que ha indicado que “hay un desequilibrio en la iniciativa” relacionada con la renta de cada uno.

En representación de Vox, Santiago Morón ha anunciado que apoyará “esta proposición no de ley por considerar que es de sentido común y mejora la orden del Gobierno de Aragón”. Además, ha insistido en que, “si las mascarillas se reutilizan, ni van a proteger a la persona ni a los que la rodean, y el objetivo de su entrega se va a perder”. Esther Peirat, en representación del PAR, ha afirmado que su grupo “cree que el fondo de la iniciativa es positivo”, pero “carece de algunas especificaciones en un tema en el que hay que tener en cuenta la recomendación de los expertos o la capacidad real de stock en el mercado”.

Notas de prensa relacionadas: